10 beneficios para la salud y algunas propiedades de las semillas de chía

10 beneficios para la salud y algunas propiedades de las semillas de chía

En tiempos antiguos, la chía era uno de los principales alimentos de las culturas maya y azteca. De hecho, su nombre deriva de una vocablo maya que significa “fortaleza”. Se creía que dotaba de fuerza y agilidad a las personas que la consumían.

Al parecer, los antiguos indígenas no estuvieron equivocados del todo, ya que, actualmente, los beneficios de las semillas de chía están comprobados. Son tan buenas para nuestro bienestar que, incluso, han sido catalogadas como un “superalimento”.

En el presente artículo te enseñaremos por qué es bueno consumirlas y  de qué forma sus propiedades contribuyen a tener buena salud.

Valor nutricional de las semillas de chía

Valor nutricional de las semillas de chía

pexels.com

La chía se extrae de una planta perteneciente a la misma familia de la menta y la yerbabuena. Desde que algunos estudios recientes demostraron que es buena para la salud, su consumo ha cobrado auge a nivel mundial.

A continuación, te explicamos, de manera detallada, los valores nutricionales de esta semilla milagrosa (valores referenciales por cada 28 gramos o dos cucharadas):

Descripción

Peso (g) / IDR* (%)

Magnesio

30%

Calcio

18%

Manganeso

30%

Fósforo

27%

Grasa

9 g.

Proteína

4 g.

Fibra

11 g.

*Ingesta diaria recomendada

Las semillas de chía también poseen altas concentraciones de otros nutrientes, incluyendo vitamina B1, B2 y B3, zinc y potasio. También es un alimento muy recomendado para hacer dieta, ya que un par de cucharadas apenas tienen 101  calorías.

Su consumo no implica ningún riesgo para la salud porque se cultiva de manera orgánica y es un grano no transgénico. Además, no provoca efectos colaterales ni intolerancia, pues es  un alimento sin gluten.

Top 10 beneficios que proveen las semillas de chía

Además de sus muchos nutrientes, tiene innumerables efectos positivos para nuestro bienestar. Estas son las 10 mejores propiedades de las semillas de chía.

1. Las semillas de chía están llenas de antioxidantes

Las semillas de chía están llenas de antioxidantes

pixabay.com

Cada semilla contiene su propia dosis de antioxidantes, que se encargan de proteger grasas delicadas y óleos esenciales. Al consumir chía, sus antioxidantes resguardan a las células del perjuicio de los radicales libres, previniendo el envejecimiento prematuro y también ciertas enfermedades degenerativas, como el cáncer.

2. Tienen un alto contenido de ácidos grasos de omega 3

Otra de las ventajas de las semillas de chía es su alto contenido de omega 3. Incluso, su concentración es mucho más alta que en otros alimentos, como el salmón. Lamentablemente, la calidad de su omega 3 es inferior en comparación con las proteínas animales; ello se debe a su bajo índice de ácido docosahexaénico (DHA), al cual se le atribuyen las propiedades curativas del ácido graso.

Por lo tanto, la chía es considerada una fuente alterna de omega 3. Para consumir ácidos grasos de primera calidad, se recomienda el consumo habitual de pescados.

3. Tienen un alto nivel de fibra

Como vimos en los valores nutricionales, la chía es, mayormente, fibra. Cuando sus fibras se disuelven en el estómago, aumentan su volumen y provocan una sensación de llenura, lo que disminuye la ingesta de alimentos. Muchos consideran que el consumo  diario de sus semillas ayuda a la pérdida de peso, sin embargo, no está demostrado.

Estudios realizados en personas obesas no arrojaron una pérdida de peso considerable, sin embargo, sí se demostró que comerlas aumentaba los niveles de omega 3 en la sangre.

Por lo tanto, la mejor manera de perder peso es reducir el consumo de calorías y carbohidratos, y llevar un estilo de vida más saludable.

