Isabel II, aterrorizada, espera el nacimiento de su bisnieto, porque los duques de Sussex volverán a romper las reglas

Isabel II, aterrorizada, espera el nacimiento de su bisnieto, porque los duques de Sussex volverán a romper las reglas

Cada vez se acerca el momento en el cual tendremos la oportunidad de conocer el nuevo integrante de la familia real británica, bisnieto de la Reina Isabel II y primogénito de los Duques de Sussex, el príncipe Harry y la reconocida ex-actriz Megan Markle.


Desde los inicios la relación de los Duques de Sussex ha causado revuelo, ya que se han dejado de lado muchas de las tradiciones de la casa real, además la irreverencia de Megan en algunos aspectos que son fundamentales en el convivir bajo el mando de la realeza.


Sin embargo hay reglas que deben permanecer intactas y que son de cumplimiento obligatorio por orden de la Reina Isabel II, pues aquí tenemos algunas de las tradiciones que debería cumplir la Duquesa Megan de 37 años durante su embarazo y una vez nazca su bebé, aunque posiblemente ya se rompieron unas cuantas.


1. El sexo del bebé no puede ser revelado hasta que nazca.

Es cierto que a muchos les entra la curiosidad de saber si el nuevo bebé de la familia real es niño o niña, sin embargo está información debe conservarse con mucho secreto.


2. No debería hacerse un Baby Shower.

A pesar que este evento es muy común en la sociedad que consiste en compartir con amigos, familiares y se reciben regalos para el bebé pero según las normas reales no debería hacerse.


3. ¿La custodia es de la Reina?

Sí, lo sabemos difícil de creer, pero los Duques de Sussex no tendrán la custodia de su hijo sino la tendrá su bisabuela.


4. El nombre no se conocerá una vez nazca.

La intriga durará unos días ya que no se revelará el nombre hasta días después de su nacimiento.



5. La reina será la primera en saberlo.

La tradición indica que la Reina Isabel II deberá ser la primera persona en estar al tanto que su bisnieto a nacido.


6. Ya no más partos en el palacio.

Era costumbre que los partos se dieran en casa real, sin embargo la princesa Diana acabó con la tradición y desde entonces las madres reales tienen a sus hijos en un hospital.


7. Expuesto al mundo.

Una vez la madre y el bebé estén fuera de peligro y pueda levantarse, en la entrada del hospital podrán dar a conocer al nuevo integrante de la familia real, como la princesa Diana o Kate.


8. El anuncio al mundo del nacimiento del bebé real.

El anuncio se hace mediante un documento oficial que se colocará en la entrada del palacio de Buckingham en donde se informa fecha, hora, estado de salud del bebé nacido y su madre.


Vaya que es complejo seguir unas tradiciones reales que pueden parecer algo impactantes, no obstante los Duques de Sussex evidentemente están cambiando o mejorando muchas de ellas. ¡Enhorabuena por el bebé!


Artículo siguiente