Qué, cómo y por qué. Entérate de los beneficios que desconocías sobre la levadura de cerveza

Qué, cómo y por qué. Entérate de los beneficios que desconocías sobre la levadura de cerveza

¿Has leído o has escuchado por algún lado que tomar cerveza beneficia tu salud? Se trata de la levadura de cerveza, el ingrediente básico para la preparación de la bebida dorada que compartimos durante un fin de semana de diversión con nuestros amigos.

Hoy se han descubierto muchos más usos, los cuales incluyen efectos en temas de belleza, salud física y mental. Todo esto gracias a las grandes propiedades de la levadura de cerveza, las cuales te contaremos a continuación:

¿Qué es la levadura de cerveza?

Puede que aún no te quede muy claro de qué estamos hablando cuando nos referimos a la levadura de cerveza, y al escuchar “levadura” pienses en pan. No estás tan equivocado, porque su origen está en los cereales que se utilizan para hacer los panes, como el trigo y la cebada, que, humedecidos, dan lugar al nacimiento de un hongo llamado Saccharomyces cerevisiae, que es, justamente, la levadura de cerveza.

Cuando el hongo está vivo se usa para elaborar la cerveza; no obstante, cuando está seco y ha pasado por procesos de purificación es cuando se puede aprovechar para obtener beneficios mayores para el ser humano.

Se trata de un producto muy accesible y de bajo costo; se puede encontrar en pastillas de levadura de cerveza, como pequeños granos o como polvo.

¿Qué componentes tiene?

¿Qué componentes tiene?

shutterstock.com

Debes saber que si la levadura de cerveza aporta tantas cosas positivas para la salud, es porque reúne dentro de sí proteínas, vitamina B y otros minerales que son necesarios para que el cuerpo humano se mantenga en el mejor estado.

Más nutrientes, más beneficios

Las proteínas que contiene la levadura de cerveza son alrededor del 8% de su composición, mucho más que las de la leche. Esto le permite al cuerpo generar anticuerpos activando el sistema inmunitario para prevenir enfermedades y oxigenar la sangre, manteniéndola libre de azúcares y generando energía para el día a día.

También aporta una variedad de vitaminas del complejo B, como la B6, B12, niacina y el ácido fólico. Todas éstas cumplen diversas funciones como la creación y reparación de los tejidos (por ejemplo, la piel y el cabello), la asimilación de las proteínas, la producción de nuevas células (como los glóbulos rojos) y el mantenimiento de las conexiones cerebrales.

Asimismo, la levadura de cerveza cuenta con minerales como el calcio, el hierro y el magnesio, que ayudan a la producción y al mantenimiento de la sangre y los huesos. Igualmente, esta levadura tiene cromo, que colabora en el proceso de descomposición de los azúcares en la sangre y zinc, que tiene propiedades antibacterianas.

Previene el estreñimiento

Previene el estreñimiento

shutterstock.com

Casi 20% de la estructura nutricional de la levadura de cerveza es fibra, por lo que consumirla consecuentemente ayudará a quienes tienen problemas de estreñimiento constantes. Además, gracias a que colabora con la asimilación de alimentos y a que refuerza la flora intestinal e influye en el óptimo funcionamiento del hígado y el páncreas, se puede decir que es sumamente beneficiosa para el sistema digestivo.

Lucha contra la fatiga y da energía a nuestro cuerpo

Si tenemos en cuenta las proteínas, el calcio y el magnesio que contiene, pues entonces es fácil deducir que consumir levadura de cerveza redundará en la energía. De esta manera, lo mejor para que inicies una jornada llena de vitalidad es consumirla al levantarte o incluirla en tus desayunos.

¿Cómo tomar la levadura de cerveza?

¿Cómo tomar la levadura de cerveza?

unsplash.com

Puedes encontrar levadura seca apta para el consumo humano en pastillas, en pequeños gránulos o como polvo de levadura de cerveza, pero es necesario que sigas las indicaciones para que su consumo sea realmente provechoso. Así, por ejemplo, en el caso del polvo de levadura, algunos médicos recomiendan que entre los adultos la dosis no debe pasar de las 2 cucharadas diarias; en tanto para los adolescentes entre 12 y 16 años, se recomienda 1 cucharada tres veces al día; los niños entre 6 y 12 años deben consumir 1 cucharadita al día. Para los niños menores de 6 años, es mejor consultar el consumo de levadura de cerveza con su médico.

Si compras levadura de cerveza en cápsulas o comprimidos, deberás pedirle a un médico que te haga una receta o, en caso contrario, sigue las indicaciones del producto.

Finalmente, también puedes utilizarla de manera externa preparando mascarillas que te ayudarán a limpiar tu piel y liberarte del acné.

Los perjuicios y contraindicaciones de la levadura de cerveza

Es un poco difícil pensar que un producto con tantos usos útiles pueda tener contraindicaciones o causar perjuicios a la salud. Pero, como ya sabemos, todo extremo es malo, y no todos los cuerpos funcionan de la misma manera. Te enumeraremos cosas que debes tener en cuenta antes de consumir levadura de cerveza:

  • No la uses si tienes gota o problemas en los riñones. Por el alto contenido de ácido úrico que no puede ser filtrado en personas con estas enfermedades, puede producir cálculos o problemas circulatorios.
  • Es probable que seas alérgico a ella. En este caso, es mejor reducir su consumo o abandonarlo por completo.
  • No consumas levadura de cerveza que no haya pasado por un proceso previo de secado. Si lo haces de esta manera, lo más probable es que origines un daño a tu sistema digestivo en lugar del efecto contrario.
  • Si estás embarazada, mejor abstente. Aún no hay suficientes estudios acerca de cómo actúa la levadura de cerveza en el organismo de una mujer gestante, por lo que sería mejor evitar correr riesgos.

Los perjuicios y contraindicaciones de la levadura de cerveza

shutterstock.com/wnews.life

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. ¡La raíz milenaria! Cualidades y usos de la cúrcuma
  2. Propiedades del árnica - cómo tratar y aliviar los dolores de otra naturaleza
  3. ¡Versátil! Siete recetas de bicarbonato de sodio que sustituyen a los medicamentos
Artículo siguiente