Hijo trató desesperadamente de encontrar a su madre biológica y ni siquiera imaginó qué tipo de persona tendría que conocer

Hijo trató desesperadamente de encontrar a su madre biológica y ni siquiera imaginó qué tipo de persona tendría que conocer

Con solo 15 años de edad, Stacey Faix debía tomar una decisión crucial en su vida debatiéndose entre mantener a su bebé o entregarlo en adopción.


Para ese entonces, la adopción parecía ser su única opción, así que entregó a su bebé. Lamentablemente, nunca pudo abrazarlo y mucho menos verle crecer o compartir a su lado.

Ese niño creció y fue bautizado con el nombre de Stephen Strawn, un veterano militar que vive en Pittsburgh, Pennsylvania.



Sus padres adoptivos fueron honestos y le indicaron que él había sido adoptado por lo cual siempre se había preguntado quién era su madre biológica.

Luego que sus registros de nacimiento se perdieran durante una inundación, casi pierde las esperanzas de reencontrarse con su madre. Pero la vida tenía preparados otros planes, en 2017 las leyes de Pensilvania cambiaron permitiendo a los adoptados acceder a sus certificados de nacimiento.


Stephen al poco tiempo supo quién era su madre biológica, Stacey Faix. Emocionado, Stephen investió en las redes sociales consiguiendo en Facebook unas pocas, siguió a sus instintos y le escribió un mensaje a quien, en su opinión, era su madre.


"Le envié un mensaje y le dije: 'Disculpa, tengo una pregunta que puede resultarte incómoda. ¿Entregaste a un bebé en adopción en 1982? Ella dijo: 'Sí'. Le dije: 'Creo que puedes ser mi madre biológica'".



A pesar de que no se habían visto en 35 años, todavía tenían mucho en común. Ambos formaban parte de diferentes eventos y grupos de apoyo para veteranos, el Equipo RWB. De hecho, tanto Stephen como Stacey se estaban enlistando para correr en la Media Maratón de Pittsburg.



Al ponerse en contacto y sabiendo sus aficiones, Stephen preparó una sorpresa para su madre biológica. La organización trabajó con él para cronometrar todo el asunto. Una tarjeta detallando su vida le fue entregada a Stacey, mientras ella leía él se posó detrás de ella sonriéndole.


Luego, Stacey, quien nunca había podido abrazar a Stephen cuando él era un bebé, finalmente pudo abrazar a su hijo perdido.

Artículo siguiente