¿Meghan Markle es el diablo encarnado? Hay rumores de que su mal comportamiento la dejó sin otro empleado

¿Meghan Markle es el diablo encarnado? Hay rumores de que su mal comportamiento la dejó sin otro empleado

La Noticia de México.- Renuncia la jefa de seguridad de la duquesa de Sussex, un despido más que se acumula en una larga lista construida en solo 18 meses.

Desde que Megan Markle decidió comprometerse con el Principe Harry, su vida se mueve entre escándalos. Es bien sabido que pertenecer a la realeza británica nunca ha sido un trabajo sencillo, para muestra la vida de la Princesa Diana o aún más pintoresto, el retrato de la primera soberana de Gran Bretaña retratado en el éxito taquillero The Favourite pero el caso de Megan resulta complejo de analizar visto que incluso el personal que le respalda termina por renunciar a su trabajo.

La dimisión de la jefa de seguridad se suma en la lista donde ya figuran su ex asistente de quien solo se sabe lleva por nombre Melissa al igual que una de las secretarias personales encargada de la comunicación en Sussex y todo en un periodo de tiempo reducido. 

La casa real evade nuevamente rendir explicaciones acerca de la renuncia avivando los rumores sobre el fuerte temperamento que aparentemente resulta característico en la duquesa de Sussex despertando de esta forma la primera crisis en la imagen de Megan.

Los empleados informaron que los malentendidos y encontronazos con el grupo que acompaña a los Duques de Sussex son continuos con Megan, al punto que les impulsa a retirarse de sus funciones. Kensington, lugar que acoge a los príncipes mientras se espera por la culminación de la adecuación ubicada en Frogmore Cottage en Windsor, ha sido testigo de los hechos. Aparentemente el estilo de la princesa resulta hollywoodiense y no comulga con el estilo real británico.

Entre las versiones que se manejan solo dos alternativas son viables aparentemente Megan está acostumbrada a saludar e interactuar con los asistentes de todos los eventos a los que asiste, dificultando la labor de los escoltas. Según las costumbres británicas incluso para este tipo de comunicación existe una agenda firme a seguir y en Megan es costumbre saltarse el protocolo. La otra alternativa es el abandono de las funciones por parte de la funcionaria debido a razones personales.

Visto los acontecimientos y a sabiendas del embarazo de Megan, es el príncipe quien se encuentra preocupado por su esposa, de hecho, ha pedido fervientemente que respeten el espacio y decisiones de la duquesa. El evita a toda costa el acoso por parte de la prensa, aunque solo por pertenecer a ese elitista círculo social, resulta imposible de contener.

Artículo siguiente