Una mujer de 71 años se casa con un joven africano y, al final se queda sin dinero para la vida

Una mujer de 71 años se casa con un joven africano y, al final se queda sin dinero para la vida

Una mujer en Reino Unido se propuso reiniciar su vida, casarse a toda costa, y decidió pagar por su siguiente esposo. Margaret Sarr queriendo lograr sus sueños cometió el peor error de su vida.

A sus 71 años Sarr gastó $260.000 en un marido en Gambia. La historia de la bisabuela comenzó 17 años atrás cuando vio por primera vez a Samba Sarr.


Margaret comentó que su vida fue un antes y un después de Samba. El joven era instructor de equitación de 48 años. Se conocieron mientras ella viajaba por motivo de esparcimiento a Gambia en compañía de su ex esposo británico en noviembre de 2002.


Luego de quedar flechada con el gambiano quien tiene 23 años menos que ella, siendo más joven que sus hijos, comenzó a frecuentar el país de África Occidental, provocando problemas entre ella y su primer marido.


En 2004, Margaret termina su matrimonio luego de 38 años. Tras el rompimiento, su relación con Samba se tornó muy activa.

Según describe Margaret, fue amor a primera vista. Sin embargo, la distancia le alejaba de su gambiano.


La pareja disfrutaba maravillosamente de su vida juntos y él le propuso matrimonio. Un año más tarde, contrajeron nupcias en medio de una lujosa ceremonia de $2.600 que ella costeó.

Para lograr vivir con Samba, la bisabuela debió trabajar semanas enteras en un hospital para lograr completar la cifra requerida para el traslado de su amor.
Cuando logró reunir los fondos, Margaret se encargó de realizar los trámites para trasladar desde Gambia hasta el Reino Unido a su “prometido”.


Pero el sueño se destruyó. Estando en este nuevo entorno, Samba se sentía avergonzado y se negaba a salir con Margaret. Para poder pagar los gastos del hogar, a pesar de estar jubilada, debió regresar al trabajo mientras su esposo estaba en el hogar.

Ella comenzó a sospechar que la engañaba y efectivamente mientras ella se iba al trabajo, Sarr le era infiel. A pesar de las circunstancias, él logró convencerla de comprar una casa en Gambia por $117.000 dólares. Hoy se encuentran en una batalla por esa lujosa casa.

Artículo siguiente