Era improbable que la gente entendiera que esta criatura estaba en peligro, si no fuera por su triste aullido

Era improbable que la gente entendiera que esta criatura estaba en peligro, si no fuera por su triste aullido

La naturaleza tiene una magia increíble que cada día que pasa nos enseña mil cosas más, tanto buenas como malas, y nos enseña que ella es la que realmente nos controla aunque nos empeñemos en creer que es lo contrario.

Los animales son las criaturas más hermosas que tiene el mundo y los hemos llevado a puntos críticos de la extinción sin poner mucha atención a lo que está ocurriendo.


En esta oportunidad el momento de susto lo vivió una orca que se quedó atrapada en una playa de la Columbia Británica, pero apareció un grupo de rescatistas y protección de los animales al rescate de esta hermosa ballena.


Se ha creado una teoría sobre cómo llegó a ese lugar rocoso y es que posible estaba tratando de casar a su presa y al llegar allí no pudo escapar.

Las personas que se encontraban en el sitio decidieron llamar a un grupo proteccionista para que desde sus conocimientos trataran de salvarla.


Para evitar que la orca se sofocara fuera del agua decidieron cubrirla con tela y le echaban agua en todo momento para mantenerla fresca mientras ideaban el plan para sacarla.

Además, con cuerdas se ayudaron para ir desbloqueando al gran animal y siguieron rociándola con agua.


Finalmente, gracias a este arduo trabajo de los rescatistas y a que con las horas el agua subió los niveles de profundidad como es costumbre, la ballena pudo regresar al mar bajo los ojos y los aplausos de los presentes.


Es importante que siempre que veamos a un animal en peligro le ayudemos, nosotros podemos ser la voz que ellos necesitan para mantenerlos a salvo y que el resto del mundo tome conciencia de lo que podemos hacer por ellos.

Artículo siguiente