Si se te hace difícil bajar el nivel de triglicéridos, prueba con estos consejos

Si se te hace difícil bajar el nivel de triglicéridos, prueba con estos consejos

Has disfrutado de la vida sin restricciones ni exigencias cuando, de repente, un día, un dolor en el pecho o en la parte baja del vientre te obliga a ir al hospital de urgencia. Te hacen exámenes y éstos arrojan un alto nivel de colesterol y triglicéridos. Ese día, asustado, te propones cumplir al pie de la letra todas las instrucciones del doctor, pero sales a la calle y de pronto te das cuenta de lo difícil que es cumplir con tu propósito: hacer dieta y ejercicio es lo más difícil.

Pero no te preocupes, aquí te presentamos una lista de remedios caseros para bajar el colesterol y para bajar los triglicéridos. Estos remedios te pueden ayudar a cumplir tu propósito inicial.

 Cambia la dieta

Si lo que quieres es saber cómo bajar los triglicéridos, lo primero y lo más urgente es cambiar tus hábitos alimenticios. Esto no significa que te prives de todo aquello que te gusta, sino que demanda empezar a incluir en tu dieta otro tipo de alimentos que te ayudarán a completar las necesidades fisiológicas de tu cuerpo. Implica también controlar las cantidades de lo que comes, vigilar los horarios y las frecuencias de tus comidas.

Recuerda que los triglicéridos son grasa que adquirimos al consumir cualquier tipo de alimento con aceites, alcohol o azúcar.

Cambia la dieta

shutterstock.com

Los remedios para bajar los triglicéridos que te enumeraremos a continuación no son la panacea para disminuir su acumulación milagrosamente, pero sí te ayudarán, en conjunto con la dieta, a procesar las grasas adicionales que tu organismo consume a diario.

 Vinagre de manzana

Gracias a sus pectinas y enzimas, impide que el intestino delgado absorba la grasa para transportarla luego al resto del cuerpo por medio de la sangre. La mejor forma de consumir vinagre de manzana es diluirlo en agua y agregarle una cucharadita de miel o edulcorante para darle un mejor sabor. Se puede tomar dos veces al día, al levantarte y al acostarte, acompañando a las comidas. No debes superar las dos cucharadas diarias.

 Canela

Mucho más segura que el vinagre de manzana para ser ingerida a diario, salvo que se seas alérgico a ella. La canela es uno de los remedios caseros para bajar el azúcar, el colesterol y los triglicéridos, pues  evita que se oxiden las grasas en cada una de las células y en el hígado en específico, para ser transformadas finalmente en triglicéridos. Actúa sobre todo en los azúcares, ayudando a facilitar su metabolismo.

 Ajo

Ajo

shutterstock.com

Este alimento es muy recomendado como remedio natural para el colesterol y los triglicéridos; sin embargo, diversos estudios han probado que no existe tal relación. En cambio, para lo que sí resulta útil es para la dilatación de las arterias; esto permite el libre paso de la sangre y evita cúmulos de grasa en ellas, lo cual podría generar una afección al corazón.

Si tienes problemas de coagulación o de gastritis, lo mejor será evitar su consumo, porque también puede irritar el sistema digestivo.

 Batido de berenjena y pepino cohombro

Este batido combina los efectos antioxidantes y excretores de la grasa que provee la berenjena con los poderes reguladores de la circulación del pepino.

Así, puedes licuar estos dos vegetales juntos y beber este jugo natural para bajar los triglicéridos. Haz esto durante 15 días para ver resultados efectivos.

 Té verde

Este té para bajar el colesterol y los triglicéridos es efectivo porque, aparte de evitar que las grasas sean procesadas, también favorece su expulsión por medio de las heces y activa el metabolismo, haciendo que los triglicéridos sean consumidos y no se acumulen en el cuerpo.

 Omega 3

Té verde

shutterstock.com

Los omega 3 son grasas beneficiosas para nuestro cuerpo y tienen efectos positivos en el funcionamiento de los sistemas nervioso e inmunológico. Además, ayudan en el tratamiento de los triglicéridos altos y el colesterol.

Los alimentos con alto contenido de omega 3 son los pescados (especialmente salmón, jurel, atún, trucha y caballa), verduras de hoja oscura (por ejemplo, la espinaca); nueces, linaza y aceites de oliva y canola.

 Té de cáscara de mandarina

La cáscara de mandarina contiene antioxidantes que, bien aprovechados, pueden ayudar en tu dieta para controlar el colesterol y los triglicéridos altos. De esta manera, después de consumir la fruta, coloca la cáscara en una cacerola con agua y cocina durante 5 minutos para preparar un té que te ayudará a reducir esas grasas en tu cuerpo.

 Agua de avena

Otro alimento que contiene altas cantidades de fibra es la avena. Esta hace trabajar más al cuerpo para su digestión, consumiendo más cantidad de energía suministrada por las reservas de grasa. Igualmente, la avena, una vez en el intestino delgado, ayuda a excretar las grasas gracias a los mucílagos que contiene.

¿La mejor forma de tomarla? En ayunas, después de haber pasado la noche reposando en agua.

 Actividad física y cambio de estilo de vida

Actividad física y cambio de estilo de vida

shutterstock.com

Si los triglicéridos se acumulan en nuestro cuerpo es porque, básicamente, son reservas de energía que no consumimos; por eso resultan de suma importancia para regular estos niveles en la sangre y mantenernos activos día con día para consumir toda la energía sobrante.

Además, debes tener en cuenta estos consejos para que tu proceso de bajar el colesterol y los triglicéridos naturalmente sea preciso y efectivo:

 Controla tu ingesta calórica

Los alimentos son energía que se cuenta en calorías, pero en nuestro cuerpo se acumulan en forma de grasa. Por eso, en tu alimentación diaria debes procurar equilibrar la cantidad exacta de calorías que ingieres de acuerdo con tu ritmo de vida y ejercicio. Una dieta promedio para adultos no debe exceder las 2000 calorías. En tanto, para los niños menores de 9 años no debe exceder las 1400; a partir de allí hasta los 13 años, no debe sobrepasar las 1800; y entre los 14 y los 18 años, el consumo no debe ser mayor a 2200 calorías.

 Come en porciones pequeñas

La mejor opción es comer en cantidades pequeñas con una mayor frecuencia. Lo recomendable es hacer 5 comidas diarias; de esta manera, el metabolismo del cuerpo permanece activo y consume más energía a diario.

 Haz deporte

Haz deporte

pexels.com

Hacer deporte a diario reduce las probabilidades de acumular grasa y sufrir un infarto, mantiene las articulaciones y los músculos en buen estado y favorece el funcionamiento regular del cerebro. Empieza con rutinas ligeras o moderadas y poco a poco incrementa la exigencia.

Prueba a diario ejercicios nuevos y no olvides los ejercicios que requieren fuerza, pues ayudarán a tu cuerpo a trabajar más.

 Deja de fumar

Fumar puede ocasionar que en tu sangre se formen coágulos, los cuales reúnen todas las condiciones para que tu corazón se vea afectado.

bajar el nivel de triglicéridos

shutterstock.com

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. Síntomas frecuentes e inadvertidos de un problema de tiroides
  2. 8 señales de advertencia de cáncer de mama que las mujeres nunca deben ignorar
  3. Las enfermedades que pueden ser el origen de tu dolor de espalda baja
Artículo siguiente