En la orilla del mar fue encontrada una sirena y muchas personas se dieron cuenta de que era una señal

En la orilla del mar fue encontrada una sirena y muchas personas se dieron cuenta de que era una señal

En México comenzaron a circular las imágenes del hallazgo del cuerpo de una sirena en una de las playas de Veracruz, inmediatamente comenzaron a surgir fuertes rumores que aseveraban la existencia de estos seres mitológicos.


En el retirado municipio de Pajapan, Veracruz, en México, bañistas de una de sus playas llevaron a cabo un escalofriante descubrimiento tirado en la arena, encontraron el cuerpo con una forma extraña y de inmediato comenzaron a circular rumores que se trataba de una sirena.


Los usuarios de las redes sociales rápidamente convirtieron en viral el suceso por la aparición del mitológico cuerpo, aunque a ciencia cierta nadie sabía realmente de qué se trataba.


Por las historias y las románticas películas de Hollywood, se tiene la idea que estos seres son realmente bellos, pero lo que se observa en las imágenes estaba muy alejado de la realidad, se puede observar que el ente fotografiado al parecer había sufrido una fuerte impresión por la forma de su cara.


Tras el hallazgo, los usuarios del balneario no perdieron la oportunidad de fotografiar el “hallazgo” y compartirlo en las redes sociales.


A pesar de la creencia de que estas “especies marinas” no existen, muchos pensaban que de existir, estas podrían poseer una gran belleza con la que “encantaban a los pescadores”, y luego llevarlos al fondo del mar. Pero el contenido de las fotos nos muestra todo lo contrario.


Posteriormente, una minuciosa investigación descubrió que se trataba de una maqueta que había sido hecha para ser usada en una de las escenas de la famosa película “Piratas del Caribe” en donde aparecían estos míticos personajes.


Si estabas pensando tomar tu cámara y tu bloqueador solar, te pedimos que lo tomes con calma, lamentamos tener que decirte que aún no existen pruebas reales de las existencia de estos seres.

Artículo siguiente