¿Cuáles son los alimentos de dieta blanda y cómo ingerirlos?

¿Cuáles son los alimentos de dieta blanda y cómo ingerirlos?

Posiblemente has escuchado alguna vez hablar de ella, incluso un especialista puede haberte recomendado un modelo de alimentación de este tipo. Si te preguntas qué es dieta blanda y cuál es exactamente su beneficio, te explicaremos todos los detalles al respecto.

¿Por qué la recomiendan?

Por lo general, este tipo de dieta suave para el estómago se emplea en pacientes postoperatorios o en aquellas personas diagnosticadas con problemas gastrointestinales. Este modelo de alimentación favorece el buen funcionamiento de nuestro sistema digestivo, permitiendo una más rápida absorción de los alimentos y su óptima asimilación.

Con el propósito de hacer trabajar lo menos posible a nuestro estómago e intestino, la dieta blanda puede ser una muy buena transición para esas personas con una etapa prolongada de ayuno u hospitalización, que desean incorporarse a sus hábitos alimentarios normales.

Por qué la recomiendan

shutterstock.com

¿Qué comida de dieta blanda es aconsejable?

Uno de los primeros aspectos a considerar es la mala interpretación que a veces se hace del término “blanda”. Este no es un adjetivo excluyente encargado de descartar alimentos sólidos, nada más lejano de la verdad.

De hecho, otro término con el cual se conoce a este modelo de alimentación saludable es dieta de protección gástrica, pues se persigue reforzar el buen funcionamiento del sistema digestivo, no estimular el consumo de comida blanda y aminorar los ingredientes “duros”.

Carnes y sustitutos

No taches a las carnes como alimentos para dieta blanda sin antes haber obtenido la información adecuada. Algunas personas optan por erradicar este tipo de ingredientes de su menú diario, pensando injustificadamente que empeorarán su salud, y esto no es en absoluto cierto. No puedes prescindir de esta proteína.

Al consumirla en tu régimen alimenticio especial, vela porque sean magras, libres de grasa y prepárala con los métodos más saludables posibles, evitando el uso de especias muy irritantes o frituras. Te aconsejamos consumir:

  • pavo;
  • pollo sin piel;
  • huevos;
  • pescado;
  • carne magra.

Frutas y jugos

shutterstock.com

Frutas y jugos

Los jugos de frutas naturales, así como el consumo de estos saludables alimentos en porciones, son muy aconsejables en el cuidado y restablecimiento de nuestra salud gastrointestinal. Debes procurar que estos alimentos estén bien frescos y evitar consumir la pulpa.

En la pulpa de la fruta se encuentra su mayor contenido de fibra, por esto los especialistas la descartan, pues, aunque posee numerosos beneficios, hace más pesado el trabajo intestinal.

Plátano

Considerado por algunos especialistas como la fruta perfecta, no sólo ayuda a la salud gastrointestinal, también regula el azúcar en la sangre y produce sensación de saciedad.

Aguacate

Es sumamente nutritivo, una alta fuente de potasio, cuenta con grasas esenciales y saludables, y se digiere bastante bien.

Durazno

Rico en vitaminas y minerales, es muy bueno para la salud y nutrición. Además de ayudar a tu estómago, también evita la fatiga muscular.

Pera

Tiene un contenido de humedad bastante alto, lo que la hace diurética y muy fácil de digerir. Será un aporte a tu salud en general, por sus minerales y vitaminas.

 Manzana

Pertenece, al igual que los plátanos, al grupo de las superfrutas. Aporta muchos beneficios a la salud estomacal, entre ellos el alivio de la irritación y la frescura.

Vegetales

shutterstock.com

Vegetales

Es la mejor opción sobre qué comer con dieta blanda y culminar este sistema exitosamente. Tal y como ocurre con las carnes, su método de preparación debe ser muy saludable, optando por cocerlos al vapor o hervirlos. 

Descarta la idea de usar el asador, pues este sistema impedirá que tu estómago digiera bien los alimentos. Es aconsejable consumir los vegetales en batido, pero deberás colarlos muy bien luego de procesarlos.

Patatas

Aportan mucha energía a tu cuerpo y poseen un alto contenido en agua, por esto son sencillas de digerir. Sacian y poseen elevados niveles de potasio.

Coles

Sus flavonoides las convierten en un alimento muy apreciado. A su vez, poseen vitaminas, como la A y el grupo B. Son una importante fuente de ácido fólico y magnesio, entre otros minerales.

Camote

Es considerado un protector de la mucosa por excelencia. Es un apoyo al sistema inmunológico y debe ingerirse en pocas porciones, debido a su alto contenido en fibra, no aconsejable en este plan alimentario.

Coliflor

Una rica fuente de vitamina C. Aporta potasio, manganeso, además de otros nutrientes esenciales.

Brócoli

Consumirlo al vapor es muy aconsejable. Además de su ingesta en el régimen blando, es un buen aliado de nuestro sistema óseo y de la salud ocular.

Jitomate sin cáscara

Rico en licopeno, vitamina C, vitamina A y vitamina K. Es una buena fuente de fibra.

