Beneficios de la granada, fruta que limpia las arterias

Beneficios de la granada, fruta que limpia las arterias

Pocos alimentos cuidan tanto y tan bien tu salud cardiovascular como la fruta granada. Sus beneficios, al mejorar tu flujo sanguíneo, así como al prevenir los accidentes cardíacos, la hacen un ingrediente muy buscado, especialmente entre las personas hipertensas.

Sus antioxidantes naturales la convierten en un superalimento, capaz de contrarrestar los estragos del envejecimiento celular.  Encontrarás también, entre las propiedades de la granada, su alto contenido en vitaminas y preciados minerales, entre los cuales podemos mencionar al potasio.

Puedes aprovecharla en tu dieta de muchas maneras. Sigue nuestros consejos y no te arrepentirás de incorporar esta fruta a tu alimentación. 

Fruta granada: propiedades y características

No en vano este alimento se está volviendo cada vez más famoso. Posee muchos hidratos, además de ser una rica fuente de vitaminas y minerales esenciales, como el calcio, el potasio y el magnesio. Sus componentes fenólicos son excelentes antioxidantes, en especial en la fruta verde, pues conforme se madura, sus efectos van disminuyendo.

De este alimento es aprovechable todo. Una buena prueba de ello es que podemos encontrar algunos minerales en la pulpa, y otros en las semillas, así, se puede escoger el consumo de uno u otro, o de ambos, para aprovechar toda la riqueza nutricional de este alimento.

Sus grandes beneficios

shutterstock.com

Sus grandes beneficios

Además de ser una fruta fresca y deliciosa, al consumirla podremos tener la certeza de contar con sus múltiples aportes a la salud. Los taninos se encuentran entre sus polifenoles, un componente muy buscado, en especial por sus propiedades anticancerígenas, las cuales han sido comprobadas en diversos estudios.

Sin embargo, la generosidad de estos polifenoles no termina aquí. Su acción favorable en nuestro organismo, permite que se aminoren los problemas ocasionados por las enfermedades metabólicas, como la diabetes. A esto podemos sumar su efectividad en el control de la obesidad, razón por la cual cientos de personas la incluyen en su plan de adelgazamiento.

Amiga de tu salud cardiovascular

La aterosclerosis es una de las principales causas de muerte por enfermedad cardiovascular. Surge como consecuencia de la acumulación de la grasa en las arterias, así como los daños ocasionados por el estrés oxidativo y los trastornos hipertensivos.

Estudios demuestran que el zumo de granada es capaz de reducir los riesgos de este padecimiento en, por lo menos, un 25%; además de proteger la salud de tu sistema circulatorio naturalmente y con eficacia.

¿Qué propiedades tiene la granada?

shutterstock.com

¿Qué propiedades tiene la granada?

Probablemente su beneficio más conocido sea su aporte a la salud del corazón, pero es un alimento destacado por su gran cantidad de bondades. Podríamos decir que sirve prácticamente para todo, sin temor a exagerar.

Reduce los niveles de colesterol en la sangre, previene la hipertensión, ayuda en el control del estrés, alivia los síntomas asociados a diversos tipos de cáncer y regula la presencia del azúcar en el torrente sanguíneo.

Otras propiedades de la fruta granada son la reducción de las cataratas, sus bondades antiinflamatorias, su capacidad para fortalecer nuestro sistema óseo y la posibilidad de prevenir algunos trastornos gastrointestinales, entre ellos la presencia de los molestos parásitos. 

En ciertas culturas, las partes más ácidas de este fruto son usadas como ingrediente en la elaboración de pastas dentales orgánicas, pues tiene la posibilidad de reducir la acumulación de placa.

Zumo de granada: propiedades

shutterstock.com

Zumo de granada: propiedades

Todas las partes de esta fruta pueden aprovecharse en la elaboración de diversas bebidas y recetas. Algunos especialistas recomiendan ingerirla en ayunas, pero las personas descartan esta idea señalando lo complicado que resulta extraer sus semillas.

