¡Qué triste! Tiene que ver todos los días a la mujer con la que escapó su marido

¡Qué triste! Tiene que ver todos los días a la mujer con la que escapó su marido

Seguramente, cualquier mujer no desearía volver a ver en su vida el rostro de la mujer que le robó a su marido. La protagonista de esta historia tiene la mala suerte de cruzarse con ella todos los días de la semana.



Una mujer de 29 años llamada Kelly Pritchard, creía tenerlo todo en la vida. Su esposo era el hombre de su vida y sus cinco hijos llenaban su existencia de alegría. Sin embargo, nunca se imaginó que su mundo perfecto estaba a punto de derrumbarse.



Kelly acostumbraba a llevar y traer a sus hijos de la escuela. Allí se hizo muy amiga de Finlay, la madre de unos compañeros de clase de sus hijos. Varias veces salieron juntas para charlar y a beber café.



Un día, Kelly se enfermó y su esposo Allen comenzó a hacerse cargo del transporte de los niños a la escuela. Allí, el sujeto conoció a Finlay y casualmente, también se hicieron buenos amigos. De hecho, demasiado cercanos.


Con el tiempo, Kelly, Allen y Finlay comenzaron a salir juntos como una gran familia feliz. Lo que no sospechaba Kelly, es que a sus espaldas, Allen y Finlay tenían un romance. Como era de esperarse, Allen abandonó a Kelly y a sus cinco hijos para irse a vivir con Finlay.


Ahora, el sujeto ha perdido todo contacto con sus hijos y se ha convertido en el padre de los hijos de Finlay. Ambos son tan descarados, que han compartido sus planes de casarse y tener nuevos hijos en redes sociales. Lo más irónico de todo, es que Allen aún no se ha divorciado de Kelly.


La pobre Kelly está devastada, porque debe cruzarse con Finlay todos los días cuando deja a sus hijos en la escuela. Ella misma admite:

“No hay algo que desee más en este mundo que dejar de verla, pero lamentablemente me cruzo con ella todos los días”.


No podemos ni imaginarnos el dolor que deben sentir Kelly y sus hijos. Aunque seguramente, tarde o temprano Allen y Finlay recibirán una cucharada de su propia medicina. Muy bien advierte el refrán: “Lo que empieza mal, termina mal”.

¡Bonus! Vídeo: Una madre de 17 años y con siete hijos está buscando esposo


Artículo siguiente