"Para aquellos que dicen que tomé la salida más fácil": Una mamá cuyos hijos "se avergonzaban de ella" logra perder 73 kilos

"Para aquellos que dicen que tomé la salida más fácil": Una mamá cuyos hijos "se avergonzaban de ella" logra perder 73 kilos

Aunque parezca increíble, la comida puede llegar a ser un adictivo poderoso que en exceso puede traer consecuencias negativas a nuestra salud, subiendo de peso, empeorando nuestra movilidad y generando problemas adyacentes a nuestra salud.



Desde muy joven, esta mujer se volvió obsesionada con la comida, en su familia siempre centraban cualquier ocasión para preparar montones de comida en donde la pequeña adolescente disfrutaba día a día y poco a poco fue ganando peso. Como era de esperarse, subió bastante de peso y tuvo varios problemas en su colegio en donde sus “amigos” empezaron a molestarla por su condición.


A medida que crecía conoció al hombre de su vida, alguien que compartía su gusto por la comida y con quien se casó en el año 2005, en ese entonces pesaba 275 libras, luego de tener su primer hijo no ganó tanto peso, pero luego de dar a luz siguió con su gusto excesivo por la comida.


En 2008 tuvo a su segundo hijo subiendo más de 50 libras aproximándose a los 295, llegó a un punto en el que no quería subir más, y su salud cada día se comprometía dándole problemas no solo a ella sino a toda su familia.


Fue hasta el 2015 que la mujer se reunió con un doctor quien le dio una opción médica para poder rebajar de peso eliminando el apetito y teniendo una mejor salud. En solamente dos años bajó 162 libras.


Ella comenta que no todo fue tan fácil pues debió aprender a comer, empezar a hacer ejercicio y soportar los cuestionamientos de muchas personas que argumentan haber “tomado una salida fácil”, en la que ella respetuosamente contesta: “Cuando tu casa está en llamas, tomas la solución más rápida para salvar a toda tu familia”.

Artículo siguiente