Madre no esperaba que su propia hija hiciera de su hermano un monstruo

Madre no esperaba que su propia hija hiciera de su hermano un monstruo

La pequeña artista demuestra que no se es demasiado joven para ser una maquilladora con talento. La madre de Frankie y Tiffany, Catherine Carr, fue la encargada de compartir en las redes las imágenes de su hija y su pequeño hermanito, el modelo de la historia.

 

Después de todo, ¿qué es lo peor que podría pasar? Frankie estaba dormitando y Tiffany estaba jugando en su tableta. Bueno, resultó que lo que podría suceder en unos pocos minutos fue un importante cambio de imagen al babé estilo de Queer Eye.


Tiffany se encargó de aplicar el bronceador en la cara de Frankie, contorneando sus rasgos a la perfección, y siguió con un labio audaz y las cejas de expresión.

Luego llamó a Catherine: "Mamá, hice que Frankie se pareciera a ti".

 

Catherine, de 24 años, describe lo que encontró: "Básicamente le había aplicado medio envase de bronceador en la cara y lo cubrió con una sombra brillante para destacar sus rasgos".

Como si fuera poco, también delineó sus cejas como una profesional, dejando a su madre sin aliento.

 

"En su cabeza, Frankie se veía exactamente como yo, mientras me encontraba en shock, no podía ver a mi hijo para ser honesta...

 

...Finalmente, no pude decidir que era peor, el hecho de que ella piense que me parezco al bebé de esa forma o el hecho de que haya hecho sus cejas bastante bien".

Artículo siguiente