¡Fácil y rápido! Los más efectivos remedios caseros para el dolor de garganta

¡Fácil y rápido! Los más efectivos remedios caseros para el dolor de garganta

Si has tenido los pies hinchados alguna vez, entonces eres parte del 80% de la población mundial que ha sufrido de esta condición; por lo tanto, es un problema muy común.

Las causas son muy diversas; puede deberse al  embarazo, a no mover los maléolos, a  una mala alimentación, e incluso a causa de  tener problemas circulatorios en la sangre. En este artículo podrás aprender las diferentes causas de la hinchazón de los tobillos, así como los tratamientos naturales caseros, junto con sus respectivas prevenciones.

Posibles causas

Es importante reconocer cuáles son las causas de la hinchazón; esto ayudará a saber elegir, de forma especializada, cuáles son los tratamientos que debes seguir.  

A continuación, te presentaremos las causas más comunes de la hinchazón de pies y tobillos:

Insuficiencia venosa

Insuficiencia venosa

shutterstock.com

El edema es la causa principal de este problema, y se debe a la  insuficiencia venosa, es decir, algo está obstaculizando la circulación sanguínea en el organismo. Esto puede ser por la presencia de várices, inmovilizaciones, medias o calcetines apretados, etcétera.

También el permanecer mucho tiempo sentado o parado puede ser consecuente a sufrir edemas. Todo esto da como resultado la acumulación y retención de líquidos, ocasionando la molesta hinchazón. Esta insuficiencia venosa generalmente se da más en edades avanzadas; sin embargo, y satisfactoriamente, puede tratarse fácilmente con remedios naturales. 

Lesiones de tobillo o pie

Es otra causa común, y una de las más obvias. Este tipo de hinchazón es consecuencia del  impacto, y dependiendo de la gravedad, el abultamiento será más grande y durará más tiempo.

En caso de sufrir alguna fractura o de que te hayas hecho algún esguince, este permanecerá hinchado durante más tiempo y con dolores más agudos.

Linfedema

Linfedema

shutterstock.com

Este tipo de edema se debe a la acumulación de líquidos en el tejido blando gracias a una obstrucción en el sistema linfático (este sistema se encarga de crear glóbulos blancos, las células defensoras contra los gérmenes).

Las personas que padecen esta condición sufren hinchazones más grandes y notorias; sin embargo, puede ser tratada mediante terapias, cuidados y ejercicios.

Coágulo de sangre

Los coágulos son otro tipo de acumulación; esto se da cuando la sangre se endurece, pasando de líquida a sólida. Si esta enfermedad se desarrolla en las piernas, puedes sufrir dolores, inflamación, sensibilidad, calor al tacto o piel de color azulada o enrojecida. Para prevenir esta condición es necesario mover y estirar mucho las piernas. Una rutina de estiramiento bastará para prevenir la acumulación de líquidos.

Es necesario visitar al médico inmediatamente en caso de padecer este estado.

Enfermedad del corazón, hígado o riñón

Enfermedad del corazón, hígado o riñón

shutterstock.com

Si padeces alguna condición o enfermedad en estos órganos, puede haber problemas durante la circulación de la sangre en el organismo, lo que da como resultado un gran número de líquidos; estos se van acumulando en varias partes del cuerpo.

 Si el corazón no trabaja de forma normal por padecer de una determinada enfermedad, impidiendo el correcto bombeamiento de sangre, los riñones también pueden verse afectados, debido al impedimento del proceso de filtraje.

Infección

Padecer alguna enfermedad en la pierna también es signo icónico de que se manifieste alguna inflamación. Los problemas más consecuentes son:

  • Alergias; 
  • Bacterias; 
  • Hongos; 
  • Enfermedades de la piel (celulitis infecciosa, erisipela, etcétera).

Complicaciones en el embarazo

Complicaciones en el embarazo

shutterstock.com

Si tienes a tu pequeño formándose dentro de ti, es muy común que tengas alguna turgencia en los pies, y más si has tenido varios embarazos. Incluso, si te consideras bastante sana, tus pies se agrandarán con bultos, ya que es un proceso normal durante estos eventos.

Efectos secundarios

Si la hinchazón no es tratada a tiempo y dejas que esta no tenga sus respectivos reposo y remedios, puedes llegar a tener consecuencias desagradables: calambres, malestar, dificultad para moverte, hipertensión, picor, entre otras.

¿Cómo prevenir?

Las alternativas que verás al final del artículo te ayudarán a tratarlas e incluso a eliminar completamente estas dolencias; sin embargo, es importante que sepas cómo prevenirlas para no volver a sufrir abultamiento de los maléolos.

Masaje y baño de pies 

Unos buenos masajes pueden ayudar a relajar la piel de las tensiones ocasionadas por el acumulamiento de líquidos; esto estimulará los nervios para que funcionen correctamente.

Tienes que mantener los pies a una temperatura cálida y, seguidamente, desinfectarlos para evitar posibles infecciones al momento de tocarloscon las manos. 

Recomendamos sumergir los pies en un balde de agua a temperatura ambiente; luego, acompáñalos con hierbas, dientes de león, manzanillas y coles.  De esta forma se desinfectan y aprovecharás sus propiedades antiinflamatorias al momento de empezar a masajear.

