Todo sobre músculos. Tipos y su distribución en la anatomía del cuerpo humano

Todo sobre músculos. Tipos y su distribución en la anatomía del cuerpo humano

No muchas personas saben cuántos músculos tiene el cuerpo humano. Si ese es tu caso, te invitamos a leer este artículo. Hoy te enseñaremos todo sobre músculos: sus clases, función, número y distribución.

¿Qué son los músculos?

Biológicamente hablando, son una estructura u órgano formado por tejido blando y contráctil; este produce movimientos voluntarios e involuntarios. Están unidos entre sí por medio de tendones y por una membrana que los cubre, conocida con el nombre de fascia,  la cual los mantiene juntos, facilitando, así, la realización de los movimientos.  

El término músculo viene del latín musculus, que quiere decir “pequeño ratón” o “ratoncillo”. Se le dio ese nombre, tal vez, debido a la forma de algunos músculos semejantes  a uno de estos pequeños animales o porque, cuando uno de estos se contrae, es como si un ratón se moviera debajo de la piel. 

¿Cuántos músculos hay en el cuerpo humano?

shutterstock.com

No se conoce con exactitud cuántos músculos tiene el cuerpo humano, sin embargo, varios estudiosos y profesionales de la salud expertos en el tema coinciden en que hay alrededor de 639 en toda la estructura humana.  Mientras este último dato no es tan esclarecedor, se sabe con seguridad que existen varios tipos, y cada uno cumple una función diferente.

Tipos de músculos en el cuerpo humano

Existen tres tipos en el cuerpo humano, estos son los voluntarios o esqueléticos; involuntarios o lisos y los cardíacos o miocardio. Estos se diferencian gracias a  las células que los componen y, también, por la función que desempeñan. Sin embargo, existen otras clasificaciones musculares mucho más específicas y detalladas según su función, forma y movimiento.

Músculos voluntarios o esqueléticos: están más cerca de los huesos. 

Se encuentran anclados ahí gracias a los tendones o, en algunos casos, por aponeurosis. Estos son los encargados de realizar  movimientos esqueléticos y se activan mediante una orden enviada por el cerebro. Movimientos como caminar o escribir en el computador son posibles, en parte, gracias a ellos . Este se divide en dos tipos, según su contracción:

Músculos esqueléticos de contracción lenta: 

  • Son de color rojo, pues poseen una abundancia de mitocondria y mioglobina. Usan grasa o carbohidratos como combustible y transportan más oxígeno en ellos. Se contraen por largo tiempo utilizando muy poca fuerza.

Músculos esqueléticos de contracción rápida: 

  • Estos se contraen de manera rápida, pero tienden a fatigarse rápidamente. Luego, mantienen estallidos anaeróbicos muy rápidos antes de volverse dolorosos. Tienden a ser de color pálido, pues su concentración es glucolítica.

Músculo liso o involuntario:

estos se encuentran dentro de las paredes de algunos órganos, como el esófago, el estómago, los intestinos, etc. No están bajo control consciente; su movimiento es involuntario. Por ejemplo, el pili arrector, el cual se encuentra en la piel y hace posible la erección del vello corporal.

Músculo cardíaco o miocardio:

Este se encuentra solo en el corazón. Su estructura es muy parecida a la de los del tipo esquelético, pero su movimiento ocurre de manera involuntaria.  Debido a él, el corazón puede latir de manera correcta, o incorrecta, si el músculo se encuentra atrofiado.

Anatomía del sistema muscular

Es el conjunto de todos los músculos del  cuerpo humano, sin importar los tipos y funciones. Este sistema muscular permite que el cuerpo mantenga la estabilidad y la forma y realice los movimientos. Se divide en dos ramas: la microanatomía y la anatomía gruesa.

