Poco antes de casarse una mujer perdió sus 4 extremidades, pero eso no le impidió caminar hacia el altar

Poco antes de casarse una mujer perdió sus 4 extremidades, pero eso no le impidió caminar hacia el altar

Amanda Flores, madre de dos niños había estado planeando por mucho tiempo su boda con Frank Bordoy, pero una lamentable enfermedad la condujo a una triste realidad, le fueron amputadas sus 4 extremidades.

Debió trabajar muy duro desde su juventud para criar sola a sus dos hijos, el padre de los niños huyó de la casa dejándola sumida en deudas y muchas preocupaciones.



Por suerte para ella conoció a Frank Bordoy, un oficial de policía del que se enamoró y con quien tenía planeado rehacer su vida.



Amanda se había sentido mal en oportunidades anteriores, por lo que preocupada visitó dos médicos diferentes presentando síntomas de resfríado, dolor de garganta y cansancio, ninguno de ellos pudo diagnosticar su enfermedad.



Un tercer chequeo médico, determinó que su ritmo cardíaco y su frecuencia respiratoria estaban mal.

Una enfermera que puso atención a su cuadro clínico fue quien salvó su vida. ¡Su corazón estaba irremediablemente dañado!



Fue internada en el Baltimore Shock Trauma, donde su familia la vio conectada a varios equipos de auxilio vital:

“Tenía tubos por todas partes, los médicos, nos dijeron que era faringitis estreptocócica, pero no sabían realmente que tenía mi hija, sus órganos estaban fallando. Los doctores nos dijeron que sus extremidades estaban en peligro y pudimos verlo. Sus piernas y sus manos estaban negras”, comentó su madre.



Los médicos informaron a la familia que había que amputar las 4 extremidades de Amanda, ya no le estaban respondiendo debidamente.

Los familiares de la joven madre se reunieron para ver que decisión tomar, finalmente optaron por salvar su vida.



Los hijos de Flores al verla en el hospital rompieron a llorar preocupados por la salud de su madre. Pero las ganas de vivir de la madre y de luchar por ellos la llevaron a superar tan terrible situación.

Su prometido, el agente de policía, Frank Bordoy, reconoció en ella una de las personas más valerosas que jamás había conocido.



“Ella prometió que tan pronto pudiera caminar bien hacia el altar, nos casaríamos, que también debían practicar para su primer baile", comento el novio.

De allí en adelante comenzó una dura carrera para Amanda tratando de recuperar su movilidad.



Finalmente el esperado día llegó, tal como ella lo había prometido, hizo el recorrido caminando hacia el altar.



Visiblemente emocionados todos la vieron andar por sus propios medios hasta llegar junto a su prometido.



Su novio, visiblemente conmovido aguardaba por ella con la promesa de darle su amor para toda la vida.



Al salir de la iglesia se dirigieron al salón de la recepción, donde los novios bailaron por primera vez como pareja.

La historia de Amanda Flores Bordoy nos enseña que a pesar de las oscuridad que pueda presentarse en nuestra vida siempre habrá una ventana por donde entrará la luz, su valor y deseos de no dejarse vencer la convierten en un ejemplo para todos.

¡En hora buena por su matrimonio!

¡Bonus! Vídeo: Una madre de 17 años y con siete hijos está buscando esposo

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. Más de 40 cirugías y un montón de dólares ha invertido un argentino para parecerse a un "Elfo"
  2. Los hijos se despidieron de su madre que sufría de Alzheimer y 10 minutos más tarde se enteraron de que ella se había llevado al cielo también a su padre
  3. Después de dar a luz a su hija, cae en coma, y solo 7 años después despierta y conoce a la hija que trajo al mundo
Artículo siguiente