Puedes librarte de este problema cortando la fruta en dos mitades y golpeando su parte posterior con el reverso de la cuchara. También se facilita extraer las semillas si la granada se corta en cuatro porciones. 

Zumo de granada: beneficios. Son numerosos los resultados que obtendrás al beber este líquido, combatiendo incluso la grasa acumulada en tu abdomen. Puedes suavizar los efectos astringentes de sus taninos acompañándola en batidos detoxificantes con otros ingredientes saludables, como la manzana y la naranja, entre otros.

Sus semillas también son aprovechables y puedes obtenerlas tú mismo en casa, o adquirirlas en las tiendas especializadas. Con la concha se prepara un extracto muy apreciado porque en ella se concentra todo el poder antioxidante de la fruta y es más efectiva en la regulación del colesterol que la pulpa.

Otras bondades a conocer

shutterstock.com

Otras bondades a conocer

Las múltiples variedades de la granada se caracterizan por su poder antiinflamatorio y por la presencia de los tan apreciados antioxidantes. De sus semillas no sólo puede prepararse un zumo, también puedes obtener un aceite con el cual serás capaz de combatir algunos problemas de la piel.

Es muy bueno al disminuir molestias como irritación y picazón, pero también es un secreto antiedad aprovechado cada vez por más personas. 

Las flores del granado también son parte de la larga lista de remedios caseros para mejorar las molestias gastrointestinales, como la diarrea, por ejemplo. Se recomienda la infusión con este ingrediente para tratar, a su vez, la anemia. El tiempo de consumo no está estipulado, pero algunos especialistas la recomiendan por no más de tres meses.

¿Cómo introducirla en la dieta?

Al ser una fruta de estación, su consumo está limitado a algunos meses del año, en los cuales deberás sacarle el máximo provecho, consumiéndola no sólo en zumos e infusiones, también como ingrediente de algunos platos, pues su sabor agridulce la convierte en un alimento muy versátil.

Las calorías de la granada son tan bajas que puedes incorporarla a tus ensaladas, salsas o postres sin temor a desajustar tu ingesta calórica. Te sorprenderá la enorme variedad de recetas a preparar contando con este mágico y saludable ingrediente.

¿Cómo hacer el zumo de granada?

shutterstock.com

¿Cómo hacer el zumo de granada?

Muchas personas prescinden de este alimento en su dieta argumentando cuán tedioso resulta deshacerse de las semillas. Es muy sencillo preparar el zumo si cortas cada fruta en cuatro porciones y la sumerges en un recipiente con agua limpia.

Allí podrás desgranarla con tus dedos, mientras las semillas envueltas en la pulpa se van hacia el fondo y las partes blancas y amargas, flotan. Licúa la pulpa como lo harías en cualquier otro caso y pasa todo por un colador muy fino antes de servir. Ten en cuenta que la abundancia de taninos proveen a este líquido de un sabor ácido y potente.

Cómo escogerlas

Hay numerosas variedades de granadas, pero cuando llega el momento de comprarlas, siempre deberás fijarte en aspectos relevantes, como el color de su corteza, cuán madura y jugosa está, y su frescura. 

Trata de escoger las caracterizadas por un color vistoso. Escoge sólo las poseedoras de una cáscara suave, lisa, delgada, sin cortes ni magulladuras. Deberás saber que mientras más fina sea la concha, más jugoso y maduro estará el fruto.

Puedes conservarlas muy bien a temperatura ambiente. También es posible guardar la parte no usada en un recipiente dentro de la nevera. Consume en pocos días, para no desaprovechar su frescura y buen sabor.

beneficios de la  granada

unsplash.com/clique-images/wnews

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. Las mejores ensaladas para bajar de peso
  2. ¿Deseas preparar una ensalada de manzana? Sigue leyendo y te explicamos cómo prepararla en pocos minutos
  3. Receta casera: Cómo hacer un pastel de zanahoria con nuez fácil y rápido
Artículo siguiente