Rosalía la embajadora de la moda flamenca que iluminó los Latin Grammy 2018

Rosalía la embajadora de la moda flamenca que iluminó los Latin Grammy 2018

Rosalía, la catalana de 25 años que hace un año desfiló casi desapercibida en la alfombra roja de los Latin Grammy cuando rindió tributo a la trayectoria artística de Alejandro Sanz, este año dijo “presente” con Malamente.

Una propuesta fresca y distinta a las tradicionales comenzando porque su disco que se ha desdibujado durante ocho meses y a pasos agigantados hemos visto el talento de la catalana a través de las redes sociales.

La potencia de su puesta en escena además del continuo recordatorio flamenco que caracteriza a la artista, han logrado conquistar espacios no solo dentro de España donde todas sus presentaciones se agotan en horas sino fuera de las fronteras del país.

En la ceremonia más importante de la música latina los Latin Grammy, fue nominada en cinco categorías consiguiendo llevar a casa "Mejor fusión o interpretación urbana" y "Mejor canción alternativa".

Sin lugar a dudas toda la prensa se enfocó en esta reina flamenca quien desde su llegada al hotel MGM Grand de Las Vegas deleitó a la audiencia con su particular estilo marcando tendencia.

El primero de los trajes pertenece a la firma Yolancris que preside su coterránea Yolanda Pérez, quien diseñó un vestido corte en V en tono rosa en capas asimétricas que dejaban al descubierto la espalda de la artista. 

Lo siguiente fue su espectáculo. Tal como estaba previsto, Rosalía interpretó el tema que acumula más de 32 millones de visita en Youtube, Malamente. Palomo Spain se encargó de crear una malla en tono rosa pedrería plateada y característicos volados dejando al descubierto las curvas de la diva, el outfit se complementó con unos deportivos chunkyde Gucci.

Terminada la función, de nuevo al backstage la catalana se calzaba su tercer cambio de la noche traje con el que recogió su segundo premio. En esta ocasión un conjunto estampado de pantalón acampanado y paillettes.

Para cerrar con broche de oro, Versace fue la firma elegida para vestir a la cantante con un vestido estampado con colores vivos luciendo algunas trasparencias que dejó sin aliento a los asistentes incluso al colombiano J Balvin quien ya horas antes le abrazaba en un hotel en las Vegas con mucho aprecio tras afirmar sobre el talento de la cantante: Yo vi lo que venía antes de que muchas personas lo vieran, hablé con mi equipo y entendimos que esta mujer tenía que estar en mi álbum porque sabíamos que era algo especial y me alegro porque no fallamos en esa visión".

Artículo siguiente