Aprende cómo tratar el herpes tú misma y lograr que no aparezca más

Aprende cómo tratar el herpes tú misma y lograr que no aparezca más

Cómo frenar un herpes labial con remedios caseros

Cómo frenar un herpes labial con remedios caseros

www.shutterstock.com

Como el acné, el herpes labial suele aparecer en los momentos menos adecuados: cuando al día siguiente tienes una entrevista de trabajo, un evento muy importante o una cita con alguien especial. En ese momento quisieras que la tierra te tragara o conseguir una máscara para tapar tu cara y evitar la vergüenza de presentarte con esa “decoración” en tus labios. Y es que el herpes tipo 1, el causante más común de esas dolorosas ampollas que se ubican en tus labios o al interior de tu boca, suele aparecer justo en los momentos de mayor estrés, completando un cuadro en el que tu cara es la mejor expresión de cómo te has estado sintiendo.

¿Por qué aparecen los fuegos o ampollas labiales?

Como ya hemos explicado, los fuegos, calenturas o ampollas labiales aparecen comúnmente a causa del virus del herpes simple tipo 1; causando, además, escozor en la zona y, en algunos casos, inflamación de los ganglios. Este virus es altamente contagioso, por lo que la mayoría de las personas lo han padecido alguna vez en su vida.Pueden haberlo contraído al estar en contacto directo con la zona afectada, por medio de besos; o de manera indirecta, por compartir cubiertos u otros utensilios con quien ha tenido estas lesiones.

¿Por qué aparecen los fuegos o ampollas labiales?

www.pexels.com

El herpes tipo 1, no obstante, no es la única causa de estas llagas en la boca. El de tipo 2, aunque con menor frecuencia, también puede originar este tipo de heridas debido al contacto sexual con personas que lo padezcan. Ambos tipos, a pesar de tener diferente forma de transmisión, comparten características similares que hacen que el virus se encuentre en el cuerpo de una persona durante toda la vida, pero sólo se desarrolle la enfermedad durante ciertos períodos propicios para ello, tales como estados febriles, de malnutrición, de exposición prolongada al sol o gracias al estrés.

El remedio contra el herpes a base de ajo

Aunque el herpes, en sí, es una enfermedad que no tiene cura. Lo que sí se puede hacer es lidiar con los síntomas, tratando de disminuir o secando por completo los antiestéticos fuegos que aparecen en las comisuras de la boca o alrededor de los labios. Una forma sumamente eficaz para quien busca una cura inmediata (la infección suele durar entre 1 y 2 semanas) es la utilización del ajo y sus propiedades antibacterianas, antibióticas y fortalecedoras de la respuesta inmune, gracias a su composición de sustancias como la alicina; I3C; vitaminas C, B, D; calcio; magnesio; selenio, entre otros. 

El remedio contra el herpes a base de ajo

www.pexels.com

La manera de aplicar este tratamiento casero es colocando directamente sobre las heridas láminas o puré de ajo durante 10 minutos o dejarlo cubierto con una bendita durante toda la noche, para posteriormente aclarar con agua tibia. De no verse resultados inmediatos, se puede repetir la operación hasta que haga efecto. El uso del ajo no se limita exclusivamente al tratamiento del herpes labial, también puede ser útil para el herpes genital (tipo 2), para lo cual se puede hacer una infusión de ajo en la que se deberá sumergir la zona afectada al menos 20 minutos. Igualmente, se puede consumir a diario para evitar la baja de defensas del cuerpo y con ello la aparición de nuevas lesiones.

El aciclovir y otros medicamentos antivirales:

Si lo tuyo no son los remedios naturales, o no te gusta el olor del ajo, consulta a tu médico sobre la utilización de antivirales como el aciclovir, famciclovir o valaclovir, específicos para el tratamiento de las variedades 1 y 2 del herpes. El tratamiento suele durar una semana y hará desaparecer las heridas en unas horas o un par de días. También se pueden usar ungüentos tópicos que contengan estos fármacos como ingrediente activo. 

El aciclovir y otros medicamentos antivirales:

pixabay.com

Además, se pueden combinar con analgésicos que ayuden a sobrellevar las incomodidades de los brotes, pero siempre bajo receta médica. Si ninguna de estas alternativas te convence, puedes esperar, dado que las ampollas desaparecerán en máximo 2 semanas, siempre y cuando evites esparcirlo por el resto de tu cara al tocar las heridas y trasladarlo a tu nariz, mejillas u ojos. En casos como estos, deberás acudir indefectiblemente al profesional médico.

Evita nuevos brotes de herpes 1 o 2.

Dependiendo del estado de la persona, el médico podría indicar un tratamiento continuo de fármacos para prevenir la aparición de nuevos brotes de cualquiera de las variedades del herpes. Sin embargo, si lo que quieres es evitar por tu cuenta cualquier posibilidad de nuevas ampollas en los labios o el contagio a otras personas, lo principal será cuidar tu estado físico y el de los demás. Entre las medidas a tomar estará mantener una alimentación saludable que permita tener las defensas del cuerpo activas para frenar el avance del virus y la utilización de bálsamos labiales o bloqueadores para evitar la sequedad de las zonas afectadas o cercanas. 

Evita nuevos brotes de herpes 1 o 2.

www.pexels.com

No obstante, lo más importante para prevenir contagios es no tener contacto directo o indirecto (a través de utensilios) con quienes tienen el herpes en estado activo. De igual manera, posterior a un brote, lo ideal es desechar todo aquello que ha tenido contacto con la zona afectada.

a través de utensilios

shutterstock.com/wnews.life

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. ¿Qué tan beneficioso es el limón? 8 formas de perder peso, eliminar las arrugas y combatir las enfermedades
  2. Mitos sobre el cáncer: los 9 conceptos erróneos más populares que pueden ser peligrosos para la vida
  3. 8 alimentos que pueden mantener la vagina saludable sin ir al ginecólogo ni tomar un montón de pastillas
Artículo siguiente