Siete posibles razones de la dolencia de costillas. Síntomas y causas de la dolencia en el pecho

Siete posibles razones de la dolencia de costillas. Síntomas y causas de la dolencia en el pecho

Muchas personas han sentido una dolencia en el pecho o en las costillas alguna vez. Es una molestia que usualmente desaparece en un par de días sin mayores consecuencias. Sin embargo, cuando el dolor no cede o empeora, puede tratarse de una patología mucho peor. En este artículo conocerás las diferentes condiciones asociadas con la dolencia y cómo identificar si es conveniente buscar atención médica o no.

Caja torácica

Está formada por los veinticuatro huesos del costillar, el esternón y el cartílago que los une. Su función principal es proteger a los órganos vitales que se encuentran dentro de ella, incluyendo el corazón y los pulmones.

Cada hueso se une a una vértebra de la columna, la cual funciona como apoyo de la caja. Asimismo, esta estructura ósea sirve de protección a otros órganos circundantes, tales como el bazo, los riñones, la vesícula biliar y el hígado.

Si una persona llega a lesionar alguno de los componentes de la caja torácica, sentirá una dolencia generalizada en el resto de las partes (vértebras, cartílago, etc.) por tratarse de una estructura conjunta.

Síntomas de la dolencia de costillas

Síntomas de la dolencia de costillas

unsplash.com

Pueden variar en función de las causas del problema. Sin embargo, algunos síntomas comunes en todos los casos suelen ser:

  • Problemas para respirar;
  • Sensibilidad;
  • Moretones.

Ubicación de la dolencia

La caja torácica es bastante amplia y puede lesionarse de diferentes maneras, desde una fisura de costilla hasta el desplazamiento de una vértebra. Por tal razón, es importante conocer el foco de la dolencia para determinar el tratamiento más apropiado. A continuación, te mostramos las zonas de la caja que son más propensas a sufrir dolencias.

Dolencia en las costillas flotantes

Las flotantes son las únicas que no están unidas al esternón, y se ubican en la zona más baja de la caja. En total son veinte costillas verdaderas y cuatro flotantes. Su condición las hace particularmente vulnerables al desplazamiento, las fisuras y las fracturas. En cualquiera de estos casos, el afectado sufre una dolencia bastante pronunciada y suele necesitar asistencia médica.

Dolencia en las costillas al respirar o toser

Dolencia en las costillas al respirar o toser

pixabay.com

La dolencia en el pecho al respirar suele ser causada por una patología conocida como costocondritis, la cual explicaremos más adelante. Manifiesta también una ligera inflamación que tarda meses en sanar. Otras patologías asociadas a este tipo de dolencia son la artritis, el sufrimiento del estrés o el shock emocional.

Si la dolencia aparece al toser, puede deberse a una leve fisura. Las causas más comunes son los golpes y los movimientos violentos. Es este caso, el paciente debe guardar reposo y evitar el más mínimo movimiento.

Dolencia en la parte izquierda de las costillas

La dolencia en el costado izquierdo debajo de las costillas suele ser generada por alguna fractura, aunque no siempre es así. Muchas veces, la presión que ejerce un órgano vital inflamado, como el bazo, es la causa de la molestia. Se recomienda acudir a un médico de inmediato para que determine la verdadera razón.

Dolencia en la parte derecha de las costillas

La dolencia en el costado derecho debajo de las costillas es una señal común de las afecciones pancreáticas, apendiculares y renales. También puede deberse a un problema en los huesos de la cadera, una fractura o a los efectos de una afección degenerativa.

Dolencia debajo de las costillas

Los pacientes con osteoporosis se quejan con frecuencia de dolencia debajo del pecho. Esto se produce cuando los huesos disminuyen su grosor y los músculos que los recubren terminan cediendo. Las personas que sufren de reflujo también experimentan dolencia debajo del pecho cuando los ácidos llegan al esófago.

Posibles causas de la dolencia en la caja torácica

Posibles causas de la dolencia en la caja torácica

pixabay.com

La dolencia en los costados y en el pecho puede tener varias razones. De hecho, la dolencia no se origina en el hueso, sino en los músculos que los recubren. La presión excesiva de algún órgano o tejido, el pinchazo de algún hueso roto o el deterioro de la estructura ósea son solo algunas de las causas. A continuación, te explicamos las más comunes.

Golpes

Los golpes y los movimientos bruscos pueden generar inflamación y desplazamiento de las vértebras. Las personas que practican deportes que exigen desgaste y contacto físico suelen ser más propensas a las lesiones de esta naturaleza. Si la dolencia no cede después del segundo día, es recomendable acudir a un médico.

