Después de 10 años de matrimonio, la mujer abandonó a su hijo y a su esposo para estar con otro, y el hombre decidió ser madre y padre para el niño

Después de 10 años de matrimonio, la mujer abandonó a su hijo y a su esposo para estar con otro, y el hombre decidió ser madre y padre para el niño

Muchas personas creen que de verdad todo está bien en sus vidas, hasta que se dan cuenta que nada es como parece. Esto fue lo que le ocurrió a Jeff Z, quien pensó que su matrimonio era perfecto, pero en realidad ya estaba derrumbado.


Jeff solo vivía una apariencia, la realidad era otra. Él vivía en Pensilvania y se enamoró de una chica que trabajó con él en un restaurante cuando él tenía 24 y ella 20.

Ella tomó una carrera universitaria para convertirse en maestra y él estuvo a su lado en todo momento. Jeff sentía que era el hombre más afortunado de la tierra. Jeff y su novia vivieron juntos, se casaron, él ganó 25 mil dólares en una lotería, y cuando estaban en una nueva casa y todo estaba estable, se dio cuenta que estaban a la espera de un bebé.

El bebé nació en el año 2014 y lo llamaron Dominick. Era el sueño americano, la vida perfecta que cualquier persona desearía, incluso tenían dos autos. Jeff trabajó en dos sitios y también tomó un turno de noche hasta que su esposa pudiese trabajar de nuevo. Siempre fue comprensivo y cuidó de su familia.


Hasta que un día Jeff llegó a casa y descubrió unas fotos comprometedoras en el teléfono de ella. Efectivamente, ella estaba flirteando con otro hombre. Esto explicaba por qué su esposa había llegado al extremo de descuidar a su bebé y Jeff se convirtió en padre y madre al mismo tiempo.


De allí en adelante, todo se derrumbó. Se separaron. Él se sumió en una tristeza profunda. Perdió su casa, su familia, sus cosas, todo. Luego del divorcio quedó con mucho menos. Ni siquiera pudo recuperar su cama, sino que ahora le pertenecía a su esposa y la compartía con alguien más.

Sin embargo, lo que motivó a Jeff a seguir adelante fue el amor por Dominick. Eso le hizo comenzar de nuevo, volver a trabajar en dos turnos, iniciar su vida desde cero, volver a su antiguo dormitorio en casa de sus padres y sin nada de dinero.


Pero sabe que todo ha valido la pena porque su hijo lo ama y eso le hace feliz cada día, aunque todavía no ha llegado otra persona que quiera realmente construir un hogar verdadero. Mientras tanto, Jeff continúa cuidando a su hijo, a pesar de verlo pocos días a la semana.


¿Qué opinas de esta emotiva historia?

¡Bonus! Vídeo: Una madre de 17 años y con siete hijos está buscando esposo


Artículo siguiente