Aplica estos remedios caseros y olvídate por siempre de las infecciones en las vías urinarias

Aplica estos remedios caseros y olvídate por siempre de las infecciones en las vías urinarias

Estas afecciones son tan comunes en nuestros días que se estima que, todos los años, ocho millones de damas visitan a un médico quejándose de sus síntomas. Aunque ambos géneros pueden padecerlas, las féminas son mucho más proclives a presentarlas. En el artículo de hoy hemos preparado para ti los remedios para infecciones urinarias más rápidos y efectivos.

¿Qué es la infección de las vías urinarias?

Una infección en vías urinarias no es más que la multiplicación de agentes patógenos en la orina o en alguno de los órganos que forman parte del aparato urinario, a saber: uretra, vejiga y riñones. Hay dos maneras de contagio:

  • Externa: Cuando el hongo, virus o bacteria es contraído por el medio externo a través de la uretra (damas) o de la punta de los genitales (caballeros). 
  • Interna: Cuando los agentes patógenos viajan a través de la sangre y proliferan al alojarse en los órganos del aparato urinario.

Señales y síntomas de la infección de las vías urinarias

Aunque pueden variar dependiendo del lugar donde se haya localizado la proliferación de agentes patógenos, hay síntomas de infección en vías urinarias muy habituales en todos los casos. 

Señales y síntomas de la infección de las vías urinarias

shutterstock.com

A continuación los enumeramos:

  • Dolores en la espalda, específicamente en la zona de los riñones. 
  • Micción demasiado frecuente. 
  • Ardor en la uretra. 
  • Molestias durante el coito y al miccionar. 
  • Vulva enrojecida y comezón en la zona íntima. 
  • Orina turbia, blancuzca o espesa. 
  • Orina con sangre.
  • Sensación de presión en el hueso púbico (damas) y dilatación del conducto rectal (caballeros). 
  • Náuseas y vómitos.

En los niños pequeños es muy difícil detectar la afección, en especial cuando aún no han aprendido a hablar. En estos casos, recomendamos a los padres que estén muy pendientes de los siguientes síntomas:

  • Necesidad de miccionar frecuentemente. 
  • Mal humor. 
  • Fiebres recurrentes. 
  • Alteraciones del apetito. 
  • Dificultades asociadas con el desarrollo.

Tipos de infecciones de las vías urinarias

Las infecciones urinarias en hombres y en mujeres pueden ser muy parecidas, pero, en realidad, no todas son iguales. A continuación, te mostramos cómo se clasifican dependiendo del órgano del aparato urinario que haya sido afectado.

Riñones (pielonefritis aguda)

Riñones (pielonefritis aguda)

shutterstock.com

También conocida como infección miccional alta, es una condición causada por la multiplicación descontrolada de distintos tipos de bacterias dentro de los riñones. La causa más usual suele ser la bacteria Echerichia coli. Ambos sexos pueden padecerla, aunque es mucho más común en las féminas.

Síntomas

  • Fiebre elevada. 
  • Escalofríos y temblores. 
  • Dolores en la espalda y en los costados, específicamente al nivel de los riñones. 
  • Vómitos y náuseas.

Vejiga (cistitis)

Es la inflamación vesical posterior a la multiplicación de bacterias en la orina, y también es conocida como bacteriuria. Cualquier persona puede padecer la afección, que  suele desaparecer cuando los agentes patógenos son expulsados. Personas con tuberculosis, cáncer y bajo tratamiento médico suelen ser más proclives a ella.

Síntomas

  • Dolor durante la micción. 
  • Incomodidad y molestia en la región baja del abdomen. 
  • Micción con sangre. 
  • Presión en la pelvis.

Uretra (uretritis)

Es la inflamación de los tejidos de la uretra, el conducto a través del cual la orina se  desecha. Durante la micción, ciertos agentes patógenos en la orina quedan adheridos a sus paredes, comenzando un nuevo proceso infeccioso. Podría decirse que la principal causa de la uretritis es la bacteriuria.

