Un niño de 13 años falleció por un juego de sus compañeros

Un niño de 13 años falleció por un juego de sus compañeros

Un chico de trece años de edad falleció, debido a una fuerte reacción alérgica, luego que sus compañeros lo siguieran y el colocaran queso rallado dentro de su franela. 

Karanbir Cheema fue víctima de un shock anafiláctico, así como de una mala jugada de sus compañeros, dado que sufría de una alergia severa al gluten, el trigo y a cualquier producto lácteo, además de ser alérgico a las nueces y a los huevos. 

Luego del juego pesado que sus compañeros le hicieron, la escuela llamó a los servicios de emergencia, pero el chico ya estaba respirando con dificultad, además de presentar urticaria y tener toda la piel afectada. 



Uno de los primeros paramédicos en llegar al sitio donde se encontraba Karanbir dijo en la corte que al menor le había sido administrado clorfenamina, a través de vía intravenosa, entre otros medicamentos, pero ya el pequeño estaba tan grave que no respondía. 

Luego, el pequeño Karanbir padeció un paro cardiorrespiratorio, por lo que le aplicaron RCP, además de utilizar un desfibrilador, momentos previos a ser trasladado al centro médico más próximo, donde luego de diez días de agonía terminaría falleciendo. 

La madre de Karanbir se encuentra devastada, al igual que toda su familia, y exige respuestas por la muerte de su hijo. Por este caso, otro chico de trece años fue detenido, por considerarlo responsable en la muerte de Karambir. No obstante, no existe una acusación formal en contra del chico arrestado. 

Mientras tanto, las investigaciones continúan en curso. Estos hechos ocurrieron en Londres, y los padres de Karanbir comentaron que su hijo era víctima constante de acoso escolar. Cheema cursaba estudios secundarios en la escuela William Perkin Church of England, ubicada en Greenford. 


Artículo siguiente