¿Por qué una vida íntima activa es perjudicial para la salud? 7 desventajas de relaciones íntimas regulares para mujeres

¿Por qué una vida íntima activa es perjudicial para la salud? 7 desventajas de relaciones íntimas regulares para mujeres

¿Eres una mujer que colecciona momentos apasionados?
¿Siempre que puedes te enredas con tu pareja entre las sábanas?
¡Cuidado! El exceso de relaciones sexuales tiene algunas consecuencias para ti y podría originar 7 enfermedades.




¿Quién dijo que el sexo es malo? La verdad es que hay muchos beneficios asociados a la intimidad.
Sin embargo, más allá del placer que sientes, si exageras en la frecuencia de los encuentros luego lo vas a lamentar.


¿Hay algún parámetro ideal para tus sesiones ardientes?

No, solo es necesario que aprendas a conocer tu cuerpo y te sientas cómoda.


1- Baja inmunidad

Las infecciones recurrentes, acompañadas de fiebre, dolor e inflamación, generan un debilitamiento general en la inmunidad de la mujer.

Si tus tejidos se dañan y vives con molestias, es natural que comiences a disminuir el apetito sexual y necesites un tiempo de recuperación.

2- Dolor en los genitales

Una noche de sexo salvaje tiene múltiples consecuencias. Una de ellas es que estarás adolorida y con un poco de inflamación en la vagina.

Incluso, por la fricción exagerada hay damas que caminan con dificultad y experimentan ardor al orinar.



3- Infecciones urinarias

Es una realidad que las féminas sexualmente activas están más propensas a estas patologías que quienes no lo son.

Aunque el sistema urinario tiene sus propias defensas, en la penetración las bacterias de la vagina se desplazan hasta la uretra y de allí a la vejiga.

¿Quieres evitar esos malestares? Mantente lubricada y no olvides orinar antes y después del instante de placer.




4- Dolor de espalda

Dependiendo de las posiciones que practiques, te expones a sentir dolencias. Cada vez que haces movimientos muy agresivos, es inevitable que se resienta la parte inferior de la espalda.

¡Cuida tu cuerpo! Recuerda que es el único que tienes: eres humana y no una máquina.



5- Deshidratación

¿Verdad que sudas mucho mientras estás apasionada con tu pareja? Si hablamos de encuentros muy continuos, corres el riesgo de perder demasiado líquido y deshidratarte.

¿Qué puedes hacer? No olvides consumir el líquido vital antes y después de estar “fogosa”.



6- Cansancio

Durante el contacto íntimo, es natural que quemes calorías y derroches energía. Si notas que al día siguiente de un maratón con tu amante, te cuesta salir de la cama y pasas la jornada con agotamiento…es la ocasión para decir ¡alto!
No es agradable que tengas repercusiones en tu vida laboral por esta causa o que te vuelvas improductiva.



7- Moretones en la piel

¿No tienes límite cuando se trata de vivir nuevas experiencias? ¿Te gusta el sexo rudo?

Entonces, es muy probable que sufras quemaduras o moretones en la piel por el roce con una alfombra, mueble u otra textura.

Toma precauciones si te desagrada que luego queden evidencias de tus actos desenfrenados.



¿Quieres saber cómo proteger tu organismo de estos riesgos? Consume habitualmente el jugo de arándanos, pues, evita las infecciones urinarias. 

Habla con tu médico sobre este tema y quizás te recete una dosis baja de antibióticos que te ayude a recuperar la flora vaginal.

¡Bonus! Vídeo: Cáncer de útero: las primeras señales que muchos ignoran

vida íntima activa es perjudicial

unsplash.com/charles-deluvio/wnews

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. 8 peligrosos síntomas que pueden indicar el cáncer de mama, pero casi nadie les presta atención
  2. Cómo posponer la menstruación y eliminar esta "enfermedad" mensual femenina sin dañar la salud
  3. Nido de avispas en la vagina: una nueva tendencia para rejuvenecer y estrechar los genitales
Artículo siguiente