La característica genética de las manos de esta familia se ha convertido en su marca distintiva y ha impresionado a millones de personas

La característica genética de las manos de esta familia se ha convertido en su marca distintiva y ha impresionado a millones de personas

Los integrantes de la familia Da Silva, en Brasil, se han hecho famosos en las redes sociales cuando se conoció su caso.

Ellos tienen una característica genética particular y nada común ya que todos y cada uno de ellos han nacido con 6 dedos en las manos y los pies.


Cada integrante, de los 14 que conforman la familia, posee 24 dedos.

Lejos de sentirse “extraños”, ellos han manifestado que utilizan sus dedos adicionales como una ventaja y que ello los hace destacarse de los demás.


Científicamente el caso es llamado polidactilia, un cambio en los genes donde los humanos nacen con más dedos de lo acostumbrado.

Lo que hace especial el caso de los Da Silva, es que todos tienen el mismo dígito: 6.


El abuelo del clan Da Silva fue el primero en nacer con 6 dedos en manos y pies y luego sus hijos y nietos han heredado la misma característica.

Uno de sus nietos, Alessandro comenta, orgulloso de su abuelo: “El abuelo hizo que nuestra característica fuese algo de valor.”.


“Escribió un libro y la portada del mismo fue una fotografía de sus manos. Es compositor de música e hizo que los seis dedos se convirtiesen en una marca de familia”.

Alessandro está casado con Katia, que tiene 5 dedos. Recientemente nació el más pequeño del clan Da Silva y todos esperaban para ver si traía la marca familiar.


Efectivamente, y teniendo probabilidades de 50/50, el pequeño Vinicius nació con su gen de 6 dedos.

Todos están contentos de que el nuevo integrante posea la marca de familia.


Las manifestaciones de algunos integrantes de la familia, han causado admiración entre los que han conocido la historia.

Guilherme dice: “Lo bueno de tener 6 dedos es que puedo agarrar más cosas a la vez”.


Joao es portero y manifiesta: ”Eso me permite agarrar más balones, se me hace más sencillo sostenerlos y es difícil que se me escapen”.


María es amante del piano y manifiesta: “Tener seis dedos me permite tocar más teclas”.


La historia de esta familia se ha conocido en diversos países del mundo a través de las redes sociales y lo más hermoso es, que el abuelo, les ha enseñado que deben sentirse orgullosos de su herencia y sacarle siempre un provecho positivo a ello.

Artículo siguiente