Fisura en una costilla

Muchas personas tienen la falsa creencia de que los huesos solo se rompen con los golpes fuertes y los movimientos violentos. Sin embargo, no es así. Una tos muy fuerte puede llegar a fisurar e incluso fracturar un hueso. Si sufres de tos y la dolencia de tórax es insoportable, es mejor consultar la opinión de un experto. Si te preguntas cómo se cura la fisura de costilla, la respuesta es el reposo.

Fibromialgia

Fibromialgia

unsplash.com

Es una afección nerviosa que se caracteriza por la manifestación de dolencias agudas, taquicardias y punzadas. Ambos sexos pueden sufrirla, pero las damas, en particular, son mucho más propensas. La molestia puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, aunque es bastante recurrente en la zona de la caja torácica. Curiosamente, la dolencia de pecho que origina es la primera causa de reclusión hospitalaria en pacientes con fibromialgia.

Costocondritis

También se le conoce como Síndrome de Tietze, es una afección que se caracteriza por la inflamación de las costillas, específicamente en el cartílago que las une con el esternón. La dolencia puede ser leve en algunos casos y bastante severa en otros. Normalmente, al presionar la costilla existe dolencia y, en el peor de los casos, la molestia se extiende a los brazos. Puede curarse con tratamientos médicos, pero algunas veces la cirugía es necesaria.

Embolia pulmonar

Embolia pulmonar

unsplash.com

Ocurre cuando un coágulo de sangre obstruye una de las arterias que suministran sangre a los pulmones. La condición puede causar daños irreversibles en los tejidos pulmonares, privándolos del oxígeno necesario para funcionar. Si no es tratada a tiempo, la embolia puede ser mortal.

Para aprender a identificarla, a continuación dejamos los síntomas más evidentes:

  • Sudoración excesiva.
  • Tos recurrente.
  • Esputo con sangre.
  • Pérdida del conocimiento.
  • Aumento de la ansiedad.
  • Cambios bruscos en la tensión.
  • Respiración demasiado rápida.

Cáncer

Quienes lo padecen suelen manifestar molestias debajo de las costillas, respiración dificultosa, silbidos al respirar, esputo con sangre y dolencias al respirar, reír o toser. Si es detectado a tiempo, el cáncer de pulmón es curable. En cambio, si la afección ya ha hecho metástasis a otros órganos y tejidos del cuerpo, la afección es mortal.

Pleuresía

La pleuresía es la inflamación de los tejidos blandos que recubren los pulmones y los huesos del costillar. En estado normal, ambos tejidos se rozan suavemente durante la respiración. Sin embargo, cuando se inflaman, generan presión y dolencia sobre el pecho. Usualmente, es causada por una infección y se recomienda el uso de antibióticos para curarla.

Tipos de dolencia de costillas

Dependiendo de la ubicación de la lesión, la molestia puede manifestarse de diferentes maneras. De acuerdo con la intensidad y la frecuencia, la dolencia puede clasificarse como:

  1. Leve.
  2. Severa.
  3. Intermitente.
  4. De lento desarrollo.
  5. Constante.
  6. Repentina.
  7. Que empeora con la respiración y el movimiento.

¿Cuándo consultar a un doctor?

¿Cuándo consultar a un doctor?

pixabay.com

Como dijimos al principio, si en un par de días la condición no mejora por sí sola, es recomendable visitar a un médico para descartar cualquier patología. Una dolencia de pecho que no se cura es un problema grave y debe ser tratado con urgencia. Muchos pacientes de cáncer de pulmón no han logrado sobrevivir al pasar por alto los primeros síntomas de la afección.

¿Cómo se puede prevenir la dolencia de costillas?

Para prevenir la dolencia ocasionada por la contractura muscular, se recomienda ejecutar ejercicios de estiramiento. Beber agua suficiente también es importante para este fin. Si estás siguiendo un tratamiento médico para la dolencia, séconstante y no desistas. Los masajes y los baños relajantes también son una buena opción para disipar esta clase de dolencias.

Notas finales

Es muy probable que todos hayamos sentido una dolencia en el tórax en algún momento de nuestras vidas. Aunque sea cierto que la mayoría de las veces no se trató de algo serio, nunca está de más chequear nuestro estado de salud periódicamente. Nadie está exento de sufrir alguna afección, y un diagnóstico a tiempo puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Si has sufrido de estas dolencias por mucho tiempo, no dejes de ir a un médico. Recuerda siempre que tu salud es lo primero.

dolencia en el pecho sintomas

unsplash.com/rawpixel/wnews

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. Hinchazón de los tobillos: causas, tratamientos y prevención
  2. ¿Cómo no manchar todo a su alrededor? Remedios caseros para cortar la diarrea de manera rápida y natural
  3. ¿Cómo eliminar los hongos de las uñas? Remedios caseros para tener unos pies sin hongos y sin mal olor
Artículo siguiente