Calabaza

Es uno de los vegetales más saludables existentes, con un índice mínimo de grasa, sodio y fibra. Ideal en el cuidado de la salud estomacal.

Granos y cereales

shutterstock.com

Granos y cereales

La dieta suave no incluye el consumo de fibra, a menos que procedan de legumbres o cereales. Los especialistas aconsejan cocer estos alimentos bastante bien, pues al estar lo blandos, es más fácil digerirlos.

Escoge pastas y arroces normales, descarta productos integrales.

Avena cocida

Cuida la flora intestinal y suaviza la mucosa estomacal debido a la presencia de sustancias como los mucílagos. 

Arroz blanco

Sus poderes nutricionales son muy elevados. Adicionalmente alivia los dolores y problemas estomacales, por eso se recomienda tanto el arroz blanco con pollo de dieta blanda como almuerzo modelo.

Pasta

Aportan mucha energía y sacian nuestro apetito, haciéndonos comer en porciones más reducidas.

Fideos

Sus propiedades son muy parecidas a las de la pasta. Si se trata de fideos a base de arroz, aportarán menos calorías y de igual forma ayudarán a tu sistema digestivo.

Lácteos

shutterstock.com

Lácteos

Todos los lácteos son considerados comidas de dieta blanda, pero debes tener presente una precaución: no pueden poseer contenido graso entero ni exceso de lactosa. El uso de cada uno de los derivados de la leche permite mezclar ingredientes para hacer más llevadero tu régimen. 

Leche

Protege temporalmente contra el ácido gástrico y sus efectos. Es un alimento muy noble con la salud gastrointestinal.

Queso normal

Se asimila rápidamente, su digestión es acelerada y aporta calcio y vitamina D, entre otros nutrientes. 

Yogur

Gracias a sus probióticos es uno de los alimentos más generosos con la salud gastrointestinal. Protegen el estómago y favorecen la buena digestión, además son la mejor opción de comida blanda y fría.

Queso cottage

Es un excelente sustituto de aquellos productos similares capaces de ocasionar molestias estomacales, como ardor. 

Postres y productos procesados

shutterstock.com

Postres y productos procesados

Por lo general, estos alimentos no son muy bien vistos en la lista de qué se puede comer en una dieta blanda, pero si los consumes moderadamente, no habría razones para afectar otros aspectos de tu salud. Incluye en tu tratamiento postres como la gelatina, helados cremosos, muffins y galletas, evitando los frutos secos.

Bebidas

No debes consumir ni bebidas ni alimentos irritantes. Descarta los jugos de frutas cítricas, las bebidas carbonatadas, el café y las bebidas alcohólicas. Es aconsejable sustituir estos líquidos por agua, infusiones y leche descremada. 

Hierbas y especias

El principal desafío de un régimen con estas características, es su insípido sabor. Por esta razón es importante saber usar muy bien los alimentos permitidos y cómo combinarlos entre sí. En el caso de las especias, debes prestar atención a aquellas causantes de reflujo, ardor e irritación.

Clavos de olor

Alivia las náuseas y los dolores estomacales, así como cólicos. Sus efectos antiinflamatorios aminoran la hinchazón.

Anís

Previene gases, flatulencias, trastornos gastrointestinales y es muy eficaz en el tratamiento del dolor de estómago.

Hierbas frescas

Estos alimentos naturales, consumidos especialmente en infusiones, son muy propicios en nuestra salud gastrointestinal, previniendo cólicos, dolor e hinchazón.

Pimienta en grano

Al aumentar las secreciones estomacales, permite acelerar el proceso digestivo. 

Romero

Tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias, por lo que será muy útil al momento de contrarrestar los efectos y molestias de la hinchazón.

Alimentos prohibidos

shutterstock.com

Alimentos prohibidos

El primer método de cocción a descartar en este régimen es la fritura y las salsas. No es aconsejable consumir postres, recetas con azúcar refinada y chocolates; tampoco ingieras alimentos ácidos, como encurtidos, o picantes. Descarta los alimentos muy condimentados, además del tabaco.

Algunos consejos finales

Las porciones son relevantes en este y en todos los regímenes. Come en raciones moderadas y varias veces al día, velando porque los alimentos no estén demasiado calientes al momento de consumirlos. 

No abuses de la sal. Ni en este, ni en ningún plan alimentario, se debe abusar de este ingrediente, pues trae repercusiones, en especial en aquellos pacientes hipertensos. Mastica despacio, pues sólo de esta manera ayudas a tu estómago a procesar más pronto lo ingerido.

El tiempo prudente para mantener este régimen es de dos a tres días. Después debes incorporar paulatinamente los alimentos consumidos de forma habitual. Si el malestar gástrico no mejora, nuestro consejo es acudir de inmediato a un especialista.

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. Todo lo que deberías saber sobre los huevos. Conoce el aporte nutrimental del huevo y sus propiedades nutricionales
  2. Las 10 mejores bebidas para perder peso rápidamente que aceleran el metabolismo y queman calorías desde el primer día de consumo
  3. 7 pecados nocturnos que no te permiten adelgazar
Artículo siguiente