Síntomas

Síntomas

shutterstock.com

  • Secreciones espesas, blancuzcas y de olor desagradable. 
  • Ardor durante la micción.

Causas 

Como vimos anteriormente, algunos agentes patógenos como los virus, las bacterias y los hongos son los causantes de estas afecciones. Cuando el contagio se da por vías externas, el agente viaja a través de la uretra hasta la vejiga, donde, posteriormente, empieza a multiplicarse sin control en la orina, su principal caldo de cultivo.

En cambio, cuando el contagio ocurre por medios internos, los agentes viajan a través del torrente sanguíneo y empiezan a multiplicarse cuando logran alojarse dentro del riñón.

A continuación te explicaremos, de manera breve , las causas de los diferentes tipos.

Infección vesical (cistitis)

Se genera principalmente por la Echerichia coli. Este microorganismo suele estar alojado dentro de los intestinos; sin embargo, logra llegar hasta la uretra a través del coito o por la relativa cercanía entre el conducto anal y la zona íntima en el caso de las mujeres .

Infección de la uretra (uretritis)

Puede ser causada por virus, bacterias y hongos. Las afecciones de transmisión sexual también suelen ser una causa común. Los medios de contagio son los mismos: el coito, la cercanía entre el conducto anal y la zona íntima (damas), y el paso de orina infectada a través del conducto.

Condiciones de riesgo

Condiciones de riesgo

shutterstock.com

Nadie es inmune a sufrirlas en algún momento de su vida. Sin embargo, hay ciertos factores que hacen que un determinado grupo de personas sea más proclive a sufrirlas. A continuación te explicamos esos factores a detalle.

Anatomía

Las damas tienen más posibilidad de sufrirlas que los caballeros. La razón: su anatomía. La Echerichia coli puede viajar con facilidad desde el conducto anal hasta la uretra con relativa facilidad. El papel higiénico suele ser un mecanismo usual de contagio. Además, una dama tiene la uretra más corta que un caballero, lo que hace que los agentes patógenos puedan llegar a la vejiga sin mucho esfuerzo.

Relaciones íntimas

Los individuos sexualmente activos son más propensos a sufrirlas que el resto. Las relaciones anales sin protección suelen ser otra causa común de contagio. Las damas que cambian de pareja sentimental muy a menudo suelen tener una mayor posibilidad de padecerlas.

Algunos tipos de anticonceptivos

El uso de dispositivos intrauterinos y espermicidas también pueden causarlas. Si estas enfermedades son recurrentes, lo más recomendable es consultar a un médico para que recete un tratamiento sustituto.

Menopausia

Menopausia

shutterstock.com

Cuando los niveles de estrógeno bajan, también lo hacen las defensas naturales del cuerpo. Por esta razón, es común que una dama comience a padecer afecciones de distintos tipos, incluyendo las del aparato urinario.

Malformaciones congénitas

También pueden causarlas algunas malformaciones congénitas en niños, que impiden que la orina sea desechada satisfactoriamente o que provocan el regreso de la orina a través de la uretra. 

Obstáculos en el conducto

Otro factor que puede causarlas son los obstáculos en la uretra. Una causa común son los cálculos renales, los cuales pueden bloquear completamente el conducto urinario. De igual manera, una próstata hinchada puede ejercer demasiada presión sobre la uretra, impidiendo el paso de la orina.

Sistema inmune suprimido

Algunas afecciones que debilitan enormemente el sistema inmunológico también pueden causarlas. Las personas que padecen diabetes mellitus suelen quejarse mucho de estas dolencias, ya que los patógenos proliferan en la orina dulce con relativa facilidad .

Uso de catéter

Los pacientes de diversas afecciones neurológicas, parálisis o quienes son internados en una clínica u hospital suelen miccionar a través de un catéter. Estas personas son bastante proclives a sufrir este tipo de afecciones.

Intervención quirúrgica

Intervención quirúrgica

shutterstock.com

Los pacientes que reciben cirugías renales o vesicales corren el riesgo de sufrir inconvenientes posteriores si algún agente patógeno logra colarse en algunos de los instrumentos quirúrgicos o dentro de la sala de operación.

