El truco que lo hace imposible envenenar a la Reina Elizabeth II

El truco que lo hace imposible envenenar a la Reina Elizabeth II

Se volvió conocido el medio que usan en Buckingham para evitar que envenenen a la Reina Elizabeth II.

Pensando en los tiempos antiguos se puede llegar a la conclusión que para comprobar si la comida de la realeza era envenenada, la tuvieron que probar los sirvientes. Pero en nuestros días se hace de la manera diferente.

En una película documental Secrets of the Royal Kitchens (Los secretos de las cocinas reales) revelaron qué truco usan en la residencia de los monarcas británicos para evitar el envenenamiento a través de la comida.

El truco consiste en no informar a los cocineros o sirvientes qué precisamente plato comerá la Reina, es decir que el plato de Elizabeth II se elige al azar. De esta manera, uno que quiere envenenar a la Reina, debería añadir el veneno al resto de la comida y envenenar a los demás.

Además en el programa gracias a Emily Andrews se pusieron al descubierto otros detalles interesantes sobre la cocina de la realeza británica. Resulta, que en Buckingham existe un protocolo que determina las reglas de las comidas en la residencia. Por ejemplo, se elabora la carta para tres días, o sea el tiempo suficiente para adquirir todos los productos necesarios. La Reina escoge los platos que le gustan o no.

Un hecho interesante: en la comida de la Reina nunca se añade el ajo, la cebolla tampoco la gusta, pero puede tolerarla en la cantidad moderada. También, a nadie se le permite sentarse a la mesa, probar la comida o terminar de comer antes que lo haga la Reina.

¿Te fueron interesantes estos hechos?

Artículo siguiente