Una mujer deja a su marido por un joven 23 años menor y se da cuenta de que era una estafa

Una mujer deja a su marido por un joven 23 años menor y se da cuenta de que era una estafa

Una mujer de 71 años de Inglaterra llamada Margaret Saar viajó en el 2002 a Gambia en África de vacaciones con su esposo sin saber el cambio que daría su vida.

En ese viaje conocería a Samba, que con 23 años menos que ella conquistó su corazón aunque se encontraba con su esposo a quien dejó después de muchos años, para comenzar una relación con su nueva conquista pensando que sería para siempre.


Para el momento que se conocieron Margaret llegó a pensar que era el hombre con quien pasaría el resto de su vida y apostó todo lo que tenía por esa nueva relación.

Desafortunadamente después de 20 años tuvo que enfrentarse con la verdad, todo se trató de una mentira muy bien ejecutada por parte de Samba para lograr obtener la nacionalidad británica y toda una vida perfecta en el país.


Aunque tenían una gran diferencia de edad, de culturas y de color de piel, nada pudo interponerse en el amor que ella sentía por él y en la lucha que haría para ser feliz.

La mujer recuerda que esa flecha de química que sintió cuando lo vio no la detuvo de seguir viajando a África hasta que su esposo sospechó de que algo ocurría entre ella y Samba y se divorciaron.


Una vez firmado el divorcio regresó a Gambia para casarse con el “amor de su vida” o al menos eso pensaba ella que era.

Él se desempeñaba como carpintero y tenía muy poco dinero, solo podía mantenerse, pero junto a Margaret tuvieron una boda llena de lujos pagados por ella a pesar de que ninguno de los miembros de su familia irían, pues no estaban de acuerdo.


Después de creer que serían felices toda la vida, se dio cuenta que lo único que tuvo a su lado fueron gastos que cumplieran los caprichos de su esposo.

Fue tanto así que pagó cada uno de los trámites que realizó para su estadía en Inglaterra.


Cuando conozcamos a una persona debemos entender que las cosas deben hacerse con inteligencia y sin entregar el corazón antes de descubrir lo que realmente sienta una persona por nosotros para evitar problemas en el futuro.

Artículo siguiente