No tienen a dónde ir: un padre y su hijo se quedaron sin techo por culpa de sus vecinos malos

No tienen a dónde ir: un padre y su hijo se quedaron sin techo por culpa de sus vecinos malos

Matt Astifan, un padre soltero de Vancouver, Canadá, enfrenta la difícil situación de tener que desalojar su vivienda en razón de que su pequeño hijo, de 3 años, es demasiado ruidoso para el estándar de sus vecinos.


Matt ha estado recibiendo advertencias acerca del ruido que genera el pequeño cuando está en casa. Previo a la orden formal de desalojo, recibió tres advertencias formales por parte de la administradora del edificio.


Matt, sin embargo, no se rinde y dice que aún explora sus opciones legales. Dice que su hijo es un pequeño como todos, y que sólo tiene un extra de energía que debe drenar. Para esto también ha cubierto de alfombras el apartamento para atenuar los ruidos hacia afuera. Sin embargo, las quejas continúan.

De acuerdo a los vecinos de Matt los ruidos de objetos arrastrados por el piso, zapatos que golpetean, así como el continuo corretear del bebé, son excesivos.


Incluso ha habido momentos en los que los vecinos han golpeado el piso del apartamento para hacerles ver su molestia, lo cual ha terminado por asustar al pequeño, comenta Matt.


Como una última medida de negociación, el condominio del edificio ofreció a Matt mudarlo de departamento a uno más retirado dentro del mismo conjunto, pero esto fue declinado por el molesto padre, quien es un destacado consultor de medios digitales.


¡Bonus! Vídeo: Una madre de 17 años y con siete hijos está buscando esposo


Artículo siguiente