Una mujer cansada antes de la boda fue a la peluquería y después de 7 horas salió de allí siendo una verdadera belleza

Una mujer cansada antes de la boda fue a la peluquería y después de 7 horas salió de allí siendo una verdadera belleza

Algunas veces sentimos que nos hace falta un cambio de look, no solo porque estemos cansadas de lucir igual, sino porque a veces hemos descuidado un poco nuestra apariencia en medio de nuestras actividades diarias.

Es por ello que nunca está de más darnos la oportunidad de un cambio y acudir a los profesionales, especialmente si se acerca un día especial en nuestra vida.


Cuando hemos descuidado un poco nuestro look, a los estilistas les puede costar un poco cambiar nuestra apariencia debido a que querrán dejarnos satisfechas con el cambio. Esto es algo que por experiencia sabe la peluquera de Florida, Sara Pestella.


Una de sus experiencias más alucinantes y también muy complicada fue con su cliente Holly, quien unos días antes de su boda quiso hacerse un cambio radical y sí que lo logró con la ayuda de Sara.


Holly pasó mucho tiempo sin atender su cabello, hasta el punto que dejó que este creciera sin siquiera aplicar un tinte. Así, su melena lucía un poco reseca y con los extremos dañados.

Holly dijo a Sara que para que una mujer se viera hermosa debía tener el cabello largo, pues esto se lo advirtió su padre cuando ella era más joven. No obstante, esto no es siempre una verdad absoluta, pues muchas chicas lucen increíbles con el cabello menos largo de lo habitual.


Sara puso manos a la obra en el cabello de Holly e hizo lo que mejor sabe: demostrar que una mujer también puede verse espectacular con el cabello corto y al mismo tiempo verse diferente.


Con este sorprendente cambio, Sara quería que Holly tuviera mucha más confianza en sí misma y resaltar las facciones delicadas de su rostro. Finalmente, Sara trabajó 7 horas en el cabello de Holly y con la ayuda de otros 4 profesionales.


Cortaron su melena, y poco después tiñeron su cabello de un rubio muy brillante. Su último paso fue maquillarla y le dieron indicaciones con respecto a su atuendo. ¡Vaya que valió la pena tanto esfuerzo!


La historia de Holly puede ser de inspiración a muchas chicas que debido al agotamiento del día a día no le dan ese cariñito a su pelo, así que si este es tu caso, ¿qué esperas para consentirte?


¡Bonus! Vídeo: Los ideales de belleza en distintos países del mundo


Artículo siguiente