Así es como se ve el bebé de una de las mujeres más obesas del mundo, por el que ella perdió casi 100 kg

Así es como se ve el bebé de una de las mujeres más obesas del mundo, por el que ella perdió casi 100 kg

Por lo general, las mujeres buscan controlar su peso por estética, autoestima y por mantener una vida sana. Sin embargo, esto no es una regla, siempre hay quien tiene una forma totalmente diferente de ver las cosas, como Monica Riley quien durante muchos años buscó su sueño: ser la mujer más gorda del mundo.



Lejos de las dietas, Monica tenía un régimen de comida muy elevado en calorías y carbohidratos. Y por muy loco que suene, su novio le apoyaba, incluso le hacía batidos de leche diarios con un mínimo de 3500 calorías.


Sin embargo, todo cambió cuando Mónica se dio cuenta que estaba embarazada, y lejos de ganar peso como toda embarazada, ella bajó 90 kilos.


Su bebé nació de forma prematura en la semana 33 y pesando solo 2 kilos. Quizás eso fue lo que le hizo recapacitar a Mónica, aunque ella jamás se ha arrepentido de su estilo de vida.



A pesar de todo su meta es bajar a 110 kilos, porque desea poder ver crecer a su hijo y está consciente de que si sigue con su mismo ritmo de vida, probablemente no lo podría lograr.

Artículo siguiente