Así llegaron a poblar todo el planeta: ¿cómo se reproducen las bacterias?

Así llegaron a poblar todo el planeta: ¿cómo se reproducen las bacterias?

El dominio bacteria es una de las tres clases en las que se dividen los seres vivos (las otras son eucariota y arquea) y está conformado por organismos procariotas unicelulares, es decir, compuestos de células únicas carentes de núcleo. 

Pueden ser independientes o desarrollar relaciones simbióticas con diversos organismos existentes en el planeta y son de tamaños microscópicos, algunos, los más grandes, alcanzan los 5 micrómetros, haciendo imposible ser captados por el ojo humano.

Sin embargo, las hemos llegado a percibir gracias a los estudios de Anton van Leeuwenhoek y otros científicos que se centraron en tratar de descubrir los orígenes de ciertas enfermedades, descubriendo poco a poco que no sólo desarrollan relaciones nocivas con el ser humano, sino que también contribuyen positivamente al funcionamiento orgánico interno.

dominio bacteria

shutterstock.com

Y aún más allá, porque se ha identificado su importante rol en la fijación del nitrógeno presente en la atmósfera, para transformarlo en amoníaco u otros compuestos químicos necesarios para la vida. 

Asimismo, las bacterias son usadas por la industria para la elaboración de ciertos alimentos como yogures y otros productos lácteos. También se utilizan para reducir el impacto ambiental de ciertos residuos, ayudándolos a degradarse en materia orgánica que será absorbida luego por el medio.

Igualmente, son aprovechadas por los científicos para, a través de su coloración, descubrir cómo se comportan ciertos organismos vivos.

Las bacterias y su lugar en el mundo

Las bacterias y su lugar en el mundo

shutterstock.com

En 1998, William B Whitman, el profesor de microbiología de la Universidad de Georgia en Estados Unidos, en un artículo denominado “Procariotas: La mayoría invisible” estimó que la cantidad de bacterias en el mundo era de 5 quintillones de individuos.

En tanto, dentro del cuerpo humano, el número de bacterias alcanzaría un número de 48 billones, de acuerdo al microbiólogo costarricense y miembro de la Academia Nacional de las Ciencias de ese país, Edgardo Moreno Robles. 

Con tal cantidad de población, las bacterias habitan todo tipo de lugares en el mundo, sin importar las condiciones climatológicas o la calidad de su hábitat, encontrándose aún en lugares donde otro tipo de ser vivo no podría sobrevivir, como el Mar Muerto, por ejemplo, llegando, incluso, hasta el espacio exterior. 

Sorprendentemente, también se han encontrado bacterias dentro de la placenta materna de los seres humanos, de acuerdo a un estudio realizado en Houston en 2012 por la obstetra .

Kjersti Aagaard, descubriendo que serían estos organismos los responsables de ciertas afecciones en los recién nacidos.

En conclusión, se podría decir que gracias a ellas es que la vida en este mundo es como es, eso nos hace cuestionarnos en consecuencia: ¿cómo es que lo han logrado? La respuesta está en el modo en que se reproducen.

La reproducción bacteriana

Antes de hablar de reproducción bacteriana, es necesario hablar del concepto de reproducción, el cual refiere a la concepción de otros seres vivos, pudiendo realizarse de dos maneras diferenciadas: 

  • Reproducción sexual, cuando a partir de dos individuos con gametos diferentes, se crea un tercero, portador de material genético obtenido de cada uno de los dos primeros.
  • Reproducción asexual, caracterizada por la división de un organismo para convertirse en dos, que cuentan con los mismos atributos genéticos que el ser original. Existen diversos tipos de reproducción asexual, de acuerdo a la clase de ser vivo que la desarrolle, algunas de las que podemos citar son la partenogénesis, la gemación, poliembrionía, mitosporas, apomixis, etc.

En el caso de las bacterias se pueden dar ambos tipos de reproducción. Para que entiendas mejor, te lo explicamos aquí:

Reproducción asexual de las bacterias: la bipartición

Reproducción asexual de las bacterias: la bipartición

shutterstock.com

¿Qué es la bipartición? Es un proceso ocurrido cuando las bacterias han terminado su etapa de crecimiento, entonces el ADN se multiplica y la pared celular de la bacteria crece atravesando el organismo hasta finalmente escindirla en dos partes, generando de esta manera dos células genéticamente idénticas.

La bipartición o fisión binaria es el mecanismo de reproducción más recurrente entre esta clase de seres procariotas y puede realizarse con una frecuencia mínima de 15 y máxima de 30 minutos, haciendo bastante fácil su multiplicación, aunque complicada su supervivencia en el tiempo, dado que los nuevos individuos son clones.

Esta sería una parte de la respuesta a la pregunta inicial de cómo han logrado poblar en abundancia el mundo. Sin embargo, hay más:

Reproducción sexual en las bacterias

Aunque las bacterias no tienen gametos o células reproductivas humanas ni órganos reproductores, les es posible conseguir información genética de un ser distinto, mediante reproducción parasexual realizada en cualquiera de los siguientes métodos: 

Transformación

Transformación

shutterstock.com

La transformación bacteriana consiste en la absorción de los restos de otra bacteria y la integración de su información genética en el ADN de la célula procariota viva, transformándola en una nueva. 

Este mecanismo es común en los pneumococos.

Transducción

Transducción

shutterstock.com

En este caso, la reproducción de las bacterias se da mediante la acción de un virus denominado bacteriófago, el cual, al atacar primero a una bacteria, extrae parte o la totalidad de su ADN, para luegoinocularlo en otra, dando lugar también a una célula distinta.

Conjugación

shutterstock.com

La conjugación es un proceso un poco distinto a los anteriores y más complejo. La clave de este proceso es el plásmido F o el plásmido de fertilidad, presente en algunas bacterias y causante del desarrollo de pilis sexuales en ellas. Los pilis son pequeñas vellosidades exteriores a la pared celular con funciones reproductoras, pero también relacionadas al movimiento.

La reproducción mediante este método sucede cuando una bacteria que tiene dentro de sí el plásmido F, se acerca a una procariota común, haciendo contacto por medio de los pilis y depositando una porción de información genética, entre ellos, el mismo plásmido. 

Una especie de estas células reproducidas por conjugación es la escherichia colli, causante de males digestivos en los seres humanos.

escherichia colli

shutterstock.com

Gracias a estas formas de reproducción sexual es que las bacterias logran evolucionar constantemente y pueden adaptarse a nuevas condiciones de vida. De hecho, es así como ahora es posible escuchar sobre las “superbacterias” resistentes a fármacos, puesto que aquellas sobrevivientes a la acción tóxica de estos químicos, guardan esa información en su ADN, que luego comparten a través de la reproducción, generando el nacimiento de bacterias nuevas.

Por esta razón, es recomendable que antes de automedicarte, siempre acudas al médico, quien podrá estipular, considerando tus síntomas y características, el tratamiento que debes tomar. Existen casos en los que es imposible o muy difícil curar a una persona infectada con bacterias resistentes a la acción farmacológica.

Artículo siguiente