Una pareja llevaba 22 años en una alcantarilla y cuando se enteraron de su historia, tuvieron la oportunidad de vivir en una casa normal

Una pareja llevaba 22 años en una alcantarilla y cuando se enteraron de su historia, tuvieron la oportunidad de vivir en una casa normal

Los seres humanos somos de naturaleza complicada, y muchas veces las cosas más sencillas de la vida pero que son importantes las damos por sentadas olvidando lo afortunados que somos de tenerlas.


Muchísimas personas en todo el mundo no han logrado tener la fortuna de vivir con la comodidad de un hogar propio, con los servicios básicos más importantes. Muchas son las familias que viven en una pobreza muy grande y lo más indignante es que muchas de ellas son personas ancianas.

Pero hoy la reflexión que debemos hacer es increíble, el caso de esta pareja remueve las fibras de cualquier persona. Miguel Restrepo y su pareja María García viven en las entrañas de Medellín en Colombia.


Este caso dará mucho que pensar sobre lo que necesitamos cambiar de nuestra sociedad, pues Miguel ya cumplió 20 años desde que se mudó a una alcantarilla abandonada.

La alcantarilla mide solamente 6 m2, por 1 metro de alto, y este hombre ha hecho de ese lugar un hogar.

Seguramente no podríamos imaginar jamás habitar un lugar tan pequeño, pero el hombre de 60 años y su pareja se las han ingeniado para tener allí una cama, una pequeña estufa para cocinar y hasta una televisión, y como en todo hogar tienen también la compañía de un perrito al que le dieron un lugar para vivir.


Desafortunadamente, las condiciones de higiene no son las más adecuadas, no tienen un baño y se lavan con agua de lluvia.

A las afueras de la alcantarilla la pareja habilitó un área verde en la que siembran flores y algunas plantas. En época navideña no dejan de vivir la alegría de las fechas colocando un árbol de navidad.


Miguel, al contar su vida, dice que jamás pensó vivir así, pero que al contraer una enfermedad en los pulmones tuvo que dejar de trabajar y toda esa situación lo obligó a conseguir ese lugar para vivir. Actualmente en compañía de María trata de sobrevivir de la mejor manera que pueden.


Lo bueno de todo esto es que ninguno de los 2 se siente mal de vivir así, de hecho dicen que viven mucho mejor de lo que vive el presidente de la república. Miguel, María y el hermoso Negrito no se han dejado derrumbar por las circunstancias y uno de los aprendizajes más importantes es el seguir sonriendo y luchando día a día.


Saquemos lo mejor de cada situación y también tratemos de ayudar a los que son menos afortunados que nosotros. La vida puede sorprendernos y lo que no necesitamos hoy puede ser un tesoro para otra persona.


¡Bonus! Vídeo: 5 cosas que la mayoría de la gente no sabe sobre la concepción 


Artículo siguiente