10+ primeros síntomas de la gastritis que requieren un tratamiento inmediato para no terminar con un agujero en el estómago

10+ primeros síntomas de la gastritis que requieren un tratamiento inmediato para no terminar con un agujero en el estómago


La gastritis es un proceso inflamatorio de la mucosa que recubre el estómago internamente. Esa capa interna tiende a presentar enrojecimiento o manchas rojas como síntoma de pequeñas hemorragias subepiteliales. Las causas de la gastritis están estrechamente relacionadas con los hábitos alimenticios que llevamos. Justamente por esa razón, quienes sufren de esta afección deben hacer un esfuerzo extra por cuidar su dieta diaria.

Los síntomas de la gastritis pueden ser confusos en muchas ocasiones. La razón de ello es que a veces no se producen signos visibles de esta afección. Sin embargo, en la mayoría de los casos la persona afectada siente un fuerte ardor o molestia en el estómago acompañado de otros signos, que son importantes para determinar el cuadro clínico de la inflamación de la mucosa.

Primeros signos de la gastritis que se deben tomar en cuenta

Primeros signos de la gastritis que se deben tomar en cuenta

wnews.life

Los primeros signos de la gastritis pueden variar de acuerdo a cada persona, así como también en función de la intensidad con que se presente la enfermedad. En este sentido, los síntomas más comunes son:

  • Ardor y molestia general en la parte superior del estómago.
  • Gases y flatulencias.
  • Dolor abdominal.
  • Cambios en las deposiciones.
  • Náuseas y vómitos.
  • Pérdida acelerada de peso.
  • Disminución de las ganas de comer o alimentarse.
  • Hemorragia de tipo abdominal.
  • Sangrado en las deposiciones y también en el vómito.

Los diferentes tipos de gastritis

Los diferentes tipos de gastritis

shutterstock.com

La gastritis se clasifica en dos subgrupos generales: aguda y crónica. Esta última es la versión más grave de las dos y, por lo tanto, la que presenta síntomas más molestos e inconvenientes. En general, la clasificación de la inflamación de la dependerá de la histología, patogenia y evolución de ésta .

Gastritis primaria o aguda

La gastritis aguda es considerada la enfermedad primaria de este tipo de afección. En otras palabras, las causas pueden deberse principalmente al abuso de bebidas alcohólicas demasiado fuertes, irritación de la mucosa por consumo de sustancias químicas o drogas y comida en mal estado o de mala calidad, entre otros factores.

Es poco probable que esta afección de tipo digestiva se desarrolle de un momento a otro. Es decir, es necesario que el estómago esté resentido por una mala alimentación constante y por el abuso de bebidas o sustancias químicas irritantes. Esta combinación crea, de forma prolongada, excelentes condiciones para adelgazar la mucosa gástrica.

Tanto la gastritis primaria o aguda como la crónica comparten los mismos síntomas. La diferencia radica en la intensidad de éstos y en la duración. En este sentido, la gastritis aguda es una afección que dura aproximadamente cinco días. Luego de esos cinco días, sus signos se van debilitando con el pasar de las horas, hasta su absoluta desaparición.

Gastritis crónica

Gastritis crónica

shutterstock.com

La gastritis crónica se puede desarrollar como consecuencia de una aguda que no fue tratada en absoluto o cuya curación fue inadecuado. también puede desarrollarse por una etiología autoinmune, así como por la bacteria conocida como Helicobacter pylori.

Este tipo de gastritis puede llegar a prolongarse hasta por un año. Los síntomas de la gastritis crónica son los siguientes:

  • Acidez;
  • Ardor y molestia en el estómago;
  • Poco apetito;
  • Cambios en las deposiciones.

Tratamiento para la gastritis

La terapia de la gastritis debe ser determinada por un médico especialista en el área digestiva. Dicho médico hará un diagnóstico después de evaluar aspectos como la edad del paciente, los síntomas y las causas que generaron la gastritis. Sin embargo, en general, la curación estará enfocada en la toma de antiácidos y protectores gástricos. De igual forma, para que la molestia desaparezca de forma definitiva, será necesario que se produzcan cambios de fondo en los hábitos alimenticios.

Algunas recomendaciones nutricionales

Algunas recomendaciones nutricionales

shutterstock.com

Existen ciertos consejos nutricionales que van más allá de mantener una dieta saludable. En cuanto a los alimentos, éstos deben ser cocinados, preferiblemente, a la plancha o al vapor. Se deben incorporar abundantes verduras y frutas a la dieta diaria y eliminar o reducir al máximo frituras y azúcares. Otras pautas importantes a seguir son:

  • Evitar bebidas alcohólicas.
  • Consumir porciones más pequeñas de comida cinco o seis veces al día.
  • Masticar muy bien la comida.
  • No consumir alimentos picantes.
  • Reducir al máximo bebidas como el café y los refrescos.

Alimentos y bebidas recomendados

Es posible encontrar ciertos alimentos ideales y recomendados para la gastritis o, en su defecto, para aliviar los síntomas con mayor rapidez. Dichos alimentos son:

  • Aguacate: desinflama el estómago y neutraliza la acidez.
  • Avena: tiene excelentes propiedades que ayudan a suavizar la acidez.
  • Calabaza: también ayuda a desinflamar y reducir los signos de gastritis.
  • Zanahoria: es recomendable para regular el pH del estómago.
  • Manzana: las pectinas y taninos presentes en las manzanas ayudan a la desinflamación de la mucosa estomacal.
  • Arroz integral: este tipo de arroz es muy efectivo como astringente y antiinflamatorio.
  • Col: también favorece la desinflamación y, al mismo tiempo, ayuda a hacer la digestión más fácilmente.

Lo que no se debe consumir para evitar la gastritis

Lo que no se debe consumir para evitar la gastritis

shutterstock.com

Algunos tipos de comida y bebida pueden llegar a alterar el pH del estómago, favoreciendo no sólo la aparición de la gastritis, sino también empeorando notablemente sus síntomas. De allí la importancia de conocerlos y evitarlos; sobre todo, hay que evitar estos alimentos y bebidas:

  • Bebidas alcohólicas;
  • Refrescos y otras bebidas estimulantes;
  • Alimentos enlatados;
  • Carnes rojas;
  • Alimentos fritos y comidas rápidas en general;
  • Especias picantes;
  • Algunos tipos de pescados y mariscos;
  • Azúcar refinada.

Algunos tipos de comida y bebida pueden llegar a alterar el pH del estómago

shutterstock.com/wnews.life 

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. Sencillos remedios para curar las ampollas del herpes labial
  2. ¿Qué tan beneficioso es el limón? 8 formas de perder peso, eliminar las arrugas y combatir las enfermedades
  3. Mitos sobre el cáncer: los 9 conceptos erróneos más populares que pueden ser peligrosos para la vida
Artículo siguiente