¿Qué son los celos, sus tipos y qué hacer si los sentimos?

¿Qué son los celos, sus tipos y qué hacer si los sentimos?

En nuestras relaciones interpersonales, ya sea de pareja, amigos, en familia o en el trabajo solemos sentimos ese aguijón de inseguridad, no nos hace bien, y menos a quienes nos rodean. A continuación te explicaré un poco sobre qué son los celos y sus tipos, para poder actuar de una manera más asertiva en el futuro.

¿Qué son los celos? 

Se dice que si una persona quiere a otra (de cualquier manera) o siente alguna admiración por ella, sentirá en algún momento “celos de amor”, debido al temor constante de perderla, por ser tan importante, sin embargo, esto no es cierto, en realidad suelen ser la exteriorización de nuestras inseguridades, falta de autoestima y no saber reaccionar ante situaciones contrarias a nuestros deseos. 

Debemos hacer una diferencia, los celos reflejan temor de perder algo aparentemente en nuestra posesión; la envidia se manifiesta cuando observamos lo que quisiéramos tener, pero no es nuestro.

Tipos de celos

Aunque muchas veces los asociamos a una relación de pareja, pueden aparecer en casi cualquiera de nuestras esferas sociales.

Celos románticos

Celos románticos

shutterstock.com

Estos son los más comunes, y la literatura, música e incluso los medios de comunicación centran su atención en los celos en el noviazgo. Se da cuando dentro de una relación amorosa, uno de los integrantes siente miedo de que su relación termine, normalmente por la existencia de una tercera persona, este miedo puede ser exteriorizado de muchas formas; suele ser asfixiante y negativo para la relación.

Celos de trabajo o de poder

Esta es una de las situaciones más cotidianas y se confunden con la envidia. Se dan por alguna felicitación o ascenso para alguien dentro del ámbito laboral, dándole mayor prestigio, y otra persona del mismo entorno desea lo mismo para sí.

Celos entre amigos

Celos entre amigos

shutterstock.com

Una vez más se refleja el temor al ser desplazados por otra persona, esta vez en una relación amical. Esto surge como referencia a nuestras inseguridades, al sentir que no somos suficiente y otra persona puede llenar esos vacíos interiores, notados por nosotros, pero no necesariamente por el resto. Muchas veces al manifestar nuestras emociones, las inseguridades suelen ponerse en evidencia.

Celos intrafamiliares

Son una característica inherente al ser humano y es en el entorno familiar en donde más se visibiliza esta reacción, por ejemplo, cuando un niño pequeño se entera que pronto tendrá un hermanito con características parecidas a  él (vulnerable, con necesidades de atención por parte de sus padres) puede ponerse celoso. Esto pasa debido al riesgo de sentirse reemplazado por otro miembro de la familia.

Celos anormales

Ahora bien, casi cualquiera podría sentirlos, pero ¿en qué momento podrían convertirse en algo negativo para nosotros y para el resto? Esto ocurre cuando, llevados por la emoción, actuamos de manera egoísta, tratando de llamar la atención mintiendo, manipulando o menospreciando a una tercera persona.

¿Por qué celamos? 

Hay muchas razones, a veces sucede de manera involuntaria. Incluso no solemos identificarnos como celosos. A continuación, algunas causas de esta agobiante emoción.

Inseguridad y bajo vínculo de autoestima

Inseguridad y bajo vínculo de autoestima

shutterstock.com

Cuando mostramos este sentimiento, actúa más como un reflejo de nuestras carencias emocionales. Nadie necesita a otro para ser feliz, aunque el mundo actual nos venda esa idea por todas partes. No obstante, cuando lo creemos, se pone en riesgo todo aquello que valoramos, existe un temor palpitante y lo confundimos con amor. Nada más lejos de la realidad. 

Miedo a la soledad

El ser humano es un ser social por naturaleza, pero muchas veces necesita de un tiempo a solas para poder hacer un análisis introspectivo y darse cuenta de sus propias fallas; sin embargo, muchos nos cegamos a la posibilidad de autoexploración y tenemos un miedo rotundo a pasar por esta experiencia. En vez de tomarlo como un aprendizaje benéfico para nuestra salud mental, lo tomamos como un mal síntoma de nuestras relaciones sociales.

Dependencia de tu compañero

Sucede cuando sentimos la necesidad de que otra persona apruebe nuestro comportamiento y nuestro actuar, es decir, la usamos como un sensor de lo bueno o lo malo en nosotros, si alguna vez esta persona se aleja, podríamos tener cuadros de ansiedad o depresión.
Haber sufrido una infidelidad

Este sentimiento es también una muestra de desconfianza, solemos fantasear e imaginar escenarios donde nuestra pareja puede fallarnos o mentirnos. Usualmente sucede cuando hemos tenido una experiencia previa, es decir, alguien cercano a nosotros ya nos ha decepcionado. Si no hemos sanado bien la herida anterior o aún nos falta llegar a un nivel de confianza plena con nuestro compañero o compañera actual, es posible experimentar esto.

