Criaron a diablo: viven como vagabundos luego que su hijo los echara de la casa

Criaron a diablo: viven como vagabundos luego que su hijo los echara de la casa

¿Te imaginas quedarte sin casa en plena vejez?

Eso fue lo que le ocurrió a la pareja de ancianos: Teresa Coyoy (80 años) y Miguel Ramírez Minchez (82).

Luego de una vida de sacrificios lograron adquirir una vivienda que colocaron a nombre de su hijo menor, sin saber que pronto ellos estarían deambulando como vagabundos.


Todo comenzó cuando estos sacrificados padres pensaron en colocar su propiedad como herencia para el hijo menor.

Creyeron que lo mejor era dejar arreglados todos los papeles antes de morir y así lo hicieron.


Lo que nunca pensaron es que, inmediatamente, el chico les pediría el desalojo del lugar e incluso, hizo que viniera la policía a exigirles el abandono del sitio.

¿Qué tuvieron que hacer? Recoger sus pocos macundales y mudarse a una parcela sin condiciones de habitabilidad.


En la ladera de una montaña, el matrimonio armó un modesto campamento usando bolsas, palos y mantas.

Sin embargo, el frío inclemente de las noches los golpeaba cada vez que desaparecía el sol.

Ni siquiera el fuego que hacían con leña podía salvarlos de las bajas temperaturas.


Hasta que un día se cruzaron en el camino con un ángel guardián: Valentín Bautista.

Este hombre de buen corazón les cedió un espacio de su propiedad para que construyeran un hogar.

Así mismo, trató de persuadir al hijo quien no estuvo dispuesto a dialogar y vendió su residencia de infancia en 10 mil dólares, para luego desaparecer.


¿Qué hacen ahora Teresa y Miguel? Luchan por conseguir fondos para levantar un techo propio.

¡Bonus! Vídeo: Una madre de 17 años y con siete hijos está buscando esposo 


Artículo siguiente