Sangriento 11 de septiembre: las últimas palabras de las víctimas del mayor ataque terrorista en la historia

Sangriento 11 de septiembre: las últimas palabras de las víctimas del mayor ataque terrorista en la historia

Minutos antes de que el vuelo 175 de United Airlines impactara contra el World Trade Center, el 11 de septiembre de 2001, uno de los pasajeros dejó un mensaje de voz para su esposa, quien vivía en Massachusetts. El mensaje decía lo siguiente:

“Jules, te habla Brian. Escucha, estoy en un avión que ha sido secuestrado, si las cosas no resultan bien – y no se ven bien-, sólo quiero que sepas que te amo de verdad”. Estas fueron las palabras de Brian Sweeney, un consultor aeronáutico, que tenía 38 años de edad y había sido piloto de la Armada."

“Quiero que siempre hagas el bien, que pases buenos momentos, lo mismo para mis padres y para todos, y te amo totalmente… y te veré cuando llegues allí”. “Adiós nena”. “Espero llamarte”.

El señor Sweeney, de igual modo llamó a su madre para decirle que la amaba. Le dijo que los pasajeros tenían pensado contraatacar: “podrían volver aquí”, fueron sus palabras… debería irme. "Vamos a tratar de hacer algo al respecto”.

La verdad es que no hubo tiempo para hacer mucho porque tan sólo tres minutos luego de esa llamada, el avió se estrelló con los pisos superiores de la Torre Sur.

Así como esa llamada, hay registros de otras que también son desoladoras. Los mensajes finales en los correos de voces pueden ser escuchados por quienes visiten el museo del 11 de septiembre en Nueva York. Estos se encuentran en teléfonos que han sido fijados a la pared.

Dichos mensajes recogen las últimas palabras de los miembros de la tripulación, así como de los oficinistas, que se encontraban entre las más de dos mil personas que murieron cuando los aviones fueron secuestrados y estrellados contra las Torres Gemelas, el Pentágono y un campo en Pensilvania.

Estos mensajes, contienen las voces de terror del momento en el que sentían que iban a morir. También hay mensajes que tratan de calmar y dar consuelo a los seres queridos, pero, sin duda, son las grabaciones más tristes que puedan existir en la historia de la humanidad.

A continuación, puedes ver más vídeos de estos sucesos:


Artículo siguiente