La importancia del agua en el cuerpo humano. ¿Qué es la deshidratación?

La importancia del agua en el cuerpo humano. ¿Qué es la deshidratación?

Dentro de las razones que describen para qué sirve el agua, se resalta que un cuerpo hidratado es igual a salud. Más del 60% se compone de este líquido. Por ello, para poder vivir, se necesita más el agua que los alimentos.

Para deshidratarse no se requiere mayor esfuerzo. La rutina diaria puede provocar esas reacciones. Por ejemplo, al ejercitar,  sudar, orinar o transpirar, se pierde este valioso líquido. De allí, para mantener las condiciones físicas en buen estado se debe tomar suficiente. Aquí puedes conocer mejor la importancia del agua en el organismo.

Cuán importante es este líquido

Para comprender su importancia se puede considerar qué cantidad de agua tiene el cuerpo humano. Según los expertos, está conformado por más del 65% de agua, distribuida en diferentes funciones. Muchas actividades dependen de ella. Por ejemplo, el agua contribuye a la formación de células, permite el traslado de la sangre y limpia de desechos.

Debido a lo vital que es, es necesario recibir mínimo dos litros cada día. La recuperación del líquido perdido puede conseguirse mediante tomar agua o con algunas comidas. Comer carnes, quesos y vegetales puede ayudar en la hidratación. Mientras más edad se tenga, mayor debe ser el hábito de beber agua.

Beneficios

Siempre se ha dicho que la cantidad suficiente se traduce en un organismo lleno de vida. Además, la salud se fortalece al contar con este elemento que previene diferentes males. Al conocer cuáles son las propiedades del agua, se pueden valorar más sus ventajas. Existen diversos aspectos beneficiados por ella. A continuación, algunos de estos.

Apacigua la fatiga

Apacigua la fatiga

pixabay.com

La fatiga o el cansancio constante puede encontrar su fundamento en la necesidad de beber agua. La razón principal es porque algunas toxinas y desechos se eliminan gracias a ella. Cuando no se permite una limpieza completa, mediante el agua, el organismo sufre las consecuencias.

Además, si carecemos de este elemento se produce más trabajo para el corazón. Ahora debe hacer mayor esfuerzo para el suministro de la sangre a las diferentes partes del cuerpo. Por eso, quienes toman la cantidad recomendada siempre experimentará menos fatiga o cansancio.

Permite mejor digestión y previene el estreñimiento

Otra función del agua en el cuerpo es permitir la descomposición apropiada de los alimentos. Esta función fortalece la digestión eficaz porque no se retrasa ni se convierte en algo pesado, difícil de asimilar. Al mismo tiempo, se evita el estreñimiento debido al buen trabajo realizado por todo el sistema digestivo.

Dolores de cabeza y migrañas

El organismo se va deshidratando y, por lo tanto, se ve afectado por estos males. Cuando una persona quiere evitarlos, sólo debe tomar agua. De esta manera, se evitan medicamentos innecesarios al atacar el problema desde la raíz.

Mejora el estado de ánimo

Mejora el estado de ánimo

pixabay.com

Alguien hidratado resulta ser más feliz. Esto se debe al efecto producido en el cerebro. Un cuerpo funcionando adecuadamente y manteniéndose activo de manera constante, envía señales positivas al cerebro. Como resultado, este cambia el ánimo de la persona y la hace sentir más relajada lo que permite que sea más productiva en cualquier tarea donde se desempeñe.

Reducción de peso

Reducción de peso

pixabay.com

El agua ayuda a disminuir el peso de una persona. Esto se logra porque llena el estómago y reduce el apetito. Se recomienda tomarla antes de cada comida para reducir la cantidad a ingerir. Además, es un líquido libre de grasas, carbohidrato y azúcares. Siendo así, no se asume ningún riesgo de aumentar el peso al tomarla con regularidad. 

Piel Sana

pixabay.com

El efecto en la piel es algo fácil de notar. El agua hidrata y, como resultado, nos veremos sanos y frescos. El consumo de este líquido ayuda a mantener la piel blanda, con brillo y suave. Por otro lado, al fortalecer los tejidos, reduce los efectos de la vejez, como las arrugas.

Regulariza la temperatura

La temperatura puede verse influenciada por la liberación de calor cuando una persona suda. Para impedir una elevación de estos niveles corporales son ventajosas las características del agua, pues permite un proceso térmico adecuado sin afectar las funciones comunes. El resultado es más energía y menos calambre.

Minimiza los riesgos de cáncer

El agua es un elemento clave para reducir las posibilidades de contraer algún tipo de cáncer. En este marco, los principales en ser atendidos son los de vejiga y colon. ¿A qué se debe la ventaja presentada por el agua? Es un agente limpiador de impurezas y toxinas dañinas. Al destruir estos factores, el organismo está más cuidado de tales males.

Fortalece el sistema inmunológico

Fortalece el sistema inmunológico

pixabay.com

El sistema inmunológico se fortalece y es menos probable experimentar gripes, algún cálculo renal o ataques cardíacos. Además, los expertos han señalado como otro de los beneficios el poder afrontar males como reumatismos o artritis. 

Soluciona el mal aliento

Si las personas toman suficiente cantidad de este líquido, ayudan a limpiar la boca. El agua también sirve para eliminar cualquier bacteria . Esto es el resultado de generar saliva para permitir a la lengua la hidratación correcta.

¿Qué es la deshidratación?

Para definir la deshidratación se debe conocer primero qué es el agua. Este elemento es el que permite al organismo funcionar de forma adecuada al mantenerlo bien hidratado. La pérdida es conocida como deshidratación. Saber sobre este proceso, ayuda a prevenir sus consecuencias.

¿Cómo se pierde?

¿Cómo se pierde?

pixabay.com

Actividades simples y comunes como respirar y transpirar provocan la pérdida de agua. Al un individuo realizar ejercicios todos los días, suda lo suficiente como para iniciar una deshidratación. También al orinar se pierde una gran cantidad, equivalente a casi una taza. De esto, se comprende que funciones básicas del organismo llevan a la pérdida de líquido. Por ello, los expertos recomiendan no descuidar el consumo mínimo de dos litros a diario.

¿Qué consecuencias tiene la deshidratación?

Se pueden describir tres efectos principales:

  • Con la pérdida de un litro, o un 2%, se produce la sed.
  • La falta de cinco a seis litros produce alucinaciones y contracciones en la piel, indicando un estado más delicado.
  • Con la pérdida de ocho a nueve litros se puede presentar la muerte.

¿Qué puedo hacer para rehidratarme?

pixabay.com

Para recuperar la hidratación correcta, se necesita un suministro mayor de líquido. La manera principal de lograrlo es al tomar suficiente agua mineral. Además, existen algunos alimentos que proporcionan hidratación al organismo. Dentro de este grupo se pueden mencionar los vegetales, las carnes, el queso y el pan. 

Artículo siguiente