Eugenia Martínez de Irujo rompe el silencio y cuenta la dolorosa vida que tuvo durante su infancia

Eugenia Martínez de Irujo rompe el silencio y cuenta la dolorosa vida que tuvo durante su infancia

Llegados sus 50 años Eugenia Martínez de Irujo el programa Planeta Calleja le hizo una entrevista que repasaba sus vivencias y entre los grandes momentos no puedo evitar mencionar lo desafortunada que resultó su vida durante el tiempo que su madre, la duquesa de Alba, estuvo casada con Jesús Aguirre. El infortunio tanto para Eugenia como para su hermano se dio porque a pesar de la alta calidad en la preparación académica de Aguirre, el hombre resultó ser inhumano, carente de empatía y sentido común con los jóvenes lo que les llevó a vivir los 25 años de matrimonio de su madre en medio de una constante tortura.

Entre las muchas anécdotas que la hija de la duquesa conserva subrayadas en su memoria destaca una donde el hombre le llamó a su oficina para señalarle como culpable si la duquesa se enfermaba porque ella, quien para entonces contaba con 11 años, a juicio de Aguirre llevaba todo el peso de la salud de su madre. Para ese entonces el hombre además aseguraba que la duquesa sufría del corazón, cosa que con el tiempo fue aclarada, la duquesa nunca sufrió de esas dolencias. Lo cierto es que aquellas punzantes palabras hirieron a la joven quien cuenta lloró muchísimo y hasta llegó a cuestionarse al respecto.

"Esa unión con mi madre fue nefasta para nosotros. Todo el mundo tiene a ese hombre como en los altares, pero mira, me quedo muy bien sacando lo que ha sido en realidad”, confesó Eugenia. 

La menor de las hijas de la duquesa cuenta que múltiples oportunidades se enfrentó a su padrastro, pero su madre prefirió primar su posición como esposa a la de madre defendiéndole frente a los jóvenes a pesar de las evidencias. No obstante, Eugenia dice que pasó una infancia agradable y dentro de todo se siente afortunada por las cosas positivas de las que disfrutó.

A diferencia de ese matrimonio cuando comenzó a conversar respecto al último matrimonio de la duquesa, solo palabras de amor alegría y agradecimiento hubo respecto al sr Alfonso Díez.

La muerte de la duquesa impactó fuertemente a Eugenia porque la relación con s madre era estrecha, ellas eran inseparables. Como consecuencia perdió peso significativamente alcanzando escasos 37 kg en algún momento.

La ex de Francisco Rivera Ordoñez, llega a los 50 años con una hija, Cayetana Rivera. Enamorada de la vida ha recuperado fuerzas y desde el 2015 mantiene una relación con Narcís Rebollo, feliz y casada con el presidente de discos Universal, ha dado un vuelco positivo.

Artículo siguiente