¡Conoce las 12 maravillosas propiedades de la alcachofa, sus beneficios y cómo prepararla!

¡Conoce las 12 maravillosas propiedades de la alcachofa, sus beneficios y cómo prepararla!

La medicina natural se ha utilizado desde tiempos ancestrales y la alcachofa forma parte de los maravillosos alimentos que ayudan a cuidar la salud. 

Los 12 beneficios de la alcachofa son: 

  1. Prevenir el cáncer.
  2. Reducir el colesterol.
  3. Ayudar en la lucha contra el estreñimiento.
  4. Desintoxicar el cuerpo.
  5. Tratar el síndrome de intestino irritable.
  6. Mejorar la salud del hígado.
  7. Evitar accidentes cerebrovasculares.
  8. Reducir la presión arterial.
  9. Eliminar la resaca.
  10. Proteger contra la diabetes. 
  11. Prevenir la arteriosclerosis.
  12. Estimular la micción.  

¿Qué es la alcachofa?

Es un tipo de hortaliza cuyo nombre científico es Cynara scolymus y también se conoce como alcaucil, pero ¿para qué sirve la alcachofa? Además de ser deliciosa, está compuesta por numerosos minerales, vitaminas y antioxidantes, los cuales aportan todos los nutrientes necesarios para cuidar y mantener  la salud.

¿Cuál es el valor nutritivo de la alcachofa? 

La planta de alcachofa tiene un bajo contenido de colesterol y grasas saturadas. También es rica en diversas vitaminas, minerales y fibra. Implementar alcachofa en tu alimentación te proporcionará:

  • Vitaminas B-6, B-12, A, C, E, D y K;
  • Tiamina;
  • Ácido fólico; 
  • Riboflavina;
  • Niacina;
  • Calcio;
  • Zinc;
  • Potasio;
  • Hierro;
  • Fósforo; 
  • Sodio;
  • Manganeso.

Beneficios de la alcachofa para la salud

Beneficios de la alcachofa para la salud

unsplash.com

El consumo frecuente de la alcachofa es beneficioso, sobre todo cuando se trata de prevenir enfermedades o mantener  algunas patologías bajo control. Entre sus mayores beneficios puedes encontrar: 

Previene el cáncer

De todas las verduras, la alcachofa posee altos niveles de antioxidantes, y el sistema inmunológico requiere un consumo regular de ellos. Puede ayudar a prevenir el cáncer, detenerlo o revertirlo, al contar con propiedades como la vitamina C. Estudios demuestran que el extracto de hojas de alcachofa es excelente para combatir las células cancerígenas y sus efectos en el cáncer de mama, próstata y también la leucemia. 

Ayuda a mejorar la salud y la apariencia de la piel

Consumir alimentos con alto contenido de vitamina C contribuye a la alta producción de colágeno en el cuerpo y evita el envejecimiento prematuro, ayudando a mejorar la salud y la apariencia de la piel. La alcachofa es buena para  el sistema inmunológico gracias a su efecto positivo sobre el tracto digestivo y ayuda a sanar la piel afectada por toxinas y otros daños externos de forma más rápida. 

Regula la presión arterial

Regula la presión arterial

shutterstock.com

La alcachofa es rica en potasio, un mineral que ayuda a controlar el exceso de sodio, la causa principal del aumento de la presión arterial. Esta hortaliza actúa como un vasodilatador y resulta muy útil para aquellas personas bajo tratamiento médico por hipertensión. En el caso de las personas diabéticas, la alcachofa es altamente recomendada porque previene las patologías asociadas a la presión arterial.

Mejora la salud del corazón

El consumo de alcachofa es saludable para el corazón por dos motivos: reduce el colesterol malo y aumenta el bueno. El colesterol causa bloqueos en el flujo sanguíneo, aumentando la presión arterial y provocando derrames cerebrales o ataques al corazón. Además de las propiedades de la alcachofa contra el cáncer, también es excelente cuando se trata de tratar problemas cardíacos.    

Favorece el funcionamiento del sistema digestivo y ayuda a perder peso

El sistema digestivo necesita fibra para funcionar mejor, y la alcachofa tiene un alto contenido, lo que contribuye a la buena digestión y previene:

  • Cánceres de estómago;
  • Exceso de flatulencias;
  • Calambres;
  • Hinchazón;
  • Malestar general.

