Todos vieron llegar a un extraño a la boda. No imaginaban que en su pecho latía el corazón del fallecido padre de la novia

Todos vieron llegar a un extraño a la boda. No imaginaban que en su pecho latía el corazón del fallecido padre de la novia

Jenni Stepien es una joven que tenía planificada su boda con Paul Maenner. Los preparativos, como ocurre en estos casos, los tenían atareados, pero había un detalle por cubrir.

El padre de Jenni había fallecido y no sabía quien la llevaría al altar. La sorpresa para todos fue grande cuando vieron a un extraño que la conducía del brazo, ocupando el lugar de su padre, hasta el sitio donde Paul la esperaba para casarse.


El padre de la novia había fallecido hacía una década cuando intentaron robarle. Herido de gravedad, fue llevado al hospital.

Había hecho una donación de órgano tiempo atrás y cuando le diagnosticaron muerte cerebral, sus órganos fueron entregados al hospital.


Este noble acto ayudó a salvar la vida de varias personas y una de ella fue Arthur Thomas quien padecía de un problema cardíaco que lo mantenía en constante peligro de morir.

A Arthur le fue transplantado el corazón del padre de Jenni cuando tenía 72 años y tenía 6 años esperando por un órgano.


Para él ocurrió el milagro cuando fue llamado para operarlo y colocarle el corazón del padre de la chica. Luego de recuperarse de la cirugía, escribió una carta para los familiares de su donante.

Desde ese momento, ambas familias mantuvieron contacto, se llamaban, se escribían. En navidad intercambiaban postales y presentes.


Cuando Jenni decidió casarse manifestó que le gustaría tener una parte de su padre junto a ella aquel día tan importante de su vida.

Cuando Thomas supo aquello, no dudó ni por un segundo que aquella chica debía cumplir su sueño. Decidió llevarla hasta el altar y de esa manera sentiría que el corazón de su padre estaba junto a ella, celebrando su felicidad.

Y así fue. Jenni estuvo acompañada de Arthur y junto con él, aquel corazón del hombre que había amado con todo su ser: su padre.


Aquel hombre le había dado su corazón a otro también maravilloso, humano y que haría feliz a su hija el día de su boda acompañándola al altar.


Cuando se siembra amor, generosidad y cariño, se recogen los frutos de la siembra. Eso fue lo que cosechó la familia de Jenni con el gesto hermoso de su padre al donar sus órganos. ¡Un ejemplo a seguir!

¡Bonus! Vídeo: Una madre de 17 años y con siete hijos está buscando esposo

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. Las 9 madres más jóvenes del mundo que dieron a luz cuando otras niñas todavía juegan con muñecas
  2. Vídeo: 3 conductores hallaron una caja a un lado de la carretera con una niña recién nacida que lloraba y la adormecieron
  3. Niño fue amamantado por una perra callejera, luego de ser abandonado
Artículo siguiente