Mamá descubrió la razón por la que su hija dejó de moverse y hablar, revisando su cuero cabelludo

Mamá descubrió la razón por la que su hija dejó de moverse y hablar, revisando su cuero cabelludo

En Durham, Mississippi, Estados Unidos, la señora Jessica Griffin madre de dos hermosas niñas, se alarmó cuando observó como sin justificación su pequeña hija de 5 años dejó de caminar y hablar sin una razón que explicara la causa.



En pleno período escolar la pequeña Kaiyn de cinco años no pudo levantarse de su cama para ir al colegio, le dijo a su madre que no sentía las piernas, ella creyó que todo se debía a una mala postura al dormir.



Mientras la esperaba para conducirla al colegio, se percató que la niña no podía hablar bien, a pesar de las dos señales ella pensó que todo estaría bien.

Peinó a la pequeña para terminar de arreglarla, pero al revisar su cabeza descubrió algo que la dejó impactada.



En el cuero cabelludo de la Kailyn había una picada y el área afectada estaba enrojecida, por lo que rápidamente la trasladó a los servicios de emergencia de su localidad.



Tras examinar la niña y practicarle una serie de estudios, los médicos llegaron al diagnostico: “Parálisis por la picadura de una Garrapata”.

La enfermedad se debía al componente tóxico que se encuentra en la saliva del insecto.



Para tranquilidad de la preocupada madre, los médicos le aseguraron que luego de remover al animal, Kailyn se recuperaría transcurridas entre 12 y 14 horas, lo cual afortunadamente ocurrió.



Jessica decidió publicar el caso de su hija, esperando poder advertir a otros padres sobre este mal, que revisen a sus hijos por si alguno de ellos ha sido mordido por una garrapata.


Un diagnostico temprano podría evitar muchas complicaciones, si no se trata a tiempo el cuadro podría convertirse en insuficiencia respiratoria y en el peor de los casos causar la muerte del paciente.



Estudios llevados a cabo muestran que la función nerviosa del cuerpo vio ve afectada por causa de las toxinas que posee la saliva de la garrapata. Los síntomas suelen padecerse entre dos a siete días.

Una vez removido el insecto, la afección suelen desaparecer máximo a las 48 horas.


“Jugamos a la pelota la noche anterior, ella estaba bien, fuimos a la casa, nos bañamos, lavé su cabello, jamás vi el insecto, tampoco la mordedura, fue impresionante cómo Kailyn se desplomó al no poder mantenerse en pie”, comentó la madre.

Por suerte la pequeña Kailyn fue tratada a tiempo al descubrirse la causa que afectaba su salud.

Es importante para los padres estar atentos a la salud de sus niños, revisarlos y bañarlos bien al regresar de algún paseo, así evitaremos vivir historias como la de la señora Jessica Griffin y su hija.


¡Bonus! Vídeo: Una madre de 17 años y con siete hijos está buscando esposo


Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. Sus amiguitos no llegaron a su cumpleaños, pero se llevó la sorpresa más grande de su vida
  2. ¡Sí se puede! Sencillos consejos que sigue Angélica Vale para perder sus kilos de más
  3. Un padre estaba buscando durante 3 años a sus hijos secuestrados. Resultó que él conocía al secuestrador

Vista previa: ru.pinterest.com / www.pinterest.com

Fuente utilizada: www.teimporta.com

Artículo siguiente