Es de gran ayuda en caso de diarrea o estreñimiento. También es excelente para la vesícula y combate los problemas de obstrucción de  este órgano.

Favorece el funcionamiento del sistema digestivo y ayuda a perder peso

shutterstock.com

Al mismo tiempo, la alcachofa contiene propiedades adelgazantes porque posee fibra y ayuda al cuerpo a deshacerse de:

  • Exceso de colesterol;
  • Algunos desechos;
  • Toxinas;
  • Azúcar; 
  • Grasa visceral. 

Mantener tu dieta alta en fibra te ayudará a controlar tu peso. Al consumirla, la alcachofa proporciona sensación de llenura, evitando que comas de manera innecesaria.

Mejora la salud del hígado

Durante siglos, la alcachofa ha sido utilizada como tónico hepático, pero gracias a los avances de la ciencia, se han realizado diversas investigaciones que han confirmado sus propiedades. Los antioxidantes cinarina y silimarina mejoran la salud del hígado y facilitan la eliminación de toxinas, reparando, al mismo tiempo, los daños en las células hepáticas.

Ayuda a controlar la diabetes

Su alto contenido en fibra controla los niveles de azúcar, manteniendo la insulina equilibrada y evitando recaídas en las personas  diabéticas. A través de la fibra contenida en la alcachofa, la glucosa se absorbe en la sangre de forma más lenta; debido a que  la fibra es una sustancia que se digiere sin necesidad de insulina, no cuenta como consumo de carbohidratos o glucosa. 

Previene patologías de nacimiento

Previene patologías de nacimiento

shutterstock.com

Esta planta tiene un alto contenido de ácido fólico, un elemento indispensable en la dieta de las mujeres embarazadas. Pero, ¿cómo actúa? Si es consumida durante el embarazo, puede prevenir defectos en el tubo neural de los niños. 

Para que el tubo neural se cierre correctamente, se requiere cierta cantidad de ácido fólico contenido en la alcachofa y, por esto, puede ser implementada en la alimentación de la futura madre durante su embarazo.

Previene la anemia

Es una planta de gran ayuda para la prevención del cáncer, pero también es fuente de hierro, combate la anemia y mejora la salud. El hierro es un mineral esencial para combatir esta patología o para prevenirla.  

Aumenta la densidad mineral ósea

Gracias a su alto contenido en manganeso, magnesio y fósforo, la alcachofa aumenta la salud y la densidad ósea, reduciendo el riesgo de padecer osteoporosis u otras enfermedades relacionadas con los huesos.  

Estimula el metabolismo

El manganeso y el magnesio son fundamentales en todos los procesos metabólicos del cuerpo. El magnesio mejora la ingesta de calcio y fortalece los huesos, pero el manganeso impacta directamente en las tasas metabólicas de carbohidratos, aminoácidos y colesterol.

Mejora la función cerebral

Mejora la función cerebral

shutterstock.com

La función de la alcachofa como vasodilatador resulta beneficiosa para la salud del cerebro, permitiendo mayor oxigenación y elevando las funciones cognitivas. El fósforo contenido en esa planta es un mineral presente también en las células del cerebro; por este motivo, entre menos fósforo haya, la disminución de la capacidad cognitiva se verá más afectada. Sin embargo, al consumir alcachofa, estos niveles se mantienen. 

Recetas de cocina para consumir alcachofa

La alcachofa puede ser consumida de distintas formas; en este apartado te explicaremos cómo puedes prepararla y aprovechar todos sus beneficios: 

Té de alcachofa

Se puede ingerir en forma de infusión, y sirve principalmente para bajar de peso. Si deseas deshacerte de esos kilos de más, ¡esta infusión es la indicada! 

¿Cuáles son los ingredientes necesarios para preparar la infusión de alcachofa?

  • 20 gr. de hojas frescas de alcachofa.
  • 250 ml. (1 taza) de agua muy caliente. 

Indicaciones de la preparación del té de alcachofa

Antes de cocerlas, asegúrate de limpiar las hojas de las alcachofas frescas. Tras este este paso, llévalas al fuego en un cazo con agua hirviendo. Debes cocinarlas durante diez minutos, luego retirarlas del fuego, escurrirlas y dejar reposando el agua por cinco minutos.  

