La razón por la que Kate Middleton nunca tendrá la custodia de sus hijos

La razón por la que Kate Middleton nunca tendrá la custodia de sus hijos

Una antigua ley de principios del siglo XVIII impide que los padres de los herederos a la corona de Inglaterra tengan la custodia de sus propios hijos y Kate Middleton no es la excepción.

Parece algo absurdo y tal vez anticuado, sin embargo, algo que caracteriza al estilo de vida de la nobleza, es su apego a las tradiciones. Dicha ley no sólo es aplicable a la madre. Ni siquiera el propio Príncipe Guillermo puede tener la custodia.

Parece algo absurdo y tal vez anticuado, sin embaTal vez muchos se pregunten: ¿si los padres no pueden tener la custodia, entonces quién la tiene? Para entenderlo, analicemos brevemente los orígenes de este mandato.go, algo que caracteriza al estilo de vida de la nobleza, es su apego a las tradiciones. Dicha ley no sólo es aplicable a la madre. Ni siquiera el propio Príncipe Guillermo puede tener la custodia.

Durante su reinado, Jorge I emitió esta ley. Su relación con su hijo Jorge II era tan mala, que incluso no podían tolerarse mutuamente. Como Jorge I no le tenía confianza a su propio hijo, decretó que el Rey gobernante tiene la custodia absoluta sobre todos sus nietos (eso incluye también a los bisnietos).

Como la ley aún está vigente en nuestros tiempos, la responsabilidad de todos los futuros aspirantes al trono recae sobre la Reina Isabel. Es un hecho conocido entre los royals, que el propio Príncipe Carlos debía pedirle permiso a su madre para llevar a sus hijos de paseo. ¡Increíble!

Asimismo, Guillermo y Kate deben informarle a la Reina todo lo que respecta sobre el cuidado de sus bisnietos. Cuando la Reina Isabel fallezca, automáticamente, el Príncipe Carlos se convierte en el custodio de los pequeños. Sin embargo, dudamos que eso suceda pronto.

Como la ley se extiende a todos los nietos del monarca en el trono, los hijos de Meghan y Harry no escaparán de dicha ley.

Sabemos que muchas cosas están cambiando en la familia Real en los últimos días y quizás, ya sea tiempo oportuno de eliminar leyes como esta. Sin embargo, a la Reina Isabel no parece incomodar en lo absoluto estar al tanto de todos y cada uno de los pasos de sus descendientes. Por eso dudamos que la cambien.

Artículo siguiente