¡Fácil y rápido! ¿Cómo hacer puré de papa como todo un chef?

¡Fácil y rápido! ¿Cómo hacer puré de papa como todo un chef?


Aunque es un acompañante muy común en la gastronomía de numerosos países, aún muchas personas se preguntan cómo se prepara el puré de papa, y es que, a pesar de su sencillez, no debes subestimar esta popular receta.

Existen trucos muy sencillos al lograr la preparación perfecta, desde elegir adecuadamente  los ingredientes para puré de papa, hasta algunos métodos relacionados con la temperatura de los líquidos, sus proporciones y el tiempo de cocción empleado.

Cómo se hace el puré de papa

Hacer puré de papa se remonta a épocas remotas, cuando los cocineros de Julio César servían este sencillo plato a los soldados, para mantener a las tropas alimentadas. Una de las razones por las cuales esta preparación es tan popular, son sus escasos ingredientes y lo sencillo de la cocción.

Básicamente el puré de papa preparación consiste en hervir los tubérculos hasta suavizarlos en agua con sal o caldo. Para mejorar la consistencia de la mezcla, algunos solían añadir aceite de oliva o mantequilla. Adicional a estos ingredientes, hay secretos capaces de realzar su sabor, como añadir queso crema, nata o leche fresca, entre otros.

Cómo se hace el puré de papa

pexels.com

Las ventajas de esta receta

Muchos especialistas en salud y nutrición recomiendan el uso de recetas de puré de papa para incluirlas en la dieta habitual, debido a sus múltiples beneficios a nuestra salud. Los ácidos de los tubérculos de esta preparación son sumamente apropiados al tratar las úlceras estomacales.

Los pacientes hipertensos pueden hallar un buen aliado, pues contiene elevados niveles de potasio, además de ser una rica fuente de otros minerales esenciales, como el hierro y el magnesio. Contiene vitamina B, C y D, ayudando así a contrarrestar problemas de salud como migraña, virus y resfriados, y fortaleciendo el sistema inmunológico.

Normas a seguir en la receta puré de papa perfecta

Saber cómo hacer puré de papas cremoso es un secreto guardado muy bien por algunas personas. Por lo general, se basa en el cuidado de cada uno de los detalles, desde la selección de lo ingredientes principales hasta las técnicas de preparación empleadas. 

Tips para papas adecuadas

Escoger acertadamente los tubérculos de tu puré de papa receta casera, es el primer paso para obtener los resultados deseados. ¿Te ha pasado alguna vez que queda demasiado gomoso o un poco reseco?, posiblemente la responsable sea la patata utilizada.

Hay muchos tipos de tubérculos, pero, en líneas generales, en el mercado encontrarás patatas más almidonadas, otras conocidas como tipo cera y algunas consideradas múltiples o versátiles. Las primeras y las últimas son las más indicadas en esta preparación, pues se disuelven fácilmente en la boca y dan textura ideal.

Tips para papas adecuadas

unsplash.com

El punto justo de sal

Cada vez que realices comidas con papas, debes estar muy atento a la sazón de los vegetales. No dejes a otros ingredientes la responsabilidad de balancear el sabor de tu acompañante. Desde que comienzas a calentar el agua en la cual cocinarás tus tubérculos, debes considerar el uso de condimentos o especias a tu gusto.

Las patatas poseen la propiedad de absorber bastante bien los sabores, de ahí la importancia de que se cuezan con el punto adecuado de sal, o cualquier otro condimento, para dar un toque especial a tu plato.

Vigila la temperatura de la crema o leche

Toda receta de puré de papa cremoso siempre contempla el uso de ingredientes como la leche o la crema, para añadir más cuerpo y sabor al plato. Es sumamente importante conservar estas sustancias lácteas a temperatura ambiente, preferiblemente calientes, pues sólo así podrán absorberse mejor en la mezcla.

Al usar crema tibia, las patatas tendrán la oportunidad de incorporar a su consistencia estos sabores y no será necesario mezclar demasiado tiempo, en especial porque revolver en exceso atenta contra la textura del puré.

Vigila la temperatura de la crema o leche

freedigitalphotos.net

No abuses del líquido

Una vez mezcladas las papas con mantequilla llega el momento de incorporar la sustancia más acuosa para dar cremosidad a la preparación. El ingrediente más común para cumplir esta misión es la leche, aunque algunas personas la sustituyen por crema o mayonesa.

Sea cual sea el líquido a incorporar, no abuses. Recomendamos añadir a la mezcla la cantidad justa y sólo si es necesario, incorporar un poco más, siempre en mínimas porciones, porque el exceso de humedad únicamente podrá corregirse añadiendo más patatas.

Sírvelo al momento

Entre las numerosas recetas de comida con papas, esta es una comida incapaz de esperar para después. Debe servirse al momento, pues pasar por un proceso de recalentamiento sólo arruina su textura y sabor.

Aconsejamos agilizar el proceso, alistando los ingredientes desde el día previo, pero en vista de que su preparación es francamente sencilla y rápida, todo lo concerniente a la cocción y mezcla, se debe hacer minutos antes de llevar a la mesa.

Sírvelo al momento

freedigitalphotos.net

No lo mezcles en exceso

Algunas personas subestiman el proceso de preparación de este plato, creyendo que mientras más se baten los ingredientes, mayor cremosidad se logra. Esto es un mito y un error. Una vez incorporada la mantequilla, si te preguntas qué hacer con papas, pues la respuesta es muy sencilla, debes mezclar, pero sólo lo necesario para unir los ingredientes.

Revolver en exceso arruinará la textura de tu receta.

Contrarresta la humedad

Si los resultados son indeseables y terminas obteniendo una preparación demasiado acuosa, probablemente no escurriste las patatas lo suficiente cuando las sacaste de la olla. Algunos expertos recomiendan colar los vegetales, devolverlos a la olla y ponerlos al fuego al menos un par de minutos más, para permitir al calor evaporar toda la humedad.

Recuerda, unos tubérculos empapados sólo traerán problemas a tu acompañante.

Procura usar trozos regulares

El problema de picar los tubérculos de diferentes tamaños es cómo afecta la cocción. Toma en cuenta una lógica muy simple: los trozos más grandes demorarán más en suavizarse, mientras los más pequeños estarán listos en pocos minutos.

Aunque parezca un detalle irrelevante, esta disparidad de tiempos de cocción afectará directamente la textura final obtenida, haciendo unas porciones más duras y secas, mientras otras estarán más suaves o grumosas. 

Procura usar trozos regulares

freedigitalphotos.net

Emplea la arrocera

Al mezclarse en exceso, el almidón se rompe; esto produce una pasta gomosa y desagradable. Por esta razón, muchos expertos recomiendan no emplear procesadores o licuadoras en el proceso de elaboración.

Es preferible sustituir estas técnicas por utensilios como la arrocera de patatas o un machacador manual. Es probable demorar un poco más con el segundo y hasta sentirás un resultado duro o grumoso, pero si sigues cada una de nuestras instrucciones, te sorprenderás del sabor y consistencia del plato final.

Dale un toque con mantequilla

No existe un aderezo para puré de papa capaz de superar a la mantequilla. Algunos expertos de la gastronomía recomiendan emplear una proporción de 200 gramos de grasa por cada 450 g. de tubérculos, así tendrás la consistencia y relación ideal.

reglas pure de papas

shutterstock.com/wnews.life

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. ¿Qué es kosher y cómo se usa en la comida?
  2. Recetas para preparar desayunos fáciles, nutritivos y saludables
  3. ¡Comidas sanas y deliciosas con espinacas, aptas para tu bienestar!
Artículo siguiente