Aprende estos cinco modos naturales para saber cómo blanquear la ropa

Aprende estos cinco modos naturales para saber cómo blanquear la ropa

Otro aspecto por el cual la prenda se destiñe de color amarillo es el  cambio de composición del tejido, que cambia con los meses y comienza  a absorber luz del extremo azul del espectro en lugar de reflejarla. 

¿Qué es el blanqueador de ropa convencional?

Este químico tiene como principal secreto reponer la franja de luz azul que debe ser reflejada en la tela mediante un tinte fluorescente que absorbe la radiación ultravioleta, y elimina  la suciedad acumulada en los tejidos.

Soluciones rápidas encontradas en el hogar para quitar lo percudido de las prendas

El uso de detergentes ha sido el resultado de muchos daños en el medio ambiente, sobre todo en los  ríos y mares. Por tanto, es necesario contribuir con pequeñas acciones y no seguir concurriendo al calentamiento global, problemática de gran repercusión en la actualidad.

Soluciones rápidas encontradas en el hogar para quitar lo percudido de las prendas

images.unsplash.com

Leche de vaca

El uso de este líquido ha sido defendido por muchas personas por su buen efecto blanqueador en la piel, pero también es posible conseguir la misma acción en la prenda, sobre todo en el algodón de sábanas y mantelería.

Modo de empleo

En un pequeño cuenco con leche se coloca la prenda. Se pone a remojar por aproximadamente unas cuatro horas y luego se enjuaga como de costumbre. De no conseguir el resultado deseado, puedes aplicar tantas veces sean necesarias.

El milagroso bicarbonato de sodio

Por ser un producto económico y tener una presentación en polvo, su acción abrasiva profunda en los tejidos permite blanquear rápidamente; además, vuelve  la ropa suave y deja un gran rastro de buen olor. Es un producto muy recomendado por las abuelas para manchas de grasa, lodo, frutas, etc. Aquí te dejamos algunas preparaciones.

Modo de empleo

  • Preparación 1: incorpora media  taza de bicarbonato a un litro de detergente biodegradable. Puedes aplicar esta mezcla en tus prendas remojadas en agua tibia, pero no abuses de su uso. Colócalo preferiblemente en prendas blancas.
  • Preparación 2: para manchas de óxido, puedes aplicar directamente una cucharadita de bicarbonato con dos cucharadas de zumo de limón. Deja remojar hasta que no notes más la mancha.
  • Adicional: puedes incorporar una taza de vinagre a ambas preparaciones para conseguir un efecto desodorizante en las prendas. Recuerda enjuagar muy bien luego de echar las mezclas.

Modo de empleo

images.unsplash.com

Agua oxigenada H2O2

También conocida como peróxido de hidrógeno, es un líquido con una acción muy similar al cloro. Al entrar en contacto con el tejido por primera vez , el blanqueamiento es prácticamente inmediato . La labor de este producto es  eliminar todas las moléculas de oxígeno de la superficie donde es aplicada. Este producto puede aclarar superficies de madera muy oscuras y más. 

Modo de empleo

  • En el ciclo de lavado habitual de tu ropa, agrega media  taza de peróxido al 5% o 3% con el detergente. 
  • Realiza una pasta con una cucharada de bicarbonato y dos cucharadas del agua oxigenada y pon directamente en la mancha del tejido. ¡Es también muy eficaz!

Amoníaco y peróxido

El amoníaco tendrá el efecto deseado para las manchas más difíciles, pero su uso no debe ser habitual porque trae irritaciones en las vías respiratorias, piel y garganta. Mezcla dos cucharadas de peróxido con dos de amoníaco. Pon esta mezcla  directamente en la mancha generada en el cuello y las axilas de las camisas, por ejemplo.

Vinagre tradicional, blanqueador de ropa natural

Este producto es económico y seguramente lo tenemos en nuestras casas. Remueve la suciedad fácilmente sin dañar las telas.

Modo de empleo

  • Coloca vinagre directo en las manchas y déjalo actuar por una hora aproximadamente. ¡Sorprendente resultado!
  • Puedes colocar media taza en el ciclo de lavado normal; esto te ayudará a quitar pelusas y suavizar las telas.

Modo de empleo

images.unsplash.com

Zumo de limón

Es un astringente natural para blanquear la ropa percudida con las manchas más difíciles. Puedes usarlo en los trajecitos de bebé delicados, empleando media taza del jugo en la mancha y frotando con un pequeño cepillo hasta conseguir su desaparición. En los siguientes puntos te contaremos cómo emplearlo en otras soluciones.

El buen efecto del limón y la sal

Prepara la siguiente mezcla usada para las prendas blancas de mezclilla  : jabón en panela, una cucharada de sal y el jugo de dos limones. Restriega con un cepillo pequeño con mucha fuerza y enjuaga. 

Limón en agua hirviendo

Pasar las manchas al color blanco de las medias es un procedimiento que toma su tiempo si usas elementos no eficaces, pero si pones a hervir en una cacerola agua, un cuarto de taza de peróxido y una taza de limón junto a las medias, conseguirás un excelente resultado.

Sábanas blancas secadas al sol

Seguramente contarás con un espacio amplio para poder secar la ropa al aire libre.  Es momento de aprovecharlo para que puedas estar tan feliz como en el dibujo de lavar ropa del producto. Y es que la felicidad te la decimos por una razón especial, pues  la tela no se encoge, permite dejar el aroma del suavizante en la ropa, da más duración al tejido de las prendas y ¡es gratis! ¡Cero gastos de electricidad!

Sábanas blancas secadas al sol

images.unsplash.com

Mantener el color de telas blancas

El cuidado de la ropa blanca es necesario para una perfecta conservación en su presentación, olor y color brillante, por tanto, te dejamos los siguientes consejitos que deberías tomar:

Secar al sol

Es una buena práctica porque, además, evitas el  uso excesivo de artefactos eléctricos que intervienen en la contaminación del medio ambiente.

Pendiente con el agua

Procura que el agua para lavar la ropa no esté turbia. Puedes utilizar siempre agua tibia para conseguir  suavidad y desprender más fácilmente la suciedad.

Borato de sodio

Puedes utilizar este compuesto, comercializado en polvo y también conocido como bórax, diluido en agua. Este producto vuelve suave la ropa; además, es  bueno para mantener las telas blancas. Es un compuesto fuerte usado también como insecticida; procura usarlo con cuidado.

Evita el contacto de perfumes con la tela

Por años hemos echado perfume a las prendas porque queremos oler muy bien, pero, en realidad, esto contribuye a su deterioro. Intenta enfocarte en los lavados para obtener un buen olor de la ropa y no uses más el perfume en ellas. También el contacto del desodorante en las telas es sumamente dañino, ¡cuidado!

Prendas de poliéster y su restricción

A este tipo de tela no se le puede blanquear con detergente o cloro, pues lo deterioran. Usa las mezclas naturales para conseguir el blanqueamiento deseado.

blanquear la ropa

pixabay.com/jill111/wnews

Últimos tres artículos sobre temas similares:

  1. Cómo eliminar para siempre las chinches de cama
  2. Trucos para limpiar plata en tu casa
  3. Maneras de cultivar una planta de jengibre dentro de tu casa
Artículo siguiente