Posibles complicaciones

La mayoría de las veces no hay de qué preocuparse. Un tratamiento a base de antibióticos suele ser suficiente para curarlas. Sin embargo, si no es tratada a tiempo, esta enfermedad puede complicarse y convertirse en un serio problema. A continuación te mostramos las complicaciones más comunes:

  • Cuadros infecciosos frecuentes y repetitivos. 
  • Daños irreparables en los órganos del aparato urinario. 
  • Riesgos de afectar la salud y el desarrollo del bebé durante el embarazo. 
  • Uretritis y achicamiento de las paredes de la uretra. 
  • Septicemia. Muerte (en el peor de los casos).

Alimentos que permiten deshacerse de la infección urinaria

Cuando la infección es leve no hace falta la administración de antibióticos para tratarla. Afortunadamente, hay recetas sencillas que dan muy buenos resultados y pueden mejorar tu estado de salud en general. A continuación te explicamos cómo preparar varios remedios caseros para la infección urinaria.

Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio

shutterstock.com

Si alguien te pregunta qué tomar para tratar la infección urinaria, recomiéndale el bicarbonato. Solo debes incorporar, en un vaso de agua, una cucharada pequeña de bicarbonato, mezclar y beber la solución. Esto ayudará a alcalinizar el pH de tu orina, matando los patógenos al instante. Procura no beberlo en exceso.

Arándano azul

El arándano azul es un efectivo remedio para las infecciones urinarias, ya que impide la proliferación de patógenos en los órganos del aparato urinario. Trata siempre de tener en el refrigerador varias de estas frutas y comerlas a diferentes horas del día. Así fortalecerás tus defensas y gozarás de salud plena.

Jugo de arándano rojo

El arándano rojo es otro efectivo medicamento para las vías urinarias; de hecho, es un potente antibiótico. Para aprovechar todas sus beneficiosas cualidades, prepara un delicioso zumo de arándanos rojos agregando un puñado en una licuadora, un poco de agua y unas cucharaditas de miel o de azúcar.

Piña

¿La orina tiene mal olor? ¿Sufres de ardores recurrentemente? Te recomendamos que comas piña fresca. Ingerir una taza de piña al día nos ayuda a combatir los cuadros infecciosos y a mantenernos en perfecto estado de salud, debido a su alto contenido de bromelina (un desinflamante natural).

Vitamina C

Vitamina C

shutterstock.com

El medicamento para la infección urinaria por excelencia es la vitamina C. Consumir al menos cinco miligramos al día puede ayudar a curar definitivamente las infecciones frecuentes. La vitamina C aumenta la acidez de la orina de tal manera que impide la proliferación de microorganismos, ya que los patógenos no pueden sobrevivir en medios demasiado ácidos.

Agua

En algunas ocasiones ni siquiera es necesario acudir a los remedios caseros para aliviar la infección urinaria. Expulsar todos los agentes patógenos a través de la micción suele ser suficiente para curar la afección. La mejor manera de estimular las micciones es a través del consumo abundante de agua. Procura beber al menos ocho vasos al día y notarás los resultados.

Medidas preventivas

Aunque estas pueden afectar a cualquiera, hay ciertas cosas que puedes hacer para evitar convertirte en una víctima potencial. Si te has preguntado qué es útil para el alivio de las afecciones urinarias, presta mucha atención a esta lista de recomendaciones:

  • Evita los anticonceptivos que puedan desencadenar cuadros infecciosos. 
  • Micciona después del coito. Suspende el uso de productos irritantes, como las duchas vaginales. 
  • Usa el papel higiénico limpiando de adelante hacia atrás. 
  • Consume piña, arándanos, vitamina C y agua en abundancia.

shutterstock.com/wnews

infecciones urinarias remedios caseros

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. Remedios naturales para curar la gastritis crónica sin salir de casa
  2. 9 Síntomas que podrían presentarse en el cáncer de ovario y ninguna mujer debe desconocerlos
  3. Los primeros síntomas y el tratamiento casero para la sinusitis
Artículo siguiente