  1. Microanatomía 

Los músculos, en general, consisten en un conjunto de fibras o células agrupadas en fascículos, los cuales se juntan, a su vez, para formar los músculos. Una fibra muscular se compone de abundantes fibrillas que dan a cada célula su aspecto estirado.  Esta misma estructura se ve en el interior de cada célula muscular, donde se encuentran las miofibrillas, que son cadenas de diversos filamentos proteicos, los cuales se organizan en unidades llamadas sarcómeros. El músculo cardíaco o miocardio tiene sus fibras interconectadas por discos intercalares;  esto le da la apariencia de un sincitio. 

  1. Anatomía gruesa:

Todas las fibras tienen una misma orientación, es decir, todas van a una misma dirección. Sin embargo, en los pennatos, cada fibra individual va en un ángulo relativo a la línea de acción, donde se unen a su origen y a los tendones en cada extremo. El cambio de la longitud de estos músculos es menor, pues cada fibra, al contraerse el músculo, está tirando en un ángulo; esto sucede respecto a la acción del músculo en general.

Fuerza muscular

shutterstock.com

El músculo es el resultado de tres factores importantes, los cuales se superponen entre sí. Estos factores son la fuerza fisiológica, la fuerza neurológica y la resistencia mecánica. 

  1. Fuerza fisiológica: está relacionada con el tamaño del músculo, el cruce cruzado disponible, las respuestas al entrenamiento y el área de la sección transversal. 
  2. Fuerza neurológica: esta fuerza señala qué tan fuerte  o no es la señal que le indica al músculo contraerse  para realizar alguna acción.
  3. Resistencia mecánica: es el conjunto de la fuerza ejercida por el músculo en la palanca y  la longitud alcanzada por  el brazo en el momento de la acción.

La fuerza muscular se clasifica en:

  • Grado 0: donde no hay contracción alguna.
  • Grado 1: se detecta un rastro de contracción pero no se ejecuta movimiento en la articulación.
  • Grado 2: eliminación de la gravedad con movimiento en la articulación.
  • Grado 3: movimiento contra la gravedad pero sin afectar la resistencia añadida.
  • Grado 4: movimiento leve contra la resistencia externa.
  • Grado 5: es la fuerza normal.

El músculo humano más fuerte

El músculo humano más fuerte

shutterstock.com

Ya  sabemos cuáles son los tres factores por los cuales se mide la fuerza del músculo y comprendemos que ninguno de ellos funciona completamente de manera individual. Ahora, es complicado decir qué músculo es el más fuerte. Sin embargo, hay algunos  considerados realmente fuertes por varias razones; entre ellas están: 

  • El macetero o el músculo de la mandíbula puede ser considerado el más fuerte si se habla de la fuerza ejercida  al levantar objetos pesados.
  • El cuádriceps femoral o glúteo mayor; esto, si la fuerza se refiere a la ejercida por el músculo en cuestión.
  • La capa miometrial ubicada en el útero puede considerarse el músculo más fuerte si se determina por el área de sección transversal; mientras más corto sea, más fuerte es.
  • Si el músculo más fuerte se determina por lo que puede hacer, entonces los músculos oculares serían los ganadores, pues  son muy pequeños y fuertes para todo el trabajo que hacen.
  • El corazón puede ser  el más fuerte, pues  realiza la mayor cantidad de trabajo físico en la vida de un humano promedio.

Muchas veces se dice que la lengua es el músculo más fuerte. Sin embargo, la lengua está compuesta por ocho músculos y no solo por uno. Además, no se conoce una sola razón por la cual se deba incluir en esta lista.

Los músculos del cuerpo humano son de mucha importancia

Por ello, es recomendable cuidarlos y protegerlos de la manera correcta para evitar posibles lesiones que puedan impedir algunas de sus funciones. Lo más recomendable es ejercitarlos siguiendo los consejos de algún profesional en el área y acudir al médico si se nota alguna molestia.

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. ¿Estrés? Pintar mandalas budistas podría ayudar a tranquilizarte
  2. 12 tipos de vino tinto y sus aportes a tu salud
  3. Catorce trucos científicos para dormir rápidamente
Artículo siguiente