Un perrito fue adoptado 7 veces, pero su nueva vida en una familia no dura mucho porque se escapa para regresar al refugio

Un perrito fue adoptado 7 veces, pero su nueva vida en una familia no dura mucho porque se escapa para regresar al refugio

Gumby es un hermoso perro que ha resultado ser todo un escapista. Un perro de color blanco que vive en un refugio llamado “Charleston Animal Society” que permite que todos los que llegan allí sigan viviendo, ningún animal es sacrificado sin importar el tiempo que tenga en el lugar.

Este es un hogar para cada uno de los que por alguna forma llegan al refugio, reciben muchísimo amor de todos y siempre se les busca una familia.


Gumby recibe el adjetivo de ‘escapista’ porque en 7 oportunidades ha encontrado una hermosa familia que se ha enamorado de él pero continúa regresando al refugio de una u otra forma sin que nadie pueda explicar las razones que lo llevan a esto.

Para el 2014 Gumby arribó al refugio y el grupo de trabajadores del lugar se dedicaron a encontrarle un hogar permanente a este amigo, pues, es muy especial para ellos. Al encontrar a la primera familia a los tres días regresó, en el segundo hogar duró seis días y en cada hogar Gumby encuentra la forma de escapar y de volver al refugio.


La tercera persona que lo adoptó parecía tener más esperanzas pues conocía su historia y sabía que Gumby era un riesgo de escape latente pero mientras estuvo en ese hogar encontró la forma de huir 4 veces, nada lo detendría.

Finalmente, el hombre se rindió y con dolor, pues, ya se había encariñado de él, tomó la decisión de no llevarlo de nuevo a casa, la responsabilidad que requería Gumby era mucha pues si resultaba herido en una de esas escapadas, sería su culpa.


Muchas fueron las familias que tomaron el reto de intentar adoptarlo rindiéndose en el camino, pero Gumby no deseaba estar en ningún otro lugar.

En diferentes ocasiones regresaba solo al refugio, pero otras lo llevaban personas que lo encontraban en las calles, tal fue su locura que un día fue encontrado en un refugio ubicado a 30 kilómetros de Charleston.


Finalmente, el grupo del refugio entendió que Gumby no deseaba estar en ningún otro sitio, que él estaba feliz con ellos y notaron lo impresionante que es el mejor amigo de todos pues reconforta a los perros que llegan al refugio y los calma cuando son agresivos.

Con el tiempo Gumby se fue convirtiendo en un trabajador más que ayuda a facilitar la estadía de los que llegan a ese lugar a esperar una familia. Adicional a esto, Gumby ha cooperado como donante de sangre para los que llegan con algún tipo de inconveniente.


El hermoso Gumby ha llegado a convertirse en una inspiración y ha llegado a participar en eventos benéficos como el más reciente calendario de bomberos para recolectar dinero para ayudar.


Mientras algunos quieren ir a un hogar con una familia que lo ame, Gumby encontró que su vocación era ayudar a los otros animalitos que llegaran.

Artículo siguiente