Ella entró al salón de belleza siendo una canosa y arrugada abuelita, pero salió de allí siendo una mujer joven y hermosa

Ella entró al salón de belleza siendo una canosa y arrugada abuelita, pero salió de allí siendo una mujer joven y hermosa

En la vida todos tienen una responsabilidad. Al formar un hogar, llegan los hijos, los nietos y las obligaciones crecen.

Muchas mujeres se dedican en exclusiva a sus labores domésticas olvidándose hasta de ellas mismas, como ocurrió con la protagonista de esta historia.



La historia de María del Carmen es un ejemplo de ese sacrificio extremo al que se someten muchas mujeres.

María es una mujer natural de México que poco a poco se fue olvidando de si misma como persona para entregarse a las atenciones del hogar y de la familia.



Por una circunstancia que se desconoce, ella quedó a cargo de su nieta Aphil.

La bebé fue creciendo y las responsabilidades de María también.

Ella se dedicó por completo a la crianza de la niña.Estaban en una situación económica que exigía que María tuviese que trabajar duro para mantener a la pequeña.



Tenía que hacer milagros para ganar dinero y darle comida y educación a Aphil.

Se fue olvidando de ella misma y solo pensaba en cubrir las necesidades básicas de su nieta.

Dejo de arreglarse, descuidó su apariencia, se veía vieja y cansada.

Por si fuese poco, en un accidente perdió parte de su dentadura y sufrió algunas fracturas.



Aphil fue creciendo con los cuidados, el amor y el inmenso sacrificio de su abuela.

Un día, la niña tuvo la ocurrencia de darle algo de valor a su abuela.

“Un cambio en su apariencia seria fantástico”, pensó.



Se puso en contacto con un programa de televisión y logró que su abuela fuese una de las participantes.

¡Alfonso Waithsman, el mejor maquillador iba a encargarse del cambio de María del Carmen!


A post shared by waithsman (@waithsman) on

Cuando Alfonso vio a María comenzó a imaginar todo lo que podía a hacer en ella e hizo un estudio del caso junto a su equipo de trabajo.

Luego comenzó su labor: limpiezas faciales, maquillaje, cortes y peinados.

Luego se complementó aquello con una prótesis dental, vestuario y calzado.


A post shared by waithsman (@waithsman) on

El regalo de la niña fue genial. El cambio que el maquillador logró en su abuela fue tal, que ni ella misma podía creerlo.

Frente al espejo está María del Carmen con una apariencia extraordinaria. Una mujer hermosa, nueva, radiante.


A post shared by waithsman (@waithsman) on

Aphil le demostró a su abuela que le agradecía enormemente su sacrificio, pero que era importante que se preocupara por ella misma.

María del Carmen recuperó su autoestima y le prometió a su nieta que su tiempo alcanzaría para las dos.

El amor por la familia es invaluable, pero amar a los demás no significa olvidarse de uno mismo.

¡Bonus! Vídeo: Los ideales de belleza en distintos países del mundo

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. "Acaba de tragarse mi mano. Toda mi mano está en su estómago": la mujer se estaba bañando en el lago y de repente un animal se comió su mano
  2. Ella acostó a su bebé y se fue, pero después de unos minutos en el monitor de los niños oyó una voz que susurraba una oración
  3. Cariñoso padre ofrece 180 millones de dólares a quien logre casarse con su hija
Artículo siguiente