Sus cejas se despegaron: una mujer de 42 años pagó 250 dólares por la modelación de las cejas, pero el resultado la sorprendió

Sus cejas se despegaron: una mujer de 42 años pagó 250 dólares por la modelación de las cejas, pero el resultado la sorprendió

Las mujeres somos capaces de muchas cosas para lucir frescas, más jóvenes y hermosas, incluso podemos recurrir a tratamientos de belleza que no resultan tan positivos como esperamos.

Hay quienes dicen que la mujer que hace tus cejas podría arruinarte la vida en poco tiempo y de forma irremediable, y este caso demuestra que es así.


Jami Ledbetter es una madre de 42 años que junto a sus 3 hijos llevaba una vida normal, pero aún así quería darle un pequeño cambio a su apariencia a pesar de lucir hermosa.

Jami decidió someterse a un tratamiento de microblanding que consiste en realizar un tipo de tatuaje especial en las cejas para darles una apariencia mucho más natural.


Ella vive en Kansas, Estados Unidos, y después de una vida dedicada a sus hijos sabía que era hermosa, pero nació con prácticamente nada de cejas y siempre debía maquillarlas.

Por idea de sus hijas participó en este tratamiento después de obtener un cupón de descuento y que le daba acceso a unas nuevas cejas por solo 250 dólares.


Aunque pensó que todo sería como lo deseaba y que luciría unas cejas perfectas y naturales, pero cuando llegó el momento de ver sus nuevas cejas se percató que no solo tenía 2 sino 4 cejas en su frente.

El “económico” tratamiento resultó más caro de lo que imaginó, pues fue el final de su relación ya que su pareja la abandonó al ver el resultado.


Afortunadamente, Jami comenzó el proceso de revertir el fallido microblanding que le arruinó la vida por un tiempo, pero ha tenido que pagar casi 1000 dólares para lograrlo.

El cambio se percibe en las fotografías y también dio a conocer que la mujer que realizó el tratamiento perdió el empleo.


Aquí puedes ver el vídeo con su historia.


Por este tipo de historias es que debemos estudiar muy bien en manos de quién ponemos nuestro cuerpo, pues lo que parece ser económico y bueno podría terminar en algo terrible.

Artículo siguiente