Síntomas de las lombrices: los signos seguros de que dentro de tu cuerpo viven asquerosos gusanos

Síntomas de las lombrices: los signos seguros de que dentro de tu cuerpo viven asquerosos gusanos

No hay nada más desagradable que imaginarte con gusanos vivos pululando dentro de tu cuerpo. Sería bueno que todo acabara allí, pero la realidad es que es probable que aún tengas a esos vomitivos animales viviendo en tu interior.

¿Y cómo saberlo entonces? Lo mejor, en principio, es ir a un médico para saber a ciencia cierta si tienes dentro tu organismo a estos incómodos huéspedes. No obstante, antes de visitar a un profesional, puedes hacerte una idea consultando nuestra lista de síntomas de lombrices intestinales.

 ¿Qué son los parásitos intestinales? 

¿Qué son los parásitos intestinales?

wnews.life

Dentro de nuestro cuerpo convivimos con miles de organismos que dependen de nuestra vida para la suya propia. Algunas de estos resultan beneficiosos para el desarrollo de las funciones de nuestro cuerpo, sin embargo, otros nos causan enfermedades.

Tal es el caso de las lombrices, gusanos o parásitos intestinales que viven en humanos, estos organismos simbióticos utilizan nuestro cuerpo como medio para alimentarse, reproducirse o realizar cualquier función básica necesaria para su supervivencia. Logrando muchas veces vivir largo tiempo alojados en muchos de nuestros órganos, generando daños en algunos de los procesos internos de nuestro cuerpo, como la respuesta inmune, e incluso alterando genéticamente nuestras células.

¿Cómo aparecen los parásitos en el cuerpo?

¿Cómo aparecen los parásitos en el cuerpo?

shutterstock.com

Es a través de la boca la manera más común en que estos parásitos pueden ingresar a nuestro cuerpo, como pequeños huevos escondidos en nuestras manos, y de ahí derivarse a otros órganos.

Las lombrices en adultos y niños están bastante relacionadas con malos o deficientes hábitos de higiene, que permiten la ingesta de estos parásitos a través de las manos y alimentos. Así, por ejemplo, si una persona infestada con parásitos toca a otra, es posible que ésta pueda llevar hacia el interior de su cuerpo las larvas de gusanos.

De esta manera, si una persona tiene parásitos, toda su familia o gente cercana a ella los tendrá, haciendo una cadena de contagio.

Otras maneras de ingreso de los parásitos al cuerpo humano es por medio de la picadura de insectos como los mosquitos, por el consumo de alimentos mal lavados o cocidos en pobres condiciones de salubridad e incluso por el aire que respiramos.

 Las variedades de los parásitos

Las variedades de los parásitos

shutterstock.com

Los parásitos que se pueden alojar dentro de nuestro cuerpo son de dos tipos: los protozoos, unicelulares, y los helmintos, pluricelulares.

Los protozoos son pequeños organismos que se multiplican en el interior de los seres humanos, como las amebas o las giardas, pudiendo generar enfermedades como la colitis, disentería, desnutrición o malaria.

En cambio, los helmintos son habitantes únicos; entre las especies existentes se encuentran las tenias, oxiuros, ascáridos y triquinas. Algunas de las enfermedades derivadas de su presencia son la cisticercosis, triquinosis, prolapso rectal y anemia.

El hábitat más recurrente de los gusanos en adultos y niños son los intestinos, lugares donde se realiza la absorción de nutrientes de los alimentos y donde los parásitos pueden encontrar una gran despensa de la que podrán alimentarse. Sin embargo, esto no significa que dichos animales no puedan vivir en otras zonas del cuerpo, pues algunos pueden elegir el cerebro como lugar de alojamiento.

Los parásitos intestinales y sus síntomas

En el caso de los niños, un par de signos casi inequívocos de la presencia de gusanos internos es verlos rascándose la zona anal o tener el vientre hinchado. En el caso de las lombrices en personas adultas, los síntomas que pueden alertar sobre su presencia pueden ser temperatura elevada en las noches, alergias, crecimiento del hígado, problemas de la piel e insomnio.

A continuación, resumimos los síntomas más comunes de lombrices intestinales en personas adultas y niños.