Agua de alcachofa

Es muy popular por sus propiedades curativas ¡y  nosotros te enseñamos a prepararla!

¿Cuáles ingredientes necesitas?

¿Cuáles ingredientes necesitas?

shutterstock.com

  • Agua; 
  • Alcachofas frescas y jóvenes.

Instrucciones

Lava la alcachofa y retira el tallo. Córtala en dos y llévala al fuego hasta que el agua adquiera una coloración verde. Este proceso dura aproximadamente 15 minutos. Puedes consumirla caliente o fría. Se puede conservar por una semana dentro de la nevera. Se recomienda beber 250 ml. 30 minutos antes de comer. Si buscas un mejor resultado, elige alcachofas en buen estado y frescas. 

Cómo preparar sopa de alcachofa

Una de las formas más deliciosas de consumir alcachofas es en sopa. Te explicamos paso a paso esta receta, con la que podrás maravillar a todos. 

¿Cuáles son los ingredientes?

  • 4 alcachofas jóvenes y frescas; 
  • 1 ajo;
  • 1 cebolla;
  • 1 taza de crema;
  • ½ taza de vino blanco;
  • 1 hoja de laurel;
  • 2 cucharadas de mantequilla;
  • 1 limón;
  • 4 tazas de agua o de caldo; 
  • 1 rama de tomillo;
  • Aceite;
  • Sal;
  • Pimienta.

Pasos a seguir para la preparación

Antes de comenzar a preparar la sopa, debes lavar bien las alcachofas crudas. Utilizando un cuchillo, retira las hojas y la pelusa de su interior. Córtalas en 8 partes y déjalas sumergidas en un tazón con limón.

Pon a hervir las hojas retiradas previamente hasta que se encuentren tiernas; esto llevará de 15 a 20 minutos aproximadamente. Escúrrelas y, con ayuda de una cuchara, ráspalas hasta obtener su carne. 

Pasos a seguir para la preparación

unsplash.com

Luego, pon las dos cucharadas de mantequilla en una olla y cuando se derrita, agrega el tomillo, el laurel, la cebolla bien picada, el ajo y la carne de las alcachofas. 

Cuando la planta tome un color dorado y una textura suave, añade el vino blanco y déjala hervir durante 3 minutos. Incorpora el caldo o el agua y cocina a fuego medio durante 20 o 25 minutos.

Cuando ya se encuentren cocidas, puedes verter la preparación en la licuadora y licuarlas hasta hacerlas puré para, así, obtener un resultado más cremoso. Si lo prefieres, puedes omitir este paso y picar las alcachofas en pequeñas partes. 

Vuelve a colocar la mezcla en la olla, vierte la crema, sal y pimienta al gusto y cocina durante un tiempo de 5 minutos. Puedes servirla con un poco de perejil espolvoreado o queso rallado y crutones.

¡Sorprenderás a todos con esta maravillosa receta!

Tallos de alcachofa

Aunque los tallos de las alcachofa no se utilicen en ninguna de las preparaciones anteriores, también se pueden aprovechar. Saltéalos en aceite con un poco de limón y cómelos como un snack crujiente en pasta o sopa. 

Posibles efectos secundarios de la alcachofa

Posibles efectos secundarios de la alcachofa

unsplash.com

En algunas personas, podría provocar efectos secundarios tales como reacciones alérgicas o gases intestinales. No es recomendable que las personas alérgicas a las margaritas, las caléndulas u otras plantas similares las consuman.

Si tienes problemas biliares o cálculos, estos pueden empeorar, por lo tanto, consulta a tu médico antes de consumir esa planta.

Conclusiones

La alcachofa es una planta con propiedades medicinales, tiene un alto contenido de antioxidantes y previene el cáncer. Es utilizada también para bajar de peso, combate enfermedades cardiovasculares, controla los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes, desintoxica el hígado y tiene grandes beneficios para el aparato intestinal. Al ser una fuente de hierro, es indicada para la prevención de la anemia y también mejora el aspecto de la piel.

propiedades de la alcachofa

unsplash.com/wnews

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. Descubre qué es y cuáles son los beneficios de tomar clorofila
  2. Propiedades y beneficios de la zanahoria
  3. Deliciosa y saludable. Todos los beneficios de la guanábana que debes conocer
Artículo siguiente