La novia de su ex esposo tatúa a su hijo de 7 años y su madre en desacuerdo busca la forma de “arreglar” las cosa

La novia de su ex esposo tatúa a su hijo de 7 años y su madre en desacuerdo busca la forma de “arreglar” las cosa

Polina Nenya es una mujer divorciada y madre de tres hermosos niños, en 2018 se separó de su esposo Yury Chernetsky, quien es un reconocido artista del tatuaje que posee sus propios locales en varias ciudades de Rusia.


Theodore es uno de sus hijos, tiene 7 años, vive con su madre y sus otros dos hermanos. Recientemente su padre generó un gran disgusto en la mamá del pequeño, al tomar la decisión de permitir que le hicieran un tatuaje.


A pesar de sus muchas ocupaciones y del tiempo que le requiere atender sus negocios, el padre de los niños trata de estar siempre con ellos y disfrutar de cálidos momentos familiares juntos.


Recientemente, luego de una visita a su padre, el jovencito de 7 años volvió a casa de su mamá con una pequeña sorpresa en su muñeca: la nueva novia de su papá le había hecho un pequeño tatuaje al niño y su padre lo había consentido sin oponerse.


El pequeño tatuaje ubicado en su muñeca fue hecho sin que en ningún momento pensara en las repercusiones que luego podría tener esta acción en su hijo.


La reacción de la madre no se dejó esperar e inmediatamente se quejó por no haber sido consultada sobre el tatuaje que le habían hecho a su hijo.


“Para mí es un acción en el cuerpo de un menor que podría tener consecuencias negativas, no estoy de acuerdo con la actuación de Yury y su novia, debieron pedir mi permiso antes de hacerlo, esto podría ser para toda la vida”, comentó molesta la mamá del chico.


“No tomaron en cuenta mi opinión respecto al tatuaje, no me informaron nada, por lo visto no evaluaron las posibles consecuencias de lo que hicieron”, agregó Polina Nenya muy alterada.


La mujer espera que este hecho fije un precedente y que sirva como ejemplo para los padres, y tatuadores eviten complacer los pedidos de sus clientes, en especial para los padres que siempre esperan consentir los caprichos de sus hijos sin tomar en cuenta las consecuencias de sus actos.


Ante la solicitud de apoyo en la redes. algunos usuarios enviaron mensajes a la madre de los niños explicándole que la artista que hizo el tatuaje no tenía la culpa, ese era su trabajo, además el niño no estaba sólo, lo acompañaba su papá, que debería estar molesta con él por no pedir su permiso, ambos son responsables.


Otro usuario le comentó que el pequeño tampoco tenía culpa.


Te compartimos el vídeo del momento que el pequeño Theodore recibe el tatuaje de parte de la novia de su padre.


Ambos padres debieron consultarse mutuamente sobre las decisiones en las que estén envueltos sus hijos, ambos son responsables de su crianza, por ende de su salud y de su educación.

Artículo siguiente