 Crecimiento lento: 

Crecimiento lento

shutterstock.com

Normalmente asociamos un crecimiento lento en los niños con una falta de nutrientes, sin embargo, no siempre el origen de este retardo en el desarrollo se debe a causas tan simples. Si se mira con detenimiento, se podría descubrir que se encuentran invadidos internamente por parásitos, los cuales están haciendo uso de las reservas de nutrientes que les hacen falta para crecer.

Así, mientras los gusanos al interior del cuerpo crecen y se multiplican, nuestros niños se mantienen pequeños y malnutridos, a pesar de la una buena alimentación diaria, generando en muchos casos una anemia crónica.

 Fatiga: 

Si no tienes energía suficiente a diario o si ves a tus niños durmiendo más de lo necesario, posiblemente sea porque tengas parásitos viviendo contigo. Esto se deriva de una necesidad de nutrientes que no es suministrada en suficientes cantidades.

Además, estos organismos pueden generar intoxicaciones relacionadas con sustancias que ellos mismos segregan dentro nosotros dando como consecuencia que las personas tengan dificultades para mantenerse despiertas, concentrarse, recordar cosas y sentirán cansancio; estos síntomas están relacionados con la anemia.

 Diarrea: 

Diarrea

shutterstock.com

Un estómago flojo es uno de los síntomas de gusanos intestinales más evidentes de una infestación de parásitos. El tener el cuerpo infestado de parásitos, sobre todo protozoos, origina diarrea con relativa frecuencia , debido a las lesiones en las paredes de los intestinos.

También son los oxiuros los responsables de una diarrea por lombrices.

 Dolor abdominal: 

Esto se origina como consecuencia de la alimentación de los parásitos intestinales en adultos; al hacer contacto con las vellosidades intestinales para poder ingerir nutrientes se genera un dolor en la parte baja del abdomen , lo cual en el caso de las mujeres puede ser confundido con cólicos menstruales.

Usualmente los parásitos que ocasionan este tipo de malestar son aquellos denominados helmintos, por su gran tamaño.

 Tos seca: 

La tos seca frecuente es un síntoma de que algunos protozoos o larvas de helmintos se han dirigido hacia los pulmones o el esófago, haciéndolos su hogar y generando irritación.

También puede deberse a alergias, pues los parásitos estimulan la respuesta de la inmunoglobulina, un compuesto químico que nos defiende de virus y agresiones externas, generando como uno de sus síntomas tos con pus y/o sangre, confundiéndose con el resultado de problemas respiratorios.

 Cambio en el apetito: 

Cambio en el apetito

shutterstock.com

Si tienes lombrices estomacales, ellas pueden generarte un cambio repentino en tus hábitos alimenticios ya sea aumentando tu consumo de comida diaria, al requerir más para poder satisfacer sus necesidades en detrimento de las tuyas; o disminuyéndolo al ocupar un espacio que el intestino interpreta como lleno de alimentos y dando una sensación de saciedad.

Además, después de comer los gusanos intestinales en adultos pueden ocasionar náuseas y reflujo.

 ¿Cómo deshacerse de los parásitos?

Es posible que puedas encontrar métodos milagrosos para eliminar lombrices intestinales en adultos, pero lo cierto es que este tipo de soluciones es más bien riesgoso, porque podrías, en efecto, eliminar a los indeseados gusanos, pero también eliminarás flora bacteriana necesaria para un buen funcionamiento del organismo.

Otro inconveniente de estas “curas” naturales es la inexistencia de un diagnóstico claro. Para ello hace falta pruebas de laboratorio e incluso tomografías, si los parásitos se encuentran alojados en órganos como el cerebro o pulmones.

El tratamiento más eficiente en caso de parasitosis es la medicación, la cual, como sabes, sólo puede ser recetada por un médico.

En tanto, lo mejor que puedes hacer para prevenir la invasión de parásitos es cumplir con los hábitos de higiene de la manera más rigurosa posible y evitar consumir alimentos en lugares de dudosa salubridad.

Síntomas de las lombrices

shutterstock.com/wnews

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. 10 efectivos remedios caseros para bajar la tensión alta
  2. Remedios caseros para combatir el estreñimiento
  3. 10+ primeros síntomas de la gastritis que requieren un tratamiento inmediato para no terminar con un agujero en el estómago
Artículo siguiente