Apego ansioso

Como hemos explicado anteriormente, la inseguridad mal enfocada o mal llevada puede generar cuadros de ansiedad perjudiciales para nuestra salud; puede deberse a la negación interna de que algo malo sucede en nuestras relaciones, sentirnos amenazados por alguien, aun cuando ese alguien no exista realmente.

Sensación de posesión

No existe el amor sin libertad

Pero solemos necesitar a  nuestra pareja todo el tiempo con nosotros; si decide hacer algo diferente, pensamos que “estamos perdiendo a nuestra persona amada”, pero no, se ha desarrollado la idea de tener en nuestras manos a alguien, y la convertimos en un objeto más. 

Otras causas posibles

En los puntos anteriores hemos visto las causas más comunes de los celos, pero no son las únicas:

  • Sentimientos de inadecuación en su relación: generalmente teme que no sea lo suficientemente bueno para su pareja. Esto es más un síntoma de la falta de autoestima, uno ve su reflejo y le da miedo tener carencias, y más que el resto las vea.

Sentimientos de inadecuación en su relación: generalmente teme que no sea lo suficientemente bueno para su pareja.

shutterstock.com

  • Neuroticismo: una tendencia general a ser temperamental, ansioso y emocionalmente inestable. Ante una amenaza latente para nuestras relaciones, tendemos a mostrarnos incoherentes entre nuestro sentir y lo demostrado realmente.
  • La creencia cultural de que los celos son amor. Esta es una creencia popular del amor romántico, es muy dañino para nosotros y el resto. No son una demostración de faltas emocionales, disfrazarlas de amor verdadero conlleva futuros problemas, dependencias emocionales y ataques depresivos que enfermarán nuestra psique y pueden verse reflejados en nuestro propio cuerpo.

La creencia cultural de que los celos son amor.

shutterstock.com

  • Experiencias familiares de abandono. Si hemos crecido en un hogar disfuncional en donde no ha habido terapia familiar, es probable copiar las mismas actitudes en nuestra etapa adulta, aun cuando las sabemos negativas para nosotros mismos.
  • Influencia de las redes sociales para controlar al otro. La tecnología nos ha convertido en sujetos más vulnerables al acoso, hay aplicaciones de ubicación, subimos fotos a redes sociales, y estas no siempre son usadas con buenos fines, pueden apoyar el control y la manipulación en relaciones tóxicas.

Influencia de las redes sociales para controlar al otro.

shutterstock.com

Síntomas de una persona celosa:

  • Trata de saber qué haces, en dónde y con quiénes estás.

  • No confía en ti.

  • Busca prueba de lo que le dices.

  • Te persigue.

  • No quiere “compartirte” con otras personas.

  • Limita tus decisiones.

  • Desea llegar a tus mismos niveles de éxito.

  • Se siente amenazado frente a una tercera persona

  • Revisa tus redes sociales para saber qué hacías mientras no estabas con él o ella.

Celos en hombres y mujeres.

El género no siempre significa una diferencia diametral en nuestras reacciones. En realidad, la forma de responder en nuestro ambiente dependerá de nuestra formación en casa, la educación brindada y nuestras habilidades emocionales. Hombres y mujeres respondemos diferente por las implicancias culturales a las que estamos sujetos, y eso no significa una superioridad ni justifica las reacciones negativas.

 Celos en hombres y mujeres

shutterstock.com

¿Qué deberías hacer si tu pareja exhibe celos injustificados?

En este caso, existe un problema por parte de la persona que tiene estas emociones irracionales, lo primero será tranquilizarla, hacerle saber que es querida y tiene una red de apoyo. Una comunicación asertiva será clave para solucionar cualquier incidencia, mantenerse calmado y tratar de estabilizar la situación.

¿Qué deberías hacer si estás celoso?

 El habernos identificados como celosos es un gran paso, lo segundo será tratar de mejorar, trabajar en nuestro carácter y amor propio. Una pieza clave es mantener una comunicación fluida con las personas queridas, expresarles nuestros miedos y temores, debes ser sincero sin llegar a ser agresivo.

Pensamientos finales.

Nuestros contextos culturales y emocionales son un reflejo de nuestras acciones, pero éstas se encuentran en un constante cambio, es decir, siempre podemos mejorar las taras que podríamos estar arrastrando. El amor, en cualquiera de sus formas, debe tener libertad, de lo contrario se convierte en obsesión.

celos tipos

shutterstock.com/wnews

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. Remedios naturales para tratar la ansiedad
  2. ¿Quieres saber cómo seducir a un hombre? Aquí te daré los mejores tips de seducción
  3. 10 tés para relajarse y decirle adiós al estrés
Artículo siguiente