4. Ayuda a combatir las enfermedades coronarias

Ayuda a combatir las enfermedades coronarias

pexels.com

Se cree que por ser rica en omega 3, la chía es buena para prevenir los trastornos coronarios. Tests en roedores demostraron que los ácidos grasos de las semillas incrementaban el colesterol bueno y bajaban el nivel de azúcar, los triglicéridos y la grasa abdominal.

Lamentablemente, cuando se repitió el experimento en seres humanos no se obtuvieron resultados concluyentes. Por lo tanto, si el consumo de chía no viene acompañado de un cambio de vida, no tiene ningún efecto.

5. Las semillas de chía son excelentes para perder peso

Como se dijo anteriormente, la chía solo sirve para bajar la ansiedad de comer porque se expande en el estómago y genera una sensación de saciedad. Sin embargo, no tiene efecto alguno sobre la pérdida de peso. La mejor manera de adelgazar es a través de dietas, ejercicio y hábitos saludables.

6. Las semillas de chía son proteína de excelente calidad

El consumo de chía es una excelente alternativa para sustituir el consumo de carne animal, puesto que contiene aminoácidos esenciales, los cuales son importantes para nuestros músculos. Asimismo, sus proteínas ayudan a ahuyentar las ansias por comer. Es considerado el vegetal con más proteína.

7. Mejora los niveles de glucosa en la sangre

Mejora los niveles de glucosa en la sangre

pixabay.com

Estudios en ratones demostraron que la chía ayuda a disminuir altas concentraciones de azúcar en la sangre, propias en diabéticos. Los roedores manifestaron una mejora impresionante reduciendo la resistencia a la insulina.

Asimismo, está demostrado que las personas que consumen pan con semillas de chía durante las comidas manifiestan niveles de azúcar más bajos que aquellas que comen pan convencional.

8. Nos resguardan de la contaminación

Comerlas le ayuda a nuestro cuerpo a protegerse de los agentes contaminantes, el humo del cigarrillo y los rayos ultravioleta. La chía contiene sustancias que refuerzan las defensas naturales de la piel y los pulmones.

9. Reducen  la inflamación crónica

El marcador inflamatorio de la sangre es un índice que revela qué tan propenso es nuestro cuerpo a hincharse. Si los indicadores son demasiado altos, se corre el riesgo de padecer inflamación crónica, un trastorno que puede resultar en complicaciones como cáncer y afecciones cardíacas.

Un estudio realizado con 20  pacientes demostró que comer chía diariamente durante tres meses consecutivos ayuda a reducir los marcadores inflamatorios.

10. Fortalecen los huesos

Dos cucharaditas de chía contienen, aproximadamente, 18%  de la ingesta diaria propuesta de calcio. Esto significa que sus semillas son más ricas en calcio que la leche y sus derivados. Por lo tanto, es muy buena para fortalecer los huesos.

Uno de los contras de este vegetal es su contenido de ácido fítico, que bloquea la absorción del calcio. Debido a ello , no todo lo que se ingiere se asimila.

Cómo incorporar las semillas de chía a tu dieta

Antes de incorporar chía a cualquier platillo, se recomienda sumergir las semillas en agua por unos treinta minutos. Esto permitirá que se hidraten y expulsen su propia leche, la cual está llena de nutrientes.

Puedes preparar una nutritiva leche de chía incorporando un par de cucharadas a un vasito de agua tibia. Espera que las semillas se saturen de agua y aumenten su volumen y que el agua se torne un poco turbia. Bebe y disfruta. De esta manera, aprovecharás todas sus cualidades curativas.

Consumo recomendado

A continuación, te dejamos las dosis diarias recomendadas en función de la edad y el sexo:

Sexo

Edad

Cantidad (g.)

Masculino

> 58 años

30

< 58 años

38

Femenino

> 50 años

21

< 50 años

25

Notas finales 

Como puedes ver, las semillas de chía sirven para todo. Reducen la inflamación, previenen la diabetes y protegen el corazón. Además, combinan con todo y tienen un agradable sabor y textura. Esperamos que con este artículo hayas aprendido para qué sirve la chía y comiences a incluirla en tu dieta diaria.

Artículo siguiente