Masaje y baño de pies

shutterstock.com

Aunque tú puedes automasajearte, es mejor si algún ser querido te masajea los pies. Eso hará que te concentres completamente en relajarte y no dediques ninguna parte de tu cerebro a realizar otra actividad.

Masaje de sal

Puedes repetir el mismo proceso pero agregando sal a la fórmula. Sumerge tus pies y deja que se remojen con los efectos antisépticos que estas plantas te brindan. 

Diuréticos

Diuréticos

shutterstock.com

¿Qué mejor para evitar que se inflamen que con los desinflamadores natos de la naturaleza? Solo necesitas escoger las frutas o hierbas correctas y crear compresas para tus pies. Algunos de los ingredientes más diuréticos son:

  • La sandía; 
  • Las manzanas; 
  • El diente de león; 
  • La pera; 
  • La papaya; 
  • La col.

Y nunca está de más preparar una infusión de ellas y beberla tres veces al día.

Frío

Busca tu pañito favorito y llénalo de cubitos de hielo. Seguidamente, masajea el área afectada con movimientos circulares . Con este truco podrás mantener tu pie frío  e impedir que se inflame.

*Se recomienda no usar esta técnica después de haber usado alguna fórmula antiséptica en tus pies.*

Levanta tus pies

Una de las causas del edema es no mover tus pies considerablemente  durante el día. Si los mantienes estáticos y en una mala posición, esto puede retener los líquidos. Así que empieza a moverte y dile NO al sedentarismo.

Remedios caseros y naturales

Ahora aprenderás a resolver esta preocupación con los siguientes remedios, que te garantizarán tener unos pies más sanos. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Baño de salvia y romero

Baño de salvia y romero

shutterstock.com

Uno de los mejores beneficios que tienen la salvia y el romero son sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, eficaces para dolores ocasionados por bultos. Solo necesitas un masaje con estas esencias para poder aliviar los dolores.

Ingredientes:

  • Aceite de salvia y romero; 
  • Toalla o paño.

Preparación

  1. Aplica el aceite de salvia y romero en el material (toalla o paño). 
  2. Masajea por varios minutos la zona afectada. 
  3. Una vez finalizado el masaje, es recomendable ponerte calcetines (si están calientes, mejor).


Baño de menta

La menta es desinfectante por naturaleza debido a sus propiedades diuréticas, por eso es ideal bañarlos en menta para aliviar los nervios irritados.

Ingredientes:

  • Hojas de menta fresca; 
  • Un balde de agua.

Preparación

  1. Hierve un litro de agua potable y cuando llegue al punto de ebullición, echa las hojas de menta (recomendamos 30 g.). 
  2. Deposita en un balde. 
  3. Introduce los maléolos hasta que la fórmula se enfríe.

Infusión de cola de caballo

Infusión de cola de caballo

shutterstock.com

Otra alternativa para deshacerte del edema es la infusión de cola de caballo, por sus poderosas propiedades diuréticas.

Ingredientes:

  1. cucharadas de cola de caballo; 
  2.  litro de agua.

Preparación

  1. Hierve el agua hasta llegar al punto de ebullición y deposita las cucharadas de cola de caballo. 
  2. Después de 15 minutos, apaga el fuego, déjalo tapado y filtra. 
  3. Bebe tres veces al día (mañana, tarde y noche).

Masaje con canela y clavo

La canela y el clavo son muy populares como medicina natural por razón de sus atributos antiinflamatorios y antioxidantes. También sirven para prevenir la formación de estos males.

Un masaje con estas especias resultará beneficioso y aliviará la hinchazón.

Ingredientes:

  • 1 rama de canela; 
  • 3 clavos de olor; 
  • Aceite de oliva.

Preparación 

1) Machaca la rama de canela junto con los clavos de olor hasta que solo quede un polvo.

2) Coloca las partículas en una cacerola y añade aceite de oliva. Mezcla bien.

3) Apaga el fuego y deja que se enfríe.

4) Utiliza la mezcla para hacer leves masajes en las zonas inflamadas durante 10 minutos.

5) Usa medias de lana para cubrir después de aplicar.

Masaje de manzanilla

Masaje de manzanilla

shutterstock.com

La planta de manzanilla es buena para expulsar los líquidos y desinflamar. La mejor forma de aplicarla es con el aceite de manzanilla. 

Ingredientes: 

  • 2 cucharadas de manzanilla.

Preparación

  1. Hierve dos vasos de agua y echa las cucharadas de flor de manzanilla (20 g.). 
  2. Mezcla bien. Una vez listo, retira del fuego y déjalo reposar hasta que se enfríe.

hinchazon de los tobillos

shutterstock.com/wnews

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. ¿Cómo no manchar todo a su alrededor? Remedios caseros para cortar la diarrea de manera rápida y natural
  2. ¿Cómo eliminar los hongos de las uñas? Remedios caseros para tener unos pies sin hongos y sin mal olor
  3. ¿Por qué duelen y se duermen las extremidades? Verdaderas causas de manos dormidas y su tratamiento adecuado
Artículo siguiente