¿Cómo saber si un perro tiene fiebre? Aprende a reconocer los síntomas

¿Cómo saber si un perro tiene fiebre? Aprende a reconocer los síntomas

Cuando la temperatura corporal se eleva en los seres humanos, estamos ante la presencia de fiebre, lo cual es un indicativo de que algo anda mal en el cuerpo. Lo mismo ocurre con las mascotas. La fiebre canina es común; hay casos en donde no se detecta y es allí cuando se acentúa el problema. En ocasiones, no darse cuenta de una enfermedad en el animal puede desencadenar consecuencias como la muerte.

Un perro con fiebre envía señales de estar enfermo, de allí la importancia de ponerle atención a las mascotas. Ellas no pueden cuidarse por sí solas; somos los humanos los responsables de darles la protección necesaria y vigilar su estado de salud.

Es importante acudir al veterinario tan pronto nos hemos dado cuenta de un cuadro febril en el perro. Te repetimos: el tratamiento a tiempo será la diferencia entre su recuperación o su empeoramiento.

¿Por qué le da fiebre a los perros?

Al subir la temperatura de los perros, estamos ante un mecanismo de defensa del cuerpo: el rechazo a ciertas bacterias. Definitivamente, algo no anda bien en su organismo y las causas son variadas. Por eso, es importante buscar asistencia médica veterinaria. Las causas más frecuentes son:

  • Presencia de una infección, puede ser del tracto urinario, de los dientes, del oído o incluso por algún rasguño.
  • Algunas veces se trata de enfermedades virales. ¡Sí, los canes también reciben virus!
  • Muchos perros, al ser vacunados, experimentan cuadros febriles; estos no deben pasar de 48 horas.
  • Es necesario descartar una pielonefritis o encefalitis.
  • La fiebre canina también se da cuando se ingieren sustancias venenosas.
  • También existe la denominada fiebre de origen desconocido, de la cual  no puede detectarse el origen.
  • El cáncer en los perros produce fiebre.

Aprende a detectar la temperatura normal y la fiebre

En los humanos, la pirexia se detecta por calenturas superiores a los 38 °C, pero ¿cuál es la temperatura normal de un perro? El también llamado “mejor amigo del hombre” tiene una temperatura corporal variada, la cual está por encima de los 38 °C, 38,5 °C para ser más específicos.  No debe subir de los 39 °C, pues de allí en adelante ya estamos ante un cuadro de fiebre.

Los perros, al igual a los humanos, pueden presentar cuadros de pirexia

pexels.com

Si el can llega a alcanzar  los 41 °C, su vida corre peligro. En medicina, a esta patología se le conoce como hipertermia. La temperatura corporal se eleva porque los organismos responsables de regularla no funcionan correctamente.

Los dueños de mascotas deben saber que los perros sienten los cambios de clima de manera diferente a nosotros. Además, en los canes, la pirexia es un efecto directo de varios factores:

  1. La energía recibida a través de la alimentación. Recuerda que los perros no pueden comer igual que un ser humano.
  2. El movimiento de los músculos también determina el grado de calor interno.
  3. Algunas sustancias corporales influyen directamente en el aumento del calor de la mascota.

Síntomas de fiebre en  los perros

Nadie conoce a nuestro perro como nosotros. Debes estar atenta ante cualquier cambio en su comportamiento , porque los síntomas no son solo físicos sino también de conducta; quizá sea esto el detonante de la alarma para acudir al veterinario lo más pronto posible .

Es importante estar atentas a cualquier cambio en la mascota

unsplash.com

Si te preguntas cuándo tiene fiebre un perro, estos son algunos de los síntomas de fiebre en perros:

  • Sin duda, el primer síntoma es que, al tocarlos, se sienten calientes, pero no siempre es así. En este sentido, es imperante prestar atención a otros indicios de enfermedad.
  • Es imperativo estar atentas a la nariz, pues cuando hay un cuadro febril, esta suele ponerse caliente y seca. Por momentos aparecerá secreción nasal, aunque esto no siempre sucede.
  • Detalla los ojos del sabueso. Uno de los primeros indicios de fiebre son los ojos llorosos y, algunas veces, puede detectarse el iris nublado.
  • Si la fiebre es muy alta, el perro tiende a temblar; incluso podrían presentarse convulsiones.
  • Uno de los primeros síntomas en los perros enfermos –sobre todo en los cachorros- es la depresión. Los animales se ven tristes, sin ánimos de jugar, no responden al llamado por su nombre y, si se levantan, lo hacen con lentitud.
  • La fiebre les quita las energías; lo notarás dormir por más tiempo de lo habitual.
  • Las infecciones o avenamientos causan fiebres y estas, a su vez, vómitos. Si tu compañero peludo empieza a vomitar, es momento de buscar asistencia médica.
  • Los perros son muy sensibles en el estómago y muchas enfermedades afectan su sistema digestivo. Cuando hay fiebre es probable  presentar diarrea, además de falta de apetito.
  • Si tu sabueso empieza a emitir sonidos de queja, algo sucede. La calentura corporal les produce malestar, tal como  a un humano.
  • Algunos suelen ponerse agresivos.
  • Cuando el perro empieza a toser, su organismo está avisando de un cambio; en algunos casos, se trata de cuadros febriles.

Ante los síntomas de fiebre en los perros es necesario acudir al veterinario

pixabay.com

Aprende a medir la temperatura en los perros

Los canes dan indicios de la presencia de fiebre y nosotros debemos aprender a detectarla para aplicar un tratamiento a tiempo. Si antes de acudir al veterinario quieres tener la certeza de una enfermedad con fiebre, debes medir su temperatura.

Hay varias formas de hacerlo. Generalmente,  debajo de las axilas y en el abdomen se puede sentir la calentura porque se trata de la parte del cuerpo con menos pelo.  El cambio también se siente en las patas, la nariz y las orejas.

Sin embargo, esto solo nos dará pistas de estar caliente. Un perro con fiebre debe recibir la revisión y el tratamiento adecuado y, para ello, es necesario usar el termómetro para perros; evita el de humanos. Debes lubricar el  termómetro e introducirlo por el recto del animal unos dos centímetros. sEpera un par de minutos y luego desinféctalo. ¡Cuidado, que no se rompa cuando la mascota se mueva!

Remedios para calmar la calentura en los caninos

Ya hemos aprendido cuándo tiene fiebre un perro, ahora es momento de empezar a brindarle todos los cuidados requeridos. Es indispensable el diagnóstico de un veterinario, sin embargo, hay algunos cuidados que se pueden tomar desde casa para hacer una recuperación más rápida. Además, ellos merecen ser consentidos.

Además de las instrucciones del veterinario, algunos cuidados adicionales en casa son de mucha ayuda

pexels.com

Seguir paso a paso las instrucciones del especialista es indispensable; además, toma en cuenta los siguientes consejos:

  • Mantenlo hidratado. Aunque en ocasiones se nieguen a beber agua, debes hacerlos tomar; para ello, trátalo con cariño y ayúdalo colocando una pequeña jeringa sin aguja en su hocico, e ínstalo a beber.  
  • Báñalo y, con la ayuda de toallas, sécalo. Esto ayudará a refrescarle el cuerpo. Si se niega a estar en el agua, te tocará humedecer una toalla y pasarla por todo su cuerpo haciendo mayor énfasis en las axilas y en la ingle.
  • Si lo vas a bañar, usa agua a temperatura ambiente; con el agua fría puedes provocarle un shock.
  • Mójale las patas y las orejas, luego, colócalo frente al ventilador.
  •  Cuando tienes fiebre sientes frío, ¿verdad? Lo mismo ocurre con tu canino. Colócale una cobija para protegerlo, sobre todo si está temblando.
  • Consiéntelo. Una mascota es parte de tu familia. Cuando el perro se ha enfermado, es preciso darle amor y estar a su lado la mayor parte del tiempo. No le permitas sentirse solo.  
  • No le des medicamentos para humanos. Su organismo es completamente diferente al tuyo y podrías ocasionarle daños si le das ese tipo de medicinas.
  • Déjalo descansar. Busca un ambiente en casa que esté lejos del día a día.  Aléjalo de los niños y atiéndelo.

Si luego del tratamiento no quieres volver a colocar el termómetro en su recto, entonces debes poner mucha atención a su nariz, pues por allí podrás determinar si tus cuidados han surtido efecto. Recuerda siempre acudir al veterinario; él tiene la última palabra. Además, solo él puede dar un diagnóstico certero y  definir las causas de la enfermedad y el tratamiento a seguir. Así,  tú podrás tomar las medidas para evitar que esto vuelva a ocurrir.

Darle cariño a las mascotas ayudará a su pronta recuperación

pixabay